Recuperamos la crónica de DÜNEDAIN presentando nuevo disco en Madrid

Recuperamos antes de cerrar el año, haciendo recuento de los buenos conciertos que hemos visto en Madrid en este año, la presentación de «Memento Mori» de DÜNEDAIN en Madrid a principios de octubre.

DÜNEDAIN + NIGHTFEAR – 5 de octubre de 2019, Madrid (sala Cool Stage)

DUNEDAIN

A veces hay conciertos que se quedan en cola pero que no merecen quedar olvidados y/o desaparecer entre la marabunta de buenos bolos que hemos visto este año. Por eso recuperamos, tarde, esta crónica…

En una sala Cool (hoy tristemente en primera línea por motivos menos agradables) presentando una buena entrada, unos tres cuartos, fue una fantástica noche de heavy metal con dos bandas jóvenes pero a la vez ya veteranas y con un estilo similar: un punto más clásico NIGHTFEAR y ese deje power marca de la casa de DÜNEDAIN. Reconozco que me costó pillarle el punto a «Memento mori», pero la prueba de fuego siempre es el directo y en este sentido los nuevos temas pasaron el corte de sobra y, como suele ser habitual, ganan mucho en vivo.

Además, vimos a unos DÜNEDAIN pletóricos, con un directo fantástico y demostrando una solvencia, madurez, saber estar y poderío sobre el escenario, que sólo las bandas de primer nivel de este país nos demuestran en directo. Algo más de hora y media de show, además tocando temas de todos sus discos, y con una base de fans enfrente que disfrutaron como locos del bolazo de DÜNEDAIN en la Cool… animando constantemente, cantando todos los temas y disfrutando de esa comunión que, sonrisas mediante, había constantemente tanto encima como debajo del escenario. ¿Detalle baladí? Pues no, que ya he dicho muchas veces que para mí es la clave para demostrar que hemos visto un buen concierto y que la banda ha estado cómoda y satisfecha. En este caso los músicos no pararon de disfrutar, moverse y sonreír, y los de abajo lo agradecimos sin duda.

NIGHTFEAR:

NIGHTFEAR

No nos adelantemos que abrían la noche NIGHTFEAR, una banda de heavy metal de Madrid que, cerca ya de editar su tercer disco, no se quisieron perder la noche ni la oportunidad de abrir en un concierto tan chulo para DÜNEDAIN en la capital. Presentando nuevo guitarrista (poco después se anunció que Víctor Durán, que ya no tocó en ese concierto, dejaba la banda de manera oficial)  y de la mano de viejos conocidos de la escena como el batería Oskar Bravo, nos ofrecieron 40 fantásticos minutos para abrir. Como digo, heavy metal puro y duro, con esas claras influencias de IRON MAIDEN por un lado, pero con un puntito más técnico y casi progresivo en los últimos años.

Llevaban tiempo sin tocar y estaban con ganas, y pese a no disfrutar del mejor sonido que sí disfrutó DÜNEDAIN después, fue un concierto solvente y que nos dejó a todos calentitos para lo que se nos venía encima. A ritmo de «Steel warrior», «Drums of war» o «Pride», nos dejaron buen sabor de boca… y con ganas de volver a saber de ellos y escuchar su nuevo disco pronto.

DÜNEDAIN:

DUNEDAIN

Como digo, era el momento de presentar en directo «Memento mori». El que firma, tuvo la oportunidad de organizar el concierto de la banda de Madrigal de las Altas Torres en Madrid la vez anterior, presentando «Pandemonium» en la sala Nazca, con muy buenos resultados. Y la idea ahora era dar otro paso adelante, en una sala un poco más grande y la verdad es que todo salió a la perfección. No soy bueno con las cifras, pero 400 / 500 personas sí había casi llenando la céntrica sala madrileña y eso a día de hoy es un lujazo.

Logo del grupo en las pantallas, y a dar caña desde el principio con el tema más potente del nuevo disco como es «A un paso del cielo», comenzando Tony «en solitario» y a mitad del tema entrando Carlos ya como un torbellino para dar comienzo oficial a la descarga… Me encantó ver a la banda tan profesional, con todo su equipo, técnicos y demás currando a tope para ofrecer una actuación perfecta. Y ellos, los músicos, super rodados y mostrando un nivelazo impresionante, ¡muy bien! Seguíamos con caña con «El viento de la batalla», sonido marca de la casa mediante, y Mariano, Miguel y Alberto, además de los citados Tony y Carlos, demostrando que a día de hoy tienen pocos rivales aquí encima del escenario. Sonriendo, macarreando, moviéndose de un lado a otro y la gente de abajo como locos. Por cierto ,muy chula la levita de Carlos a lo Byff Byfford, jeje.

Nos poníamos más happies con «Vuela», que no dejen de lado nunca su power metal ni sus melodías marca de la casa, y lo mismo con «Bola de cristal», mirando un poco atrás. Como bien nos dijo Carlos, era una noche de heavy metal, y las luces rojas marcaban el comienzo de la propia «Memento mori»… Por cierto, me llamó la atención (aunque no es la primera vez que lo veo), que los temas van cantados a dos voces en directo, con lo que ganan mucho en riqueza vocal, matices y rollo. Tras esto nos dedican una rápida «Unidos» a la hermandad del heavy metal, algo a lo que hicieron mucha mención durante el concierto, y su gente respondió con creces.

DUNEDAIN

Nos tocaba a los viejos seguidores comenzar a darlo todo con alguno de los temas más antiguos como «La rosa negra», que fue uno de sus primeros singles creo recordar, o «Una razón», de mis favoritas desde siempre desde aquella primera parte (¿o la segunda?) de «Buscando el norte» que tanto me marcó en su momento. También había que mirar a tesituras un tanto diferentes que también han tocado en otros puntos de su carrera como la extensa «Hechizo» y esa cañera «Mil golpes» que siempre me ha gustado mucho. Sonando además muy dura y poderosa en directo, y con Tony totalmente metido en el papel crudo que marca la letra del tema.

Retomábamos el punto de «Buscando el norte», para mí una de sus mejores canciones», casi empalmada a modo de medley con «Fiel a nuestra libertad», otro de sus clásicos, que terminó de encender a una ya muy caliente sala Cool, que ya no paró de brincar, cantar y disfrutar hasta el final. Por cierto, me gusta comprobar in situ cómo han calado las letras positivas y de reafirmación y superación personal de Tony en el público de DÜNEDAIN… Bueno vale, «Tu sueño» siempre me ha parecido más facilona (y eso que sí me gustó mucho la presentación de Carlos hablando de cumplir un sueño siendo el vocalista del grupo), pero «Por los siglos de los siglos» me hizo cabecear de nuevo cual jovenzuelo powermetalero, puño en alto. Y para cerrar, no podía ser otra que la acelerada «Corazón de invierno», con toda la Cool siendo un hervidero, la que pusiera broche de metal a la noche.

Pues no hay mucho más que añadir más que reiterar que me encanta ver arriba y funcionando tan bien a las bandas con las que de alguna manera has crecido e incluso con un cierto camino juntos. ¡Enhorabuena DÜNEDAIN y a seguir volando!

Texto: David Esquitino / Fotos: Aitor Recio

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »