Crónica de VENOM INC, VADER, DIVINE CHAOS y WITCHES en Madrid

Venom1VENOM INC, VADER, DIVINE CHAOS y  WITCHES, 27/09/2015, Sala Caracol (Madrid)…

Cartelazo variado para todos los paladares fue lo que tuvimos en Caracol el pasado domingo: Death, Thrash y Heavy Metal…¡Casi nada! 

Y encima con una buena entrada, hasta el punto de que incluso WITCHES, que se encargaron de abrir el concierto, lo hicieron ante un número decente de personas. Hablemos un poco de ellos ya que es un grupo que en su día acaparó una cierta atención de los medios especializados franceses. La popularidad no les dio para hacer mucho ruido fuera de su país de origen y parte de la atención venía de que su cantante y guitarra, Sibylle Colin-Tocquaine, fue una de las primeras vocalistas extremas en la escena francesa. Este hecho combinado con que es hermana de Alex Colin-Tocquaine, de AGRESSOR y, que sí consiguieron distribución internacional, dio un extra de fama a WITCHES.

0Witches1Sea como fuere y con un seguimiento de culto en su país y fuera, ahí estaban WITCHES con un repertorio basado en temas de su último “The Hunt” (que sonó completo exceptuando “Up N’ Down”) con cosas más antiguas como “Horror Museum” de “3,4,1”. Daba igual la época. WITCHES son fieles a su salvaje Thrash Death y, aunque breve, seguro que su concierto cargado de entrega convenció a cualquiera que no los conociera.

Llegaba el turno de DIVINE CHAOS, los cuáles, al igual que WITCHES, estaban compartiendo backline con VADER, pero no sólo eso porque en DIVINE CHAOS toca la batería James Stewart que después repetiría con VADER. Su actuación fue bastante accidentada con muchísimos problemas en las guitarras que deslucieron un poco las dobles melodías que adornan su Thrash Metal técnico.  El estilo de DIVINE CHAOS rompía ligeramente con el sonido algo más primitivo del resto del cartel, pero aun así sacaron su actuación adelante con momentos muy destacables como con sirenas convenientemente sampleadas desde la mesa en “Fields of the Fallen”.

No sería esa la única vez que tirarían de ayuda grabada, pues en “Death Toll” volverían a disparar desde la mesa unas voces en canon para el final del tema… Unos aires de variedad en su repertorio que jugaron muy a su favor junto con las continuas arengas del vocalista Benny, conformaron una actuación dinámica y entretenida en la que DIVINE CHAOS capearon los inconvenientes técnicos con gran solvencia.

Se notó que VADER era uno de los platos fuertes de la noche en factores como la cantidad de camisetas del grupo que se veían entre la gente, la cantidad de merchan que vendieron y sobre todo en el gran número de personas  que se agolpaban en las primeras filas para ver a los polacos. No sé qué opinarán sus fans del planteamiento de la gira actual rindiendo homenaje a su primerísima época en detrimento del típico repertorio de éxitos de los grupos con carreras largas. Sin embargo, para alguien como yo, que VADER no es de mis bandas de cabecera, fue toda una suerte.

Vader1Me explico: al retrotraerse a sus primeros años el repertorio, la cosa estuvo más próxima al salvaje Thrash Death de sus compatriotas y compañeros de generación, DRAGON, que al Death más tradicional. Lástima que Peter Behemoth no se encontrara al 100% de salud, pero aun así sacaron adelante un repertorio breve pero tremendo en cuanto a intensidad. “Reborn in Flames” de “De Profundus”, “Satan’s Wrath” de su primera maqueta fechada en el 88, “Final Massacre” de “The Ultimate Incantation”… todo old school y además con unas vestimentas mucho más clásicas todavía de lo acostumbrado, totalmente de cuero y tachas, cruces invertidas… escuela DESTRUCTION total.

No conozco a VADER lo suficiente para emitir un juicio sobre lo acertado o comercial de hacer una gira recogiendo temas maqueteros como la primigenia versión de “Chaos”, pero desde luego que sobre el escenario barrieron y sólo les faltaron unos minutos más para llegar al sobresaliente, si bien, como comentábamos, la salud de Peter no lo permitió.

Llegó por fin la hora de VENOM INC, la reencarnación de la bestia con los componentes originales, Mantas y Abbadon (guitarra y batería, respectivamente) y The Demolition Man – Tony Dolan (a su vez ex ATOMKRAFT, otra leyenda de la NWOBHM, además del vocalista/bajista de esa epoca de VENOM de finales de los 80/principios de los 90).  Solo a través del vídeo doméstico “Live 90” habíamos podido ver en España algo así, pero varios años después por fin era nuestro momento.

Venom2Visualizad la escena: con la intro de “Prime Evil” salen uno a uno los músicos de VENOM INC al escenario. Primero Tony Dolan, luego Abbadon y finalmente Mantas. De sobrio negro y con cadenas como adorno  arrancaron con, ¡cómo no!, la propia “Prime Evil”. Un homenaje al primer disco que sacaron con la formación que estábamos viendo (sin contar al guitarra War Machine entonces) que no llegó a calar a tope entre la gente, y es que, por más que contenga buenos temas como el que estaba sonando, no es  un trabajo especialmente popular. “Die Hard” iba a poner poco a poco las cosas en su sitio, en primer lugar porque es mucho más conocido; segundo porque la guitarra de Mantas iba sonando mucho mejor y más alto, y tercero porque cada uno de los VENOM nos iba ganando con su puesta en escena. Abbadon detrás de su batería sobredimensionada levantándose y provocando al público mientras Demolition Man hacía de maestro de ceremonias presentando los temas con un cierto humor negro británico (unas veces más acertado que otras) y tirando de lenguaje corporal a la hora de interpretar las canciones.

He dejado a Mantas para el final, pues es quien lleva el peso de la banda. Es una expresión muy manida, pero ¡menudo huracán sobre el escenario!  No dejó de tocar constantemente con las piernas separadas en esa pose tan característica mientras campaba de un lado a otro de las tablas ocupando el centro cuando era necesario. Sinceramente, en bandas grandes y pequeñas de cierta edad se está extendiendo la costumbre de salir a cumplir pero, amigos, esto es Heavy Metal y hay que entretener y entregarse, no salir con cara de oficinista al que le quedan 4 horas para salir de trabajar. Dando el 100%  fue cómo VENOM INC puso Caracol patas arriba, ayudándose de cañonazos como “Don’t burn the Witch” (¿cuánto le deben SLAYER a ese Riff?, por cierto) o  “Live Like an Angel… Die Like a Devil”.

Hablábamos antes de la expresividad de la puesta en escena de Demolition Man, pues en “Buried Alive” fue donde se lució más. No en vano, Tony ha tenido papeles secundarios en superproducciones de cine del calibre de “Master & Commander” así que, mientras Mantas simulaba enterrarnos vivos echándonos tierra moviendo la guitarra como si de una pala se tratara,  Dolan emulaba los arañazos al ataúd del enterrado… ¡Brutal!… tanto como la atmósfera del tema requiere. Con gran acierto temático, “Buried Alive” fue empalmada con “Raise the Dead” (“Levantad a los muertos”) de “Black Metal”.

Venom6“1000 days in Sodom” fue la elegida para sonar a continuación. Por mi parte no tenía ni idea de que trataba de los horrores en la ciudad prohibida de Pekín, según la presentó Dolan. De adolescente siempre la asocié a los “120 días de Saló” (la terrible película de Pasolini) y la diferencia de días, a lo exagerado de VENOM en todas sus propuestas, empezando por la inmensa batería de Abbadon de la cuál sólo aprovecha un 20% del kit, pero ¿a quién le importa?, que VENOM no va de virtuosismo, ¡va de molar!

Llegado a este punto, todo sonaba como debía y la banda no hacía más que devolver al público todo el apoyo y energía que le daba… era el momento ideal para que interpretaran “Warhead” enfatizando las paradas pre-estribillo alargándolas. En esos silencios cada uno de los músicos invitaba al público a que se desgañitara a tope… y vaya si lo hicimos en una conexión perfecta público-banda.

Hay un lado positivo de tener un catálogo tan maltratado como el de VENOM con docenas de recopilatorios, regrabaciones y demás ¿Cuál? pues que da igual que estén tocando un tema emblemático del primer disco como “Schizo” o canciones que sólo salieron como singles o en directo como “7 Gates of Hell”, “In Nomine Satanas” o “Bloodlust”. Todas son conocidas más o menos por igual y son coreadas a muerte, y es que ¡vaya cuatro temazos! Qué lástima que la época ya no permita llevar aquellas explosiones y llamaradas gigantescas de las producciones de los 80, porque habríamos tocado el cielo, o el infierno más bien,  de haber sido así.

“Sons of Satan” ponía fin al grueso del concierto antes del bis para el que VENOM reservaban la artillería pesada, empezando por “Welcome to Hell”. Entre la locura que desata un tema ta conocido, me llamó la atención que no contaron con la locución de la voz femenina en la parte central de la original que tanto la versión primigenia, como la regrabada para “Kissing the Beast” con la formación que estábamos viendo, tienen. De clásico a clásico con “Black Metal”. Esta canción fue presentada por Mantas como un tema que él escribió y dio nombre a todo un género… No era el momento de ser modesto, claro que no, y aunque el satanismo y la bestialidad de VENOM en perspectiva parezca casi de chufa, pero en su día fueron extremos y pioneros, y esos laureles hay que reconocérselos.

Venom5Pasamos de lo mejor a lo peor del show. Parece mentira que en un público en el que la mayoría de la gente pasamos ya de los 30 y de los 40, y al que podríamos presuponer una cierta madurez, alguien monte una pelea… No me gusta ni mencionarlo porque al final, con la misma intensidad que recordaremos un conciertazo de VENOM INC, tendremos en mente salir de la sala entre patrullas de la Policía Nacional… así que me niego a dar más cancha al incidente acaecido…. Retomemos la crónica musical donde la habíamos dejado, con un  “Countess Bathory” sin la aburrida intro de la regrabación de los 90, tras la que Mantas nos preguntó, “¿qué hora es?” Para interpretar “Witching Hour” y poner la guinda a una actuación toda fuerza, entrega y desparpajo.

Para el final la pregunta del morbo: ¿VENOM o VENOM INC? Pues yo tras lo visto en concierto me voy a decantar por los de Mantas y Abbadon por repertorio, actitud y conexión con el público. No es fácil emocionar a un buen puñado de fanáticos con el culo pelado de ver conciertos como éramos la mayoría de fans de VENOM INC. que acudimos al concierto, pero ellos lo consiguieron.

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Fotos: Javier Gil

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »