Crónica de RATA BLANCA Y Walter Giardino’s TEMPLE en Madrid

Noche de lujo y de hard / heavy de primer nivel la que se nos presentaba en La Riviera de la mano de Walter Giardino y sus secuaces (tanto con TEMPLE como por supuesto con RATA BLANCA como cabeza de cartel). Nos lo cuenta Pablo y las fotos son de Esquitino…

RATA BLANCA + TEMPLE:Walter GIardino

Madrid, 29 de noviembre de 2017 (sala La Riviera)

Hacía ya muchos años que RATA BLANCA no visitaba la capital, así que su venida ya era de por sí un acontecimiento (casi 10 años desde la última vez, que se dice pronto)… Pero desde luego que el más difícil todavía estaba en que la banda invitada era TEMPLE, el otro proyecto del guitarra y líder Walter Giardino, que encima en su nueva encarnación de 2018 ha incluido en sus filas a Ronnie Romero (RAINBOW, LORDS OF BLACK…).

TEMPLE

La incorporación de Ronnie a Walter Giardino’s TEMPLE tiene una doble lectura a mi modo de ver, quedando ésta reflejada en el concierto del pasado miércoles. Por un lado el nuevo vocalista hace sonar canciones como “Corte Porteño”  y “Sobre la raya” (con las que arrancaron) muy por encima de las originales que Norberto Rodríguez registró en estudio en el 98. Sin embargo su presencia inclina el setlist a incluir un montón de temas de la saga PURPLE, y, ¿qué queréis que os diga? Está muy bien escuchar temazos como “Mistreated”, “Lady Double Dealer” o “Street of Dreams”, y más si se ejecutan a la perfección, pero TEMPLE es una banda muy difícil de ver y su único disco homónimo no se vio representado ni en el 50% del repertorio.

Ronnie y Walter en acción

Ya pasó lo mismo en aquellos conciertos que hicieron en su día con Joe Lynn Turner (RAINBOW, DEEP PURPLE, YNGWIE MALMSTEEN…), y no entro en valorar que esté ni bien ni mal, pues los proyectos en solitario son para hacer esas cosas que con una banda principal no se pueden realizar, pero a mí me quedó una sensación de haber visto una banda de covers (espléndida, eso sí) por encima de un verdadero grupo de Rock con material propio. Esa sensación la acrecentó el hecho de que Ronnie Romero estuviera leyendo las letras de varias de las canciones y de que imitara los movimientos en escena de cada uno de los cantantes originales de los distintos combos versionados, mientras que no aportaba nada propio en las canciones que más invitaban a ello, que eran evidentemente las de TEMPLE.

La influencia del maestro Blackmore es evidente en toda la discografía de Giardino, y a base de eso podría llegar justificarse la inclusión de varios temas del repertorio, pero dejar caer también “Crying in the Rain” de WHITESNAKE ya me pareció irse demasiado lejos en cuanto explorar los límites de la saga PURPLE. Y eso por no hablar de un descafeinado “Neon Knights” de BLACK SABBATH bastante más lenta que la original. Lo siento, pero esto no lo compro yme quedo con ese “Sobre la raya”, la potente “Cacería” o la emotiva “Azul y Negro”. Eso es de verdad lo que era más interesante escuchar esta noche. Eso sí, con Ronnie ya en primera división, y completando el cuarteto/quinteto de vocalistas de RAINBOW con los que Walter ya ha conseguido trabajar (todos menos Dio, vaya).

Temple

Ronnie y Pablo

Pienso que al final del concierto de TEMPLE ya no era sólo yo el que estaba deseando que terminaran para  ver a RATA BLANCA, y es que el bis con sendos temas de PURPLE,  “Speed King” y “Burn”, no fue ni pedido ni deseado, aparte de que ésta última sirvió para dejar claro que la parte vocal de Glenn Hughes en esta canción sigue siendo inalcanzable para la mayoría de los mortales. Eso sí, en todo momento el maestro Giardino demostrando que tiene poco que enviarles a día de hoy a sus dos grandes maestros, tanto el señor Yngwie Malmsteen como sobre todo el señor Blackmoore… Por cierto, ¡qué bueno es Walter Giardino!, y qué planta, qué clase, qué imagen… Y tres horas y pico de concierto que se pegó el solito encima del escenario liderando a las dos bandas, ¡casi nada!

En definitiva, el único trabajo de TEMPLE  por el momento seguirá siendo un gran desconocido, aunque quién sabe si tras esa anunciada continuación con la nueva formación del grupo puede que el grupo decida apostar más por su propio repertorio de cara al directo… e incluso por grabar un segundo trabajo. Yo creo que es la mejor opción y la más coherente.

Set list de TEMPLE en Madrid:

  • Temple

    Walter Giardino

    Corte Porteño

  • Sobre la Raya
  • Mistreated
  • Héroes de la eternidad
  • Lady Double Dealer
  • Cacería
  • Azul y Negro
  • Crying in the Rain
  • Street of Dreams
  • Alquimia
  • Neon Nights
  • Lost in Hollywood

Bis:

  • Speed King
  • Burn

RATA BLANCA: 

Después de un breve cambio por fin los protagonistas salían al escenario y en escasos minutos la actuación de TEMPLE había quedado convertida en un mero divertimento informal. El nivel de RATA BLANCA es el de una banda de estadio y en Madrid estábamos disfrutando del lujo de poder presenciar una descarga de esa categoría en una sala. También es cierto que Barilari sigue siendo uno de los mejores frontmen de la escena (y cantantes, vaya), y esto también es siempre un punto positivo extra.

Adrián Barilari, mucha clase

Poses, carreras, repertorio de rangos vocales y mucha clase para dar forma, junto a un batería de primerísima línea y una pegada espectacular como es Fernando Scarcella, y dos “secundarios” de lujo al bajo (también repitiendo con TEMPLE la base rítmica, por cierto) y al teclado, a una formación de 10 sobre el escenario… De Giardino no decimos más por no repetirnos, pero eso, cambiando guitarra (y zapatillas, jeje) y eligiendo ahora modelos dorados, de nuevo reverencia en todo momento.

 “Los chicos quieren Rock” es un magnífico número para abrir, pero “Sólo para amarte” sería la canción que iba a encender ya del todo a los que estábamos allí, tanto a los fans más clásicos  del grupo como a todos aquellos que han ido incorporándose como seguidores del grupo a partir de la reunión del 2000. Precisamente a estos últimos iría dedicada prácticamente la primera parte del concierto con un montón de temas representando “La llave de la puerta secreta”, “El reino olvidado” y, ¡cómo no!, el más reciente (y excelente) “Tormenta eléctrica”, que hasta ahora no había tenido una presentación en sala en España (ndr: sí en el RockFest de BCN de hace dos años).

Buen detalle el apostar por el nuevo material, y todo un acierto a juzgar por la masiva respuesta del público… aunque, no os lo voy a negar, a mí la parte que de verdad me puso los pelos de punta fue la que arrancó a partir de “Agord, la bruja” (que, como curiosidad, decir que no estaba en el set list). He tenido la suerte de ver a RATA BLANCA en varias ocasiones, pero creo que hasta ahora nunca había disfrutado de una de las canciones más potentes de aquel lejano “El libro oculto” en directo. El escenario se llenó de humo y la interpretación de “Agord” fue todo un puñetazo de Heavy Metal en la cara de aquellos que tienen a RATA por una banda blandita, ¡ja!

Rata Blanca

Walter Giardino liderando siempre

“Agord” había destapado la caja de los truenos, pero no menos especial iba a ser “Chico callejero” para la que Fernando Scarcella (BARILARI, LOGOS) cedió su puesto a la batería a Christian Giardino (ex ELDORADO), e hijo del maestro. Una curiosa mezcla pues su forma de tocar es mucho más clásica que la de Fernando, que quedó debajo de la tarima de la batería dando indicaciones en alguna ocasión a Christian. Y de “Chico callejero” pasamos a “El sueño de la gitana”… Siempre me gustó cómo RATA BLANCA combinaron desde el primer día esas canciones más de fantasía con las que tienen los pies en la calle, realidad y evasión. Todas juntas desde aquel lejano primer disco del grupo hasta hoy, que serviría para dejar bien alto el listón al final de la parte central del concierto.

Lo bueno es que quedaba más, mucho más, pues tras un nuevo recuerdo a “El reino olvidado” con la canción homónima, fantástica por cierto, era ya el turno de los temas de más éxito. El primero de ellos, la romántica “Mujer amante”, que sí, que es una balada y de las más “típicas” pero no por ello es menos válida en concierto de Rock… y es que la potencia y la intensidad no están siempre escondidas entre la velocidad y la distorsión. No iba a ser menos emocionante “Guerrero del Arco Iris”… Ésta fue dedicada al fallecido Guillermo Sánchez, “El Negro”, el eterno compañero de Walter en RATA BLANCA desde el primer trabajo del grupo, fallecido este año.

Rata BlancaEl gran final, como es costumbre fue para “La Leyenda del Hada y el Mago” privándonos la sala de esa conclusión habitual en la que Giardino tira su guitarra por los aires, pues el techo no tiene la altura suficiente para ello (y de todos modos lo intentó un par de veces, jeje). Aún con eso una gran noche de RATA BLANCA, como siempre, y sólo queda desear que no haya que esperar otra década para disfrutar del grupo en nuestra ciudad.

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Fotos: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

Repertorio del show de RATA:

  • Rata Blanca

    Walter en acción

    Los chicos quieren Rock

  • Sólo para amarte
  • La otra cara de la moneda
  • El Jugador
  • El círculo de fuego
  • Tan lejos de aquel sueño
  • Rock and Roll Hotel
  • Aún estás en mis sueños
  • La llave de la puerta secreta
  • Agord, la bruja
  • Chico callejero
  • El sueño de la gitana

Bis:

  • El reino olvidado
  • Mujer amante
  • Guerrero del Arco Iris
  • La Leyenda del hada y el mago

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »