Crónica de ROCK GODDESS en Madrid.

Rock Goddess3ROCK GODDESS: Madrid Sábado 11 de Abril (Sala Independance)…

Un reencuentro con la historia del Heavy Metal, y en concreto de la NWOBHM, era lo que teníamos programado para el sábado 11 de abril en la sala Independance, pero estos regresos no siempre salen bien… o al menos no todo lo bien que uno pensaba o querría. 

En los últimos años son muchas las bandas de la época que han elegido nuestro país para hacer alguna fecha, y gracias a ello hemos podido ver bolos buenos como los de TOKYO BLADE (formación Andy Boulton), inolvidables como el de ELIXIR o decepcionantes como el de ROCK GODDESS en este caso.

¿Qué hicieron mal las hermanas Turner y Tracey Lamb? (la formación original de la banda, vaya). Digamos que dejaron pasar la oportunidad de hacer un gran concierto delante de un público que no las había elegido a ellas por casualidad frente a la gran cantidad de bolos que había en Madrid el mismo sábado. Las camisetas de TANK, TOKYO BLADE o de las propias ROCK GODDESS que se podían ver entre la concurrencia eran un buen anticipo de las ganas que tenía el público que de ver de nuevo en activo a “La diosa del Rock” y del mimetismo con su propuesta. Además, por primera vez en más de 25 años, con lo que era novedad para la mayoría de los presentes, que tachábamos con gusto una nueva muesca más en la pared.

Rock Goddess4ROCK GODDESS  recibieron palmas y vítores cuando ocuparon la tarima del escenario de la sala Independance y arrancaron con “Satisfied then Crucified”. Jody Turner mantenía su característica voz rasgada, Tracey encuerada y con un Fender Precision Bass nuevecito (una elección muy inglesa, la de Steve Harris sin ir más lejos) hacía poses cuando no estaba apoyando en coros, al igual que Julie Turner que tocaba la batería de manera sencilla, pero efectiva.

Sonó “God be with you” de “Hell Hath no Fury” con garra y energía haciendo patente que la edulcorada producción de los trabajos de ROCK GODDESS nunca hizo justicia al sonido del grupo en directo, ni siquiera, la del primer disco, el más Heavy de los cuatro. Los temas nuevos no desentonaban con los viejos, así que “Two Wrongs” y “This time” no tuvieron mala acogida, pero “You’ve Got Fire”  pertenece a “Hell Hath no Fury” ya es un clásico, por ello no es extraño que fuera la elegida para hacernos corear el estribillo. El problema es que llegó un momento que el nuevo material de “Unfinished Business” estaba ahogando el ritmo del concierto.

Sonaron temas nuevos que, según el setlist, se titulaban “Heaven” o  “Flying”, pero muy maravilloso tiene que ser un disco para que sus canciones te cautiven en directo sin haberlo podido escuchar antes. Y, sin estar mal, sinceramente, no parece ser el caso de “Unfinished Business” (o como sea que acabe siendo el título definitivo). No es la primera vez que una banda toca temas de trabajos que no están el mercado, pero es que este nuevo álbum lleva camino de superar en problemas de edición, promoción y distribución a “Young and Free” del 87.

Volviendo al concierto, hay que decir que el ambiente y la intensidad de éste estaban ya dando tumbos, aunque algunos fueron geniales como “Take Your Love Away”, pero todo lo que conseguía levantar los ánimos un tema de ese calado  lo echaban abajo más y más mediocres canciones nuevas… o al menos no tan efectivas Hasta tres canciones sin editar sonaron a continuación de la gran “Take Your Love Away”, no os digo más.

«Seguro que habrá una gran traca de clásicos con la que emocionarnos al final»… al menos era lo que todos deseábamos llegado este punto de la actuación, y hasta pareció que iba a ser así cuando pudimos escuchar seguidas “Back to you” y “To be Betrayed”. Ni siquiera importaba que Julie a la batería se acelerara como ya había pasado en “Take your Love Away”, ya que por fin estábamos recibiendo lo que queríamos y tuvimos todavía más pues era el momento de que ROCK GODDESS interpretaran “Heavy Metal Rock and Roll”.  Es el temazo de las GODDESS y además fue el que verdaderamente puso la sala patas arriba. y todo lo positivo que se quiera decir de él es válido porque lo merece, pero la sensación que produjo fue agridulce ya que es una canción para acabar por todo lo alto y no llevaríamos en ese momento ni cincuenta minutos de concierto.

Dicho y hecho, ROCK GODDESS se retiraron del escenario con el público mirándose estupefacto y aunque volvieron a las tablas, racanearon dos temas de los tres previstos para el bis interpretando únicamente “”My Angel”. Acabar el concierto con la mediocre “Love is a Bitch” no habría solucionado nada, pero al precio que van las entradas, una hora sobre las tablas sabe a muy poco y ni el que luego salieran a firmar ni las disculpas a mitad de concierto por el estado de la voz de Jody (que empezó bastante bien pero poco a poco se notaron los años de falta de actividad… eso sí, un 10 en macarrería y actitud, una cosa no quita la otra), mitigan un ápice la decepción.

Nos quedamos con las ganas de “Love Lingers Still”, “Hold Me Down”…  faltaron muchos temas y también en la segunda mitad del show más de entrega y comunicación con el público. Una pena de un concierto del que esperábamos mucho y que quedó la sensación que fue un ensayo previo con público antes de los shows, seguro que mucho más grandes, de Londres y demás en pocas semanas.

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Fotos: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

Fotos (segunda galería): Rocío Gómez

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »