Crónica y fotos del concierto de FISH hace unos días en Madrid

IMG_6959FISH: 17 de febrero (sala Caracol, Madrid)…

Venía Derek WIlliam Dick a Madrid, ¡huy, perdón!, quise decir Fish, por todos conocido debido a su paso por , la banda más famosa del neo-prog surgido en UK en los 80. Por todos conocidos y recordado, como decía… menos por él mismo. Me explico: no hace mucho el señor Fish comentaba en entrevistas que pensaba en retirarse para 2017, sacar un disco más, sacar algún remaster y a otra cosa, mariposa. Lo que convertía esta visita a España, seguramente, en la última.

Tras tener que mover conciertos de fecha a finales del año pasado por motivos de salud, volvió a anunciar fechas para toda la gira cancelada excepto España, dando primero como excusa que no encontraba salas acorde a las características necesarias para él, aunque después reculó y dijo que intentaría encontrar fecha disponible pero dando un tirón de oreja a sus fans y seguidores en España, aduciendo a que las ventas de su último disco habían sido ridículas y que la venta de entradas antes de la cancelación no llegaba a 300 entre Madrid y Barcelona. Pues con este panorama todo apuntaba a que no volvería a pisar territorio patrio, ¿no os parece? En nuestra opinión, a pesar de ser gira de presentación de su disco, sería un detalle para los pocos fans incondicionales que tienes, y que muchos te siguen desde tiempos de entonces, que dieras un concierto repasando de manera amplia toda tu discografía. Especialmente los temas que te han colocado en lo más alto. Resumiendo, ¿por qué cojones no tocas más temas de…?

«Do you remember chalk hearts melting on a playground wall

Do you remember dawn escapes from moon washed college halls

Do you remember  songs has to be played

Do you remember I thought we all still had hair»

Quizás los allí presentes podríamos haber entonado esta modificación del inicio de «Kayleigh», y lo mismo le hubiera hecho gracia. De hecho, él mismo bromeó con la falta de pelo tanto suya como de muchos presentes, y quizás nos hubiera obsequiado con algún tema más de su época más recordada como artista. Aunque bien es cierto que también nos podría haber respondido:

«Please excuse me, I never meant to break your heart

So sorry, I never meant to break your heart» 

IMG_6992Bueno, ya me he desquitado, y ahora vamos a hablar del concierto sin los prejuicios de un fan que óolo espera escuchar temas de los inicios de la carrera de Fish. El concierto se abrió tal como lo hace su nuevo disco, «Feast of Consequences», con «Perfume River», un tema largo, de más de 10 minutos, pero que contiene momentos bastante épicos, y que parece por momentos ir despertando al público. Fish con un gesto hizo levantar las manos a los asistentes, para entrar en calor, dando palmas por primera vez. Quién tuvo, retuvo, y trucos de frontman se tiene que saber unos cuantos.

Siguió el concierto con el tema título del disco que estaba siendo presentado, «Feast of consequences», que el técnico consigue nivelar el bajo, que sonaba bastante alto. El veterano cantante galés fue ajustando su voz, mientras se  contoneaba y movía por el escenario. Así se despachaba el primer cuarto de hora de concierto, con primera parada para hablar con los asistentes incluida, a pesar de la dificultad idiomática, ya que el español de Fish es nulo pero trato de estar muy comunicativo con el público, incluso se refirió a esa barrera que se crea, el llamado cuarto muro, que aleja a músicos y seguidores a veces. Él quería romperlo, estar en contacto con la gente, y supongo ayudó que muchos de los asistentes entendieran / hablaran inglés, o eso parecía, ya que cuando Fish lo preguntó, mucha gente levantó la mano (muchas más de las que yo esperaba).

Atacó, a continuación, con el tema «Manchmal» de su disco previo «13th Star», y tras él, volvió a hablar con el público. Pidió perdón por empezar tarde el concierto, y felicitó la Navidad y el Año Nuevo, a modo de disculpa también, ya que el show estaba programado originalmente para unos meses antes, pero Fish suspendió parte de esa gira por enfermedad, como ya he dicho. Y por último saluda al personal y bromea comentando la de tiempo que ha pasado ya, que hace mucho que no veía a algunos, haciendo referencia a cómo brillan las calvas con la luz de los focos, la suya la primera.

Toda una retahíla a la que pone fin tocando otro tema de «13th Star», «Arc of the Curve». Incluso antes de este tema ya le habían pedido que se tocara algo de MARILLION («Assassing» concretamente), a lo que respondió negativamente, pero dijo que a lo largo de la velada se podrían escuchar temas nuevos y antiguos, y que era interesante ver la relación de su música a lo largo de los años. Ciertamente, estos dos temas pasaron sin pena ni gloria. Fish nos preparó para la «High Wood Suite», que son 5 temas de su nuevo disco que cuentan la batalla de High Wood en la Primera Guerra Mundial, donde su abuelo participó. De manera bastante extensa, contó cómo a lo largo de su vida fue enlazando casualidades alrededor de este lugar y suceso, que finalmente acabaron llevándolo a visitarlo. Quedó altamente impactado y decidió escribir esta pieza para plasmar lo que allí sucedió y los horrores de la guerra. Se la dedicó a todos los caídos, hombres, mujeres y niños, por cierto.

IMG_6796Es una pieza emotiva, que consigue llegar al público, ya el tema inicial «High Wood» eleva el nivel del concierto. El público conectó muy bien, ayudado en gran medida por las imágenes que se mostraban a través de una pantalla para dar soporte a la historia, considero que le aportaban un aspecto visual importante. Una vez desgranada la suite al completo (las otras canciones son, recordemos, «Crucifix Corner», «The Gathering», «Thistle Alley » y «The Leaving»), engancha con el primer clásico de su etapa en MARILLION. Así, del disco «Clutching at Straws» suena «Slàinte Mhath», y obviamente la gente se emocionó y comenzó a corear el tema con la dirección de Fish, que ya alcanzaba un nivel vocal muy óptimo.

Siguió con un par de cortes antiguos, pero de su carrera en solitario, concretamente, los dos primeros temas de «Vigil in a Wilderness of Mirrors», «Vigil» y «Big Wedge», que ambos fueron singles de ese disco. Aunque a mí personalmente el tema «Big Wedge» no me hace mucha gracia y, aunque se sostiene por sus letras, a nivel musical no me hace tilín, pero bueno, cuestión de gustos. El siguiente par sí que contó con mi total aprobación, y no solo la mía sino también la del resto de los presentes: «Windswept Thumb», quinto paso de la famosa «Bitter Suite» del «Misplaced Childhood» de su ex banda, y que enganchó sin detenerse con «Heart of Lothian». Creó fue el culmen de la noche, pues el público no podía gritar más alto aquello de ¡wide boys!, ¡wide boys!, parecían todos ser oriundos de Lodainn.

Se retiraron del escenario, pero no tardaron mucho en volver a salir para encarar el primer bis «Incubus» del «Fugazi» de MARILLION. Obviamente, apostaban sobre seguro para el final. Aquí hubo un desagradable incidente durante el tema, y es que, en un alarde de habilidad y rapidez felina, Fish, se abalanzó sobre una cámara enganchada a un palo de selfie, que estaba grabando y se la arrebató a su dueño. Antes de comenzar el concierto, en una pantalla visible en la parte superior izquierda del escenario, claramente (en inglés) se decía que no estaban permitidas grabaciones más allá de pequeños clips para uso personal. ¡Y vaya si cumplió con su palabra!, que de hecho, durante el tema le dedico un par de gestos feos al susodicho, que su excusa no pudo ser que no lo avisaron pues yo mismo ví  como le dieron el toque un rato antes. Pero Fish que tiene muchas tablas, siguió cantando como si tal cosa, y el tema no se resintió.

Se volvieron a marchar, y reaparecieron para un último bis, «The Company», que puso fin a una velada, que yo esperaba que hubiera sido más larga. La gente aplaudió mucho el final, se veía que le tenían ganas, y sobre todo que podía ser la última vez que lo vieran. De todos modos, pienso que podría haberse estirado algo más y dar más cancha a los temas de MARILLION y también de su pasada carrera, pues esto fue un simple concierto de presentación de un disco.

Respecto a los músicos, a los cuales presentó, no comento nada, porque es que no hay mucho que decir. Enen general cumplieron decentemente con su trabajo, perdón, se dedicaron a tocar y esto lo hacían decentemente… ahora, dar espectáculo, cero patatero, ni contacto con el público, ni movimiento, ni nada de nada. Creo que Fish podría contar con unos músicos que, además de solventes, fueran entretenidos en lo visual y animaran el ambiente. Pero bueno, no digo más a ver si me van a cantar eso de:

«I am the assassin, with tongue forged from eloquence». 

Texto: Gonzalo Mora «The iron matron»

Fotos: Juan Antonio Seves 

IMG_6956SETLIST:

  1. Perfume River
  2. Feast of Consequences
  3. Manchmal
  4. Arc of the Curve
  5. High Wood
  6. Crucifix Corner
  7. The Gathering
  8. Thistle Alley
  9. The Leaving
  10. Slàinte Mhath
  11. Vigil
  12. Big Wedge
  13. Windswept Thumb / Heart of Lothian
  14. Incubus
  15. The Company

Comments

One thought on “Crónica y fotos del concierto de FISH hace unos días en Madrid”

  1. Pingback: FISH tocará íntegro “Misplaced Childhood” en el 30 aniversario del disco |
  2. Trackback: FISH tocará íntegro “Misplaced Childhood” en el 30 aniversario del disco |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »