Crónica/Resumen musical de DOWNLOAD 2017

Tras el artículo anterior / general / resúmen / dos visiones que publicamos previamente, es el momento de ir con las crónicas del festival en sí, a modo de resúmen (como hemos dicho muchas veces, es imposible en un festival de estas características cubrir, contar y mostrar todo), así que aquí tenéis a modo de visión genérica cómo ha sido la primera edición de Download Madrid para nosotros: 

JUEVES 22 DE JUNIO (Primer Día)

Llegamos temprano, con la moral bastante alta, para recoger nuestra acreditación y disfrutar de un Festival que a priori nos daba la oportunidad de disfrutar de muchas bandas y artistas que no vemos desde hace tiempo y que nos apetecía degustar. A destacar la buena organización en la caseta de prensa (sin apenas colas), y todo ufanos para dentro, como un toro a punto de salir de los corrales. Tras la primera bofetada de calor, el primer golpe de realidad, en la actuación de A DAY TO REMEMBER…

Poco a poco fuimos tomando conciencia de la tortura que nos esperaba ese día…La banda de Florida me dejó absolutamente frío (en contrate con la canícula reinante). Temas como “All I want”, “Paranoia”, “Exposed”, aburrieron soberanamente a este humilde escriba y puso rumbo a la zona habilitada para la prensa, donde conseguir la salvadora botellita de agua (de 33cl) que me permitió sobrevivir durante toda la jornada (convenientemente rellenada cada media hora en el grifo del servicio) al que debía de acudir con más frecuencia de la que me imaginaba… No triunfaron con una propuesta tan edulcorada y deslavazada los del cantante Jeremy Mackinnon.

Tas estas pequeñas desventuras, nos dimos un pequeño garbeo por la plaza donde estaban situados los escenarios 3 y 4 (vimos un rato de la banda madrileña JARDÍN DE LA CROIX y su rock progresivo semi-instrumental) y vuelta a las andadas a empaparnos de agua para poder continuar. Tras esta última incursión, disfrutamos de las actuaciones de FIVE FINGER DEATH PUNCH (de lo más interesante que vimos ese día) una banda de punk-rock bastante sólida y consistente, que amén de sus incisivas canciones: “Never Enough”, “Coming down”, “Wrong side of heaven” se marcaron punteras versiones: “We will rock you” de QUEEN y sobre todo el “Bad Company”, de la banda homónima, que nos dejó un excelente sabor de boca, del mismo modo que la inmortal “House of the Rising sun”, con la que cerraron un set demoledor pero muy agradable. A destacar el magisterio de su batería, Jeremy Spencer, contundente como pocos y el buen hacer del resto de la banda, Jason Hook y Zoltan Bathory en las seis cuerdas, y Chris Kael al bajo.

Tras un nuevo peregrinaje a por el líquido elemento y dado que los GOJIRA no son santos de mi devoción, y que tampoco aguanto mucho su metal volcánico (pese a ser una de las bandas punteras del día y que mejor afluencia y respuesta obtuvieron), opté por la primera salida del recinto para degustar un rico bocata de jamón serrano a precio más acorde con nuestra economía. Con las pilas cargadas, volvimos al recinto para disfrutar de LINKIN PARK, una banda que ha evolucionado hacia un sonido casi ‘indie’ repleto de samplers y sintetizadores, que más bien parecía una de esas formaciones que hacen las delicias en el FIB de Benicassim, que los antaño Nu-metaleros en un encuentro de tamaña enjundia. Facturaron una popera y atmosférica función, donde regalaron algunos clásicos como “One Step closer” o “Faint”, intercaladas con piezas más flojitas como “Burn it down” o “Wasteland”. Eso sí, mucho público (joven y no tan joven) con ellos…

En paralelo actuaban los gallegos PORCO BRAVO en el escenario 4, con un sonido muy escaso para lo que en ellos es habitual, lo que no impidió que una centena de incondicionales disfrutaran de lo lindo con las locuras de Manu y compañía, pero tras asistir al arranque de su show (disfrutamos de los primeros 15 minutos) pensé, con buen criterio, que lo sensato y razonable era volver al escenario principal, ya que -mejores o peores-, a LINKIN PARK no se los ve todos los días. Y a la postre fue una actuación histórica ya que, sin saberlo entonces por supuesto, pocos días después recibíamos el jarro de agua frís de la muerte, suicidio, de su cantante.

Hubo desbandada generalizada tras la actuación de los californianos, pero atraídos por el encanto del rock del desierto y los efluvios del lado oscuro de la luna, seducidos por la licantropía del sonido pedregoso (con ese eco viejuno a lo BLACK SABBATH), nos quedamos a ver los primeros temas de MONSTER MAGNET, tan punteros y en forma como de costumbre. Tonadas como “Dopes to infinity”, “Radiation Days” o “Power-trip” (stoner-rock de altura) casi hacen que perdiéramos el último Metro (y hubimos de espabilar, corriendo como posesos a la siguiente estación) pues en San Fermín-Orcasur ya no admitían más viajeros (el andén estaba literalmente colapsado) y con la lengua fuera llegamos a la estación 12 de Octubre, para introducirnos como pudimos en un vagón (atiborrado también hasta los topes) y poner fin de este modo, a una quijotesca jornada inicial.

Debajo podemos ver una completa galería de fotos del primer día del festival, con representación tanto de las bandas de las que hablamos en el artículo como de más conciertos que pudimos ver y retratar a lo largo del día:

VIERNES 23 JUNIO (Segundo Día)

Dadas las fatigas acontecidas en la primera jornada, lo razonable fue no arriesgar lo más mínimo e ir a tiro hecho, como se suele decir, en la segunda jornada. Por tal razón, este pequeño saltamontes sacrificó la actuación de HAMLET (un grupo al que tenemos bastante afecto, y con el que habitualmente nos divertimos un montón), pero programado en esta ocasión en plena calorina de sudor y sangre (con el termómetro marcando 39º, a pleno sol, a las siete y media de la tarde) y también prescindimos casi por completo de los suecos OPETH, éstos más vistos por estos lares, más por repetición y hastío que por gustos personales. Aún así, vimos la parte final de su actuación, que los de Mikael Akerfeld son ya unos clásicos y a nivel de progresivo duro y oscuro unos maestros en directo.

Ya estábamos a tope en el recinto, con menos calor obvio, para disfrutar de la actuación de THE CULT (que sí es banda nuestra de cabecera, de toda la vida…). Pero como en DOWNLOAD 2017 nada era lo que parece, Ian Atsbury y Billy Duffy, facturaron un recital mediocre, para cumplir y cubrir expediente, sin ninguna pasión, a pesar de la buena labor de los escuderos del combo, Chris Wyse al bajo y el rotundo John Tempesta (ex TESTAMENT entre otros ilustres) a la batería. Encima estuvimos apretados como sardinas en escabeche, pues la manada se arrejuntó en el escenario principal, para ir tomando posiciones, en espera del concierto de la jornada, SYSTEM OF A DOWN. De hecho, el a priori electrizante recital de THE CULT (autores de inmortales álbumes como “Electric”, “Sonic Temple” o “Ceremony”) importaba bien poco a una mayoría de asistentes, las cosas como son… que estaban en el festival equivocado.

Dada la frialdad del personal y que nuestros protagonistas se lo tomaron como si estuviesen de vacaciones, los ingleses pasaron por el festival sin pena ni gloria. Desde las primeras andanadas, con himnos como “Wild Flower”, “Rain” o “Peace Dog” visualizamos que la cosa no terminaba de arrancar, incluso dos clasicazos como “She sells sanctuary” o “Sweet Soul Sister” pasaron casi desapercibidas, hasta los tímidos aplausos del ‘respetable’ en el tramo final, con “Lil’ Devil”, “Fire Woman” o “Love Renoval Macine”. Para despedirse, Ian Atsbury recordó al poeta Federico García Lorca (recomendando su lectura) y se quedó tan pancho… Salieron escopetados rumbo a un mejor destino (actuaban al día siguiente en el Azkena, en loor de multitudes, según nos contó un pajarito, que fue más listo que nosotros y se refugió en las verdes y húmedas veredas de Gasteiz).

Algún compañero me recomendó que me quedase en la buena posición (en las primeras filas) en espera de la descarga de los cabeza de cartel de esa jornada, pero como culo inquieto que soy, me picaba la curiosidad de zambullirme en el pesada descarga de unos tórridos MASTODON, que a mitad del show, no nos terminaron de enganchar con su épica cargante y subida de decibelios. Así que mutis por el foro, y a por otro buen piscolabis en las inmediaciones del recinto, que los precios locales eran excesivos y poco amigos de nuestros justos bolsillos de roqueros pobres. Eso sí, la masa metalera con el pulgar arriba con unos MASTODON que con los años se han convertido en una de las bandas de referencia del nuevo rock y metal “vintage”. Una banda que, además, son animales de escenario 100% y que, gustos aparte, no son malos precisamente ni tienen malos temas.

Pero era el momento del cabeza de cartel… Entré con el recital de SYSTEM OF A DOWN recién comenzado me costó acabarlo. La jauría pegajosa de borrachuzos, monitos saltarines (como androides de gimnasio barato) y cafres de variado pelaje, terminaron por amargarme la función, una actuación a mi entender bastante grisácea donde los temas se estiraban como si fueran chicle, mascado una y otra vez, y que, a decir verdad, gustó a ciertas personas de mi entorno, pero que a este humilde escriba (con más kilómetros de rock’n’roll a sus espaldas que la ruta de la seda), le pareció una vulgar sesión de aerobic para personal amaestrado y niñatas en edad de merecer… Por cierto, no tenemos fotos de ellos porque al ser el grupo estrella de cartel no acreditaron a todos los fotógrafos presentes a su actuación… mala suerte. 

Cuestión de gustos, insisto, que la mayoría salió encantando de haber visto a SYSTEM OF A DOWN por primera vez… o recuperarles de nuevo tras la reunión hace unos años, pues la última actuación en España data de más de 12 años atrás. Los temas estrella los podéis imaginar y es que “Chop Suey” o “Toxicity” entre otros forman ya parte de la banda sonora de una generación… que no es la nuestra, todo sea dicho. Ellos están en buena forma y la gente con ellos entregados, pero nosotros hemos visto este verano clásicos mucho más mayores sudando y sonando más y mejor, las cosas como son. Cuestión de gustos y también generacional supongo, y contra eso no se puede luchar… ni negar que muchos de los presentes compraron la entrada de Download por ver a los armenio/americanos en acción, así que punto en boca por nuestra parte (una vez expresada la opinión, eso sí).

Eso sí, salí escopetado para el Metro rematando los bises, para que no me ocurriera lo del día anterior. Me quedé con muchas ganas de los BAT SABBATH (versiones de BLACK SABBATH interpretadas por los CANCER BATS… algo así como lo que hizo Abbath de INMORTAL con temas de MOTÖRHEAD en Barcelona) pero otra vez será. Que en estas condiciones una retirada a tiempo es una victoria segura…

Lo dicho, completa galería de fotos (sin imágenes de SYSTEM, una pena), en el reproductor de debajo, con imágenes de los citados y de más bandas que pasaron el viernes por el festival en la Caja Mágica madrileña:

SABADO 24 JUNIO (Tercer Día):

El tercer día, el calor fue más llevadero y una ligera brisa inundó el recinto, lo que se agradeció un montón. Un día bastante raro (musicalmente hablando) donde se combinó el heavy-metal clásico de bandas como ICED EARTH, la única banda realmente “heavy” del cartel (y donde también nos dio la impresión que estaban fuera de lugar) o los suecos IN FLAMES, con el magisterio de los fineses APOCALYPTICA (en una demostración de poderío brutal, consagrando su repertorio a los clásicos de METALLICA, desde las primeras puñaladas “Enter sandman” y “Master of Puppets” a las últimas gemas: “Battery”, “Orion” o la maravillosa “One”, que hizo nuestras delicias), pasando por el metal oscuro y “satánico” (e industrial) de MINISTRY o los siempre agradecidos SUICIDAL TENDENCIES. Los de Mike Muir cuajaron un espectáculo bastante ameno y divertido, en paralelo a los grandes colosos de la noche, PROPHETS OF RAGE, esa curiosa y enigmática amalgama de combos históricos como RAGE AGAINST THE MACHINE y CYPRESS HILL (con la siempre alargada sombra de PUBLIC ENEMY a sus espaldas).

Podemos destacar, entre las bandas más desconocidas, a unos KVERTELAK que pasan sin despeinarse de un rock n´roll rudo y musculoso a un metal más moderno y cavernoso sin despeinarse, incluso con retazos de heavy metal. Muy buena imagen, actitud, sonido e impresión general… y el año que viene de gira con METALLICA, ojito. IN FLAMES y MINISTRY son dos clásicos quizás algo venidos a menos, por aquello de los bandazos de los últimos años y que han perdido sin duda popularidad, pero eso no quita que en directo sean valores seguros e interesantes de ver. Después, IN FLAMES obviamente andan lejos de sus años de gloria, y cada vez más “modernos” y menos deathmetaleros, pero en directo siempre funcionan, tienen una gran legión de seguidores… y fueron una de las bandas con mejores luces y show en general del día. Luego nos remitimos de nuevo a la máxima de los gustos, que nosotros somos más de pantalones ajustados y camisetas negras que de gorras y pelos cortos, pero los grandes siempre lo son… aunque sólo lo sea por defender nombre y legado.

Tom Morello y compañía (PROPHETS OF RAGE) fueron a la postre los verdaderos héroes (al menos el sábado) de un festival que nos dejó los huesos quebrantados y las fuerzas menguadas, después de tanto bullicio. De cualquier forma, mereció la pena volver a disfrutar diamantes para la eternidad de la talla de “Testify”, “Take the power back” o “Guerrilla Radio”, rap-metal de gran altura, que finalizó al ritmo de “Bulls on Parole”, uno de los grandes clásicos de RATM, y la sempiterna “Kill in the name”, no sin antes recordar a Chris Corrnell (el fallecido y legendario vocalista de SOUNDGARDEN y AUDIOSLAVE –banda con la que compartieron obviamente muchos años la mitad de los músicos que estaban sobre el escenario-). Quizás demasiados rapeados y “saltimbanquis” para unos y perfecto fin de fiesta (como banda grande) para un festival como DOWNLOAD para otros.

De este modo, y tras retazos de NOFX, (como excelentes representantes del punk rock divertido y garajero que más adelante popularizaron ya OFFSPRING y GREEN DAY con menos actitud y menos caña y chinas en las letras), con el cuerpo destrozado, volvimos a casa, en un Festival abrasador que tardaremos bastante en olvidar, con todo lo bueno y también lo malo que vivimos a lo largo de tres jornadas bastante sufridas. En 2018 más y seguro que mejor, ¡hasta el año que viene DOWNLOAD!

Y sí, debajo tenemos una muy profusa galería de los grupos que tocaron el sábado, cabezas de cartel incluidos (esta vez sí), con variedad estilística y musical para todos los gustos:

P.D. – Aquí podemos ver algunos de los setlist de las bandas del Download 2017:

Texto: Fran Llorente y Corsarios

Fotos: Yolanda Moreno

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »