Crónica y fotos del RIVAS ROCK 2019

Justo antes de comenzar la época de los grandes festivales veraniegos, es perfecto momento para publicar la crónica de uno de los primeros festis de la temporada… el Rivas Rock 2019, con SKA-P a la cabeza.

Rivas Rock 2019

Tras diversas ediciones, muy animadas musicalmente pero fallidas a nivel de público masivo, la sexta entrega de RIVAS ROCK consiguió dar en el clavo (probablemente gracias al tirón de SKA-P) y congregar una multitud, en torno a 15.000 personas, que disfrutaron de casi 12 horas de rock’n’n’roll combativo y a cuchillo, que no dio tregua en ningún momento y donde el respetable pudo relamerse con leyendas de la talla de GATILLAZO, KOMA o BOIKOT.

A primera hora ya se intuía que esta iba a ser una edición distinta, debido a la gran cantidad de coches que se congregaban en el parking del Recinto Ferial (otras veces semi-vacío a esas tempranas horas) y las oleadas de jóvenes que iban entrando al recinto a partir de las 16:00.

Yo

YO NO LAS CONOZCO:

Con un sol de justicia, salieron a batirse el cobre, YO NO LAS CONOZCO, facturando 40 minutos de punk’n’roll bastante animado. Tratando de emular a viejas glorias como las GIRLSCHOOL o las míticas RUNNAWAYS (con Joan Jett y Lita Ford a la cabeza, a finales de los 70), este quinteto madrileño de mozas irredentas se dejaron la piel tratando de empatizar con el aún escaso público que se congregaba a esas horas en el recinto… si bien la marea iba en aumento, ya que uno de los platos fuerte de la jornada, los sevillanos GRITANDO EN SILENCIO, actuaban a continuación…

GRITANDO EN SILENCIO:

La banda de Marcos Molina volvió a demostrar porqué son ya una promesa hecha realidad y el relevo natural dentro del rock urbano, un estilo muy enraizado en nuestro país y que ya va por su quinta generación de músicos, desde que LEÑO, ASFALTO o TOPO hicieran su aparición a fines de los años setenta. GRITANDO EN SILENCIO tienen personalidad propia, y han ido creciendo CD tras CD, hasta llegar a esta cuarta entrega, “Material inflamable”(2018), que apunta directamente a los cielos.

Gritando

Canciones como “Rumbo de colisión”, “Sácame de aquí”, “Actitud” o “Entre tus piernas” hacen las delicias de propios y extraños. A éstas se le se suman auténticos himnos como “A las armas” que no dejan indiferente al espectador, con esa lírica tan combativa que nos invita a utilizar otras herramientas para combatir a un sistema tan dañino como criminal, y que personalmente nos recuerda mucho aquel otro himno anti-militarista que enarbolaran los malogrados SOBREDOSIS en los años ochenta, la inmortal “Alíate”… aunque estén en polos supuestamente lejanos, por época y sonido.

GATILLAZO:

Tras los sevillanos, salió Evaristo, ‘el Rey de la Baraja’(como cantaba Robe Iniesta en una de sus más inspiradas composiciones) al frente de unos desaforados GATILLAZO, con su líder embutido en una samarreta de la selección portuguesa. No es la primera vez que le vemos con una zamarra futbolera (en otros conciertos le hemos visto luciendo la elástica celtiña por ejemplo) por lo que imaginamos cierta afición al deporte balompédico, amén de su eterna vocación por tocar los ‘collons’.

GATILLAZO

Pasión ibérica o no, lo que no faltaron fueron las melodías lacerantes y los fieros guitarrazos, como látigos azotando nuestras sufridas espaldas, en flamígeros himnos como “Porno en acción”, “Lucky Man for You” o “Txus”, antiguas perlas de LA POLLA RECORDS, que desataron la fiebre entre la concurrencia, junto a las ya clásicas piezas de su repertorio: “Mierda para ti”, Capitalismo es sangre”, “Esclavos del siglo XXI” y otras lindas rolas que hacen bailar y montar gresca, hasta al más timorato de los asistentes. Satisfacción garantizada, en pocas palabras.

¿Vemos galería de los primeros conciertos de la jornada?:

KOMA:

KOMA

A continuación KOMA lanzaron un discurso de pura lava volcánica, muy bien hilvanado en torno a los clásicos que han hecho del grupo navarro una banda ineludible dentro del Rock Estatal. Brigi Duke y compañía, con rabia entre los dientes, fueron escupiendo sus piezas más sonadas: “El pobre”, “Imagínatelos cagando”, “Sakeo”, “El sonajero”… más el singular “Marqués de Txorrapelada” que ponen las pilas a tope, siempre con guitarras aceradas y un punto de mala leche, que se visualizó nítidatamente en cortes como “Aquí huelen como que han fumao”, “Mi jefe” o las postreras “No trabajes tanto” y “Bienvenidos a Degüelto”… Chapeau!

La tarde se iba disipando, con una amplia sonrisa entre los allí presentes. El asequible precio de la bebida, también fue santo y seña, y motivo de orgullo para un festival que ya es referente del rock’n’roll más asilvestrado en la Comunidad de Madrid. Tocaba en ese momento un cierto cambio de tercio hacia el rock festivo y desenfadado que protagonizarían primero BOIKOT, y más tarde SKA-P, en loor de multitudes. Vamos con los primeros…

BOIKOT:

Boikot

Algunas novedades presentaron Juancar, Alberto, Kosta Vázquez, Grass y compañía… como la inclusión de un rapero, Julio Maloa (procedente de LA RAÍZ) para amenizar el interludio de varias tonadas… Buen inicio, gracias a las estupendas “Jarama”, “Inés” y “Naita na”. Y la fiesta prosiguió al ritmo de canciones muy bailables como “Bubamara”, junto con otras rolas más candentes, del calibre de “Sin tiempo para respirar”, “Gasolina, vidrio y mecha” o la estupenda “De espaldas al mundo”.

Todo fue coser y cantar en un trasiego muy entretenido, donde los sones balcánicos tipo “Skalasnikov” tuvieron cumplido protagonismo junta a las sempiternas: “Hasta Siempre, Comandante” , “Korsakov”, Cualquier día”, y así, enfilar el tramo final, puño en alto, con el viejo himno minero “Traigo la camisa rota” como intro de “Hablarán las calles”. Notable alto en otro recital que no dio tregua al personal, a cargo de una banda abonada al Rivas Rock, pues ha tocado en 4 de sus 6 ediciones.

SKA- P:

Bien entrada la noche y con las temperaturas en claro descenso, salió el combo más esperado, los vallecanos SKA-P, capitaneados por Pulpul a la voz y guitarra (de nombre real, Roberto Gañan Ojea) y Joxemi como contramaestre en las seis cuerdas (José Miguel Redín, actualmente también guitarrista de LENDAKARIS MUERTOS). Bien secundados por músicos tan solventes como Alberto Iriondo, Txiquitín, a la trompeta y Juanan Rivas al violín. Venían a presentar su reciente elepé “Game Over” (2018), del que despacharon una cumplida ración, empeño un tanto estéril pues faltaron bastantes clásicos en un repertorio irregular, que no dejó a todos contentos.

SKA-P

Puestos a descolgarnos con una visión más ponderada del asunto, habremos de añadir también, que vimos notablemente maduros (quizás un tanto envejecidos también) a unos SKA-P que ya no son como los de antaño, y han dejado atrás aquella banda tarambana y cuasi adolescente que eran en sus comienzos. Sin ir más lejos Pipi abandonó el barco para formar THE LOCOS. Y es que el tiempo no pasa en balde, como diría un clásico.

De todos modos, esto no hizo mella en el ánimo del respetable, que se pasó toda la velada bailando y agitándose como posesos en alegres pogos al ritmo de temas tan pegadizos como “Poder pal pueblo”, “La Estampida”, “Gato López” o “Jaque al rey”, con el actor Eloi Yebra, embutido en diversos papeles, acometiendo divertidas chanzas. También hubo un cumplido recuerdo para el pueblo palestino, en comprometidas canciones como “Intimada”, mientras los SKA-P atizaban a lo divino y humano, leña al mono que es de goma, en perlas como “Crimen Solicitationis” (fustigando al clero católico) o “Tio Sam” (haciendo lo propio con el imperialismo americano) o “Derecho de admisión”(azuzando a los porteros de las discotecas).

Entre zascas, “Los olvidados”, “Kasposos” y “Colores” protagonizaron el tramo final del evento, justo antes de los animados bises, donde hicieron su aparición “Romero el Madero”, embutido en un colorido disfraz amarillo de ‘Piolín’, donde se recordó a los presos políticos. “A la mierda” y el “Vals de obrero” pusieron broche de oro a una velada muy divertida, en líneas generales.

ZOO y TRASHTUCADA:

ZOO

La sorpresa de la noche la protagonizaron, a continuación, los valencianos ZOO, que sonaron como un trueno, gracias a ese ‘crossover’ que manejan de rap, reggae, y ska, con pinceladas de soul y bases electrónicas, cantando en lengua vernácula además. Buenos ritmos y buenas canciones, y cumplido repaso a sus dos trabajos discográficos hasta la fecha: “Tempestes vénen del sud”(2014) y “Raval”(2017) en una madrugada donde ya arreciaba el frío (y que a este humilde escriba le ha costado una posterior faringitis).

Canciones como “El cap per avall”, “Ara estem sols” o “Carrer de l’Amargura” encendieron nuestras neuronas, antes de hacer mutis por el foro, en pos de cuidar nuestra maltrecha salud.

Quedaban TRASHTUCADA para cerrar la fiesta y contentar a los más irreductibles, tocando ya delante de muchos menos asistentes, las cosas como son… pero que no pare la noche, ¿verdad?… El próximo año, más y mejor…

Una gran edición la del Rivas Rock del 2019 y posiblemente la más numerosa de público hasta ahora.

Texto: Fran Llorente

Fotos: Isa García (muchas gracias también a David Collados y a Daniel Cruz por echarnos un cable)

Cerramos con la última galería de la noche (aunque en este enlace de Facebook podemos ver la galería de fotos completa del Rivas Rock 2019), debajo en el slider correspondiente:

Y también, que no falte, una galería de ambiente, público y demás:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »