Crónica de DEAD DAISIES en Madrid

¡Cómo nos gustan estos conciertos interfestivales! ¿Un lunes? Perfecto día para disfrutar de una tarde/noche de hard rock de primera línea, en este caso con los DEAD DAISIES en Madrid. ¡Os lo contamos!

Dead Daisies

DEAD DAISIES: Madrid, lunes 9 de Julio de 2018 (sala Caracol)

El rock´n roll es de salas, las cosas como son. Es decir, claro que fue genial ver a los propios DEAD DAISES dos días antes al mediodía en uno de los escenarios grandes del RockFest, en Barcelona. Y son una banda/músicos con experiencia de sobra para desenvolverse igual de bien en entornos de festivales, en recintos enormes (como cuando les vimos teloneando a KISS la primera vez en Madrid y BCN) que en clubs… Pero sin duda es en la tercera opción en la que están en su salsa.

DD

Que sí, todos sus miembros han tocado muchas veces en recintos gigantescos, han estado envueltos en giras mastodónticas y han recorrido el mundo varias veces tanto con WHITESNAKE, DIO, MÖTLEY CRÜE, JOURNEY y demás. Y de repente “te los encuentras” en una sala pequeña sudando todos juntos, escuchándonos las respiraciones y disfrutando de las sonrisas cara a cara… y es donde surge la magia.

Banda de vieja escuela, 4 melenudos (y un batería de vida dislocada y recuperado para la causa), guitarras al 11, sonando de lujo y a demostrarnos porqué el rock n´roll de verdad es tan grande… y se disfruta aún más en pequeño formato. Cierto que por la tarde hubo un pequeño acústico para los primeros afortunados pero permitirme comenzar con el concierto en eléctrico ya. Por cierto, la sala prácticamente llena, algo que no me esperaba siendo lunes y en período totalmente interfestivales (de hecho entre Rockfest y Resurrection/IRON MAIDEN literalmente) y con ellos efervescentes y efectivos al máximo desde el principio.

¿He dicho ya que hablamos nada más y nada menos que de John Corabi, Marco Mendoza, Doug Aldrich, Dean Castronovo… y David Lowy (australiano, creador de la banda y el menos conocido precisamente)? Pues eso, formación de bambalinas, banda de relumbrón y grupazo presentando su cuarto trabajo y demostrando que ese tópico de que el rock n´roll está muerto es una chorrada. Empezando a ritmo de “Resurrected”, de su nuevo álbum y todavía con pocas luces (no sé lo que ocurre con la Caracol, pero siempre hay ciertos problemas con esto).

Doug

Nos piden que hagamos algo de ruido para arrancarse con la tremenda “Make some noise” o nos invitan a bajar con ellos a México en “Down to México”, divertida y rocanrolera al máximo. Todo ello sonando como un cañón (¡qué volumen y nitidez, y calidad –y calidez- de guitarras!) y con la gente entregada. Público veterano, por cierto, y de los que saben apreciar la calidad y la magia de ver a ciertas bandas de cerca.

Una delicia ver una banda sonriendo encima del escenario y la gente respondiendo, se llama química y hermandad roquera. Y además con mensajes positivos desde encima del escenario, como cuando Corabi nos comenta que la paz empieza en nosotros mismos, antes de regalarnos “With you and I”, tras una mastodóntica y musculosa “Fortunate son”. Llegaba el momento del sólo de batería, para que un desmejorado Dean Castronovo (tras años de adicciones indisimuladas que la han dejado fuera de su banda de toda la vida, JOURNEY), que además se atreve a cantar y no lo hace nada pero que nada mal (atención a su reciente disco con otro gigante, Johhnny Gioeli), nos dejara muestra de su arte instrumental.

Por cierto, suena a topicazo pero si esta banda hubiera surgido hace 30 años, o 20, ahora serían gigantescos pero… vivimos en el siglo XXI, amigos, y el rock sólo es gigante si es mainstream o “guay”, que no es el caso. Esto es hard rock vintage, actitud de verdad, imagen roquera de los que saben de qué va esto y sonido 100% auténtico.

Momento acústico

Era el momento tranquilo de la noche, con una parte acústica (con toda la banda a pie de escenario, las cosas como son) que, en mi opinión, se alargó demasiado, utilizando además más versiones de las “recomendables”. De cualquier manera, escuchar la preciosa “Let it be”, por ejemplo, en boca de Corabi y con coros de Marco Mendoza y Castronovo es una experiencia excelente. O que Dean Castronovo se nos arranque por Rod Stewart es un puntazo… sin olvidarse de los temas propios de la banda como la preciosa “Set me free”.

Llegaba la última parte del concierto, volviendo al rock n´roll ampuloso y poderoso de vieja escuela, tras la presentación del grupo, jugando con riffs de canciones superconocidas, y macarrizando uno de los clásicos de los STONES. Así, era el momento de rematar la noche a ritmo de temazos propios como “Long way to go” o “Leave me alone”, tremenda… para cerrar con otra versión (ya digo, el único detalle del concierto que me chirrió un poco, que ya tienen 4 discos), en este caso bordando y casi metalizando un “Highway star” de DEEP PURPLE, con vozarrón protagonista de Corabi y la banda sonando como un tiro (reitero, ¡menudas guitarras!).

Dead Daisies

Y todavía tienen ganas de saludar a todo el mundo y firmar lo que sea y hacerse fotos con todo el que se lo pidió. Así son los grandes, o así deberían ser, y así fue una “anodina” noche de lunes interfestivalera que de repente se volvió más colorida y apasionante de la mano de los grandes DEAD DAISIES.

¡Que llenen la Riviera ya!, pero que sigan tocando en salas “pequeñas”, por favor.

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

Cerramos con la galería de fotos completa del concierto:

¿Vemos como curiosidad uno de los temas en acústico, cantado además por Dean Castronovo?

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »