Crónica del festival (de hard rock melódico) The Comeback! en Madrid

Sabíamos que iba a ser un gran festival de rock melódico y AOR, y lo fue. Tal vez un poco demasiado largo y complejo para una sola jornada, pero sin duda el balance final es más que positivo, incluso exitoso, al menos en lo que vivimos los que fuimos, os lo contamos todo.

Festival (de hard rock melódico) The Comeback! – Sala Barracudas (sábado 4-6-22, Madrid)

Alfonzetti

Como ya os contamos en esta previa, para el pasado sábado 4 de junio se anunciaba un pequeño gran festival de AOR y Rock Melódico, que había tenido varios problemas para poder llevarse a cabo (cambio de sala incluido). El llamado “Melodic Rock Festival The Comeback!” se había planeado para hacerlo en dos días en cierta sala de la que, probablemente, ya no volveremos a hablar.

Al final, optando por llevarlo a un local que ofreciera más garantías, los dos héroes que decidieron no rendirse lo redujeron a un único día en la sala Barracudas de Madrid. Esos dos héroes, representando a las promotoras Soñando Sueños / Dreaming Dreams Live Prods y Live4Aor, fueron Flavio Barón Márquez y José Manuel Álvarez Santos. Por allí les vimos imparables, correteando de un rincón a otro para que nada fallara y a nadie le faltara nada.

Sin duda la intención fue la mejor: mantener la ilusión por un género del que parece que no se habla ya, pero que ahí sigue vigente, con numerosos adeptos que se niegan a renunciar. Y sin duda el esfuerzo fue titánico… pero el cálculo falló un poco. Fue un poco tenso tener que esperar más de una hora a que empezara a sonar la música, y desafortunadamente, fue imposible solventar ese retraso, incluso aunque las 8 bandas anunciadas inicialmente pasaron a ser 7, ya que se decidió eliminar del cartel a LAST MEN STANDING (de todas formas, su cantante y líder Chema Sales tuvo oportunidad de lucirse con su otra banda, como os contaremos ahora).  Pero el resultado final fue una brillante noche de buena música que sonó muy bien.

Hay que destacar que el elemento común fue la tremenda entrega no solo de los dos organizadores mencionados, sino de absolutamente todas las bandas participantes. Todo un éxito. ¿Os lo contamos?

Torque

Comenzó la banda TÖRQUE, como os decimos, con bastante retraso. Y aun así, en apenas una hora de concierto, consiguió su objetivo, que era uno de los dos más difíciles: calentar a una sala llena de un público ya impacientado (la otra tarea difícil la tuvo la última banda, os lo contamos después). Consiguieron convertirlo en un público muy animado, que incluso tarareaba las canciones del disco de los leoneses, “The Deep Between Two Souls” (2021).

Tocaron su setlist habitual, el disco casi completo, y también como han hecho siempre, mostraron muy buena actitud, muy entregados, sobre todo el cantante, Pedro, que aun estando cojo, por un accidente reciente, lo dio todo. Destacaron temas como “Emma”, “My Addiction” o el single “Here I Am”, por mencionar algunos. Pero sin duda el momento álgido fue cuando a Pedro no se le ocurrió nada menos que arrodillarse, sacar un anillo y pedir a su novia que se casara con él (dijo que sí), sorprendiendo incluso a sus propios compañeros de banda. No podía haber escogido un momento mejor, con la música rockera más romántica de fondo.

Les deseamos mucha felicidad a ellos dos y mucho éxito a toda la banda.

Les siguió AMBOAJE, y todo cambió… El escenario quedó casi vacío del todo, con tan solo el asturiano Toni y su guitarra acústica. Y la sala también quedó algo más vacía, las cosas como son. De hecho parecía que iba a estar floja su actuación, y ¡sorpresa! Sacó sin miramientos su extraordinaria voz y consiguió que todo se volviera a llenar otra vez: el escenario de movimiento y ritmo, y el local de fans enfervorizados. Repasó temas de sus etapas anteriores: de su primera banda HARD SPIRIT (fantásticos aunque olvidados); la versión de “The Best” (TINA TURNER) con la que participó en el concurso televisivo “La Voz”; y cerró una cortísima actuación de solo media hora con dos impecables versiones clásicas de BRYAN ADAMS, “Run To You” y “Summer Of 69”.

¡Chapeau por cómo animó al público este cantante en solitario con su sencilla guitarra, mucha calidad!

Lost Wingman

Le tocaba el turno a Chema Sales y, aunque finalmente se suspendió la actuación de su banda LAST MEN STANDING, debido al gran retraso de tiempo acumulado, sí nos dio un fascinante espectáculo con LOST WINGMAN. De nuevo fue solo media hora, pero muy intensa. El escenario se llenó de movimientos eclécticos, poses estudiadas (para gran placer de los fotógrafos presentes) y un derroche casi desmedido de energía. Sin duda la base rítmica y sobre todo el guitarra del grupo pueden presumir de hacerlo bien, pero el cantante acapara la atención visual y sonora (le llaman, o se autodenomina, “el BON JOVI español”, y no es solo por sus tributos y versiones).

Cantó con buena voz algunos temas propios, planeados para el disco que grabará en diciembre, y algunas versiones de WHITE LION, WHITESNAKE además de la imponente “Tears Of The Dragon” de BRUCE DICKINSON. Esperamos ese disco con ganas.

Primera galería de fotos del festival: TORQUE, AMBOAJE y LOST WINGMAN, en el enlace.

La siguiente banda era TRIDELI, que se podría definir como un experimento curioso: El productor italiano Mike Della Bella idea este proyecto y compone los temas, pero no sale al escenario a interpretarlos. En su lugar, se sube a las tablas una joven banda, encabezada actualmente por un extraordinario Matti Alfonzetti, bien respaldado por un segundo cantante y brillantes músicos (destacando el guitarrista Daniele Trissati y el exótico bajista Simone Ndiaye). Se encontraron con una sala llena, en la que tocaron, en apenas 20 minutos, los temas de su EP “Everything”, demostrando un nivel y una calidad musical altísimos, con una fusión de estilos muy interesante, pura elegancia.

Trideli

El cantante sueco Matti sí hizo doblete, y tras un rato de descanso (muy necesario) para todo el mundo, bandas y público, volvió a salir al escenario con su banda, ALFONZETTI. Cargado de sonrisas, simpatía, el mejor humor y varios brindis con cerveza, se encargó de golpear las cuerdas de su bajo de aspecto deteriorado. Iba acompañado de músicos más veteranos y con ese punto de diversión que da precisamente esa veteranía (ojo a los bailoteos del guitarrista-teclista enfundado en su mono verde; y ojo –bis- al guitarrista principal con aire serio y tremendamente irónico a la vez), y tocó durante algo más de una hora.

Sonaron algunos de sus temas en solitario, y remató su brillante actuación con la imponente versión de THIN LIZZY de “Don’t Believe A Word”, llevada a su terreno, muy original. Quienes no le conocíamos quedamos encandilados.

Segunda galería de fotos del festival: TRIDELI y ALFONZETTI, en el enlace.

Hackers

Llegaba un momento muy esperado ya casi en las postrimerías: ver a los canarios HACKERS, llegados desde Las Palmas con mucho agradecimiento a organizadores y público, y muchas ganas de darlo todo. Tantas, que fueron los que más tiempo estuvieron sobre las tablas, una hora y cuarto, en detrimento del plato final que vendría después (que no lo criticamos en sí pero… no estuvo bien). Víctor Guardia cantó muy bien y fue muy cercano y simpático, pero no pudo eclipsar a la guitarra de Fran Alonso ni a su apasionada expresividad facial. También destacó Elvis Pescosa, haciendo buenos coros desde su teclado.

Tal vez no iban anunciados como las estrellas de la noche, pero tal vez lo fueron, con sus letras pegadizas y su música alegre, casi comercial, puro AOR de primera. Por mencionar alguna canción, podría destacar “Tocando Fondo”, llena de sensibilidad para las personas que se han ido, o que han perdido a alguien, en la reciente pandemia. Estrenaban temas que saldrán en su próximo disco, así que también esperamos el momento en que éste caiga en nuestras manos.

Y por fin les tocó el turno a JOLLY JOKER, que, desde mi punto de vista, tuvieron mala suerte. Si decíamos que TÖRQUE tenía la difícil misión de abrir, ellos tenían la complicada tarea de mantener al público hasta el final. Pero salieron al escenario con mucho retraso sobre el horario previsto, tras una larguísima espera. A esa hora y tras todo lo vivido, los pocos asistentes que quedábamos allí hacia las tres de la madrugada (y que llevábamos allí desde las 5 de la tarde) estábamos encantados pero agotados. Ellos en las tablas y nosotros abajo dábamos todo lo que nos quedaba para tener un final de fiesta brillante y explosivo, el que merecía la ocasión, y más aún cuando el cierre corre a cargo de una banda mucho más cañera y “dura” (hardrockera, al fin y al cabo) que las anteriores.

Jolly Joker

He visto a JOLLY JOKER varias veces y les admiro muchísimo, pero no fue su mejor concierto ni ellos tuvieron al mejor público. Aun así, nada que reprochar ni a unos ni a otros, pese a todo tuvimos una hora final de tremendos cañonazos como “Rockin’ In Stereo”, con la que abrieron, o la brutal “Fuck It All”, además de los temas de su último LP. Debido a la “larga” duración de la actuación de HACKERS, tuvieron que recortar mucho su setlist y salir pitando al cabo de esa hora, pero también mereció la pena.

Tercera galería de fotos de la noche: HACKERS y JOLLY JOKER en este enlace.

Resumiendo: fue una gran noche, larga, intensa, pero excelente y divertida. Por eso agradecemos tanto el esfuerzo de todos: de los dos organizadores, que no dejaron de esforzarse hasta el final; y de las siete bandas que lo dieron todo, que pocas veces se ha visto tanta entrega en una sola tarde.

¿Pensamos ya en el “Melodic Rock Festival The Comeback! 2023”? Ojalá que sí, ¡a por ello!

Texto y fotos: Mar Fuertes

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »