Crónica de RAVENEYE y NEON DELTA en Madrid

Después del aperitivo que supuso ver en el Download Madrid del pasado año a los británicos RAVENEYE, había mucho interés por nuestra parte en verles en un show completo como cabezas de cartel.

RAVENEYE

RAVENEYE + NEON DELTA – Sala Moby Dick (Madrid 19/02/2018)…

Si además la banda invitada por RAVENEYE  para abrir la noche es NEON DELTA, una de nuestras formaciones con más futuro, resulta que un lunes desapacible y lluvioso deja de ser el comienzo de una nueva semana y pasa a ser la continuación de un fin de semana de esos que te recargan las pilas para lo que pueda venir.

NEON DELTA

Abrieron la noche pues los chicos de NEON DELTA con su fresco hard rock y que tienen un estupendo directo. Una pena que, como lamentablemente ocurre en muchas ocasiones, hubiera poco público durante su actuación porque, señoras y señores, son una de las bandas que hay que tener muy en cuenta en el panorama nacional y que están creciendo a pasos de gigante.

NEON DELTA

En la aproximadamente media hora con que NEON DELTA contó para su actuación fueron descargando los temas de su álbum debut “Imparable” como “No hay nada mejor”, “Soy la noche” o “Seamos todos uno” con todos los músicos haciendo coros.  No faltó tampoco el corte que da nombre al disco “Imparable”, que es ídem, y nos avanzaron “Huracán” uno de los himnos que formarán parte de su nuevo disco en breve.

Los riffs contundentes de Marc Gálvez y Charlie Rod soleando a placer y con virtuosismo, el poderoso bajo de Sergi Ventura, la pegada de “Duclo” y la voz y el buen hacer como frontman de Dani Blanco son NEON DELTA: una de las bandas con más futuro, aptitud y actitud del rock de este país. Algo que dejaron más que claro, por cierto, una vez más… en este caso con su show en la MOBY DICK.

RAVENEYE:

RAVENEYE en acción.

Tras un breve cambio de escenario, y con la sala con bastante más público,  saltan a la tarima los componentes de RAVENEYE, Oli Brown  – voz y guitarra, Aaron Spiers – bajo y Adam Breeze – batería.

Comienzan su actuación con “Hate”, un tema que suena como si, en vez de ser un trio quien lo interpreta, fueran cinco los componentes de la banda y avisa que vamos a ser partícipes de un show de energía arrolladora y contagiosa.  Con “Come with Me” y no digamos con “Hey Hey Yeah,” con toda la sala haciendo los coros y un Oli Brown haciéndose un solo de primera mientras se pasea entre el público a hombros de Aaron…  Pues el resultado es que en unas pocas canciones ya tienen a la audiencia en sus manos.

Oli nos presenta  “You’re a Lie”, uno de los temas que formarán parte de su segundo álbum, donde además, haciendo uso de un efectivo pedal de distorsión, Aaron suple la falta de la guitarra de Oli que en esta ocasión sólo se ocupa de la voz. Seguimos cuando el post grunge de “Supernova” da paso a la brutal “Madeline” y a “Oh My Love” que, si bien comienza con un solo de guitarra con tintes bluseros, rápidamente se torna en un tema acelerado y furioso. Tras “Breaking out” sonará  la meláncolica “Eternity” con esa primera parte en acústico y a tres voces y en la que Adam Breeze deja las baquetas para enfundarse una guitarra acústica, y que enlazan con la vertiginosa parte eléctrica de un tema que nos habla de algo tan serio como el suicidio.

“Breaking Out”

Un corto descanso de un par de minutos en el camerino por aquello de secarse y reponer algo de líquido, porque la explosiva energía de RAVENEYE hace que salten, toquen subidos en el bombo de Adam Breeze (al que la próxima vez le preguntaré de qué material está hecho porque resistente es un rato largo) y no paren de recorrerse el escenario, la pista y cualquier recoveco donde puedan poner los pies.

Para los bises interpretaron “Hero”, “Turn the lights Out” y echaron el cierre con una frenética y rompecervicales “You Got It”, donde Oli prácticamente toca la canción a una mano mientras que con la otra sujeta el micro, Adam le da a la batería como si no hubiera un mañana y Aaron (casi haciendo la garza “a la kung fu style”) se recorre  una pequeña repisa del lateral de la Moby Dick. Conclusión: Creo que el otro día hicieron un buen puñado de nuevos seguidores y que la próxima vez que vengan por aquí será en una sala más grande…

RAVENEYE tocarán en una sala mayor la próxima vez. ¡Seguro!

Es decir, sinceramente opino que RAVENEYE es una de las bandas a las que hay que seguir con atención,  de ésas en poco tiempo veremos escalando posiciones en los carteles de los grandes festivales. En primavera parece que se meterán en el estudio de grabación y veremos que sorpresas nos depara su segundo álbum.  Yo, desde luego, ¡lo espero con expectación!

Texto y fotos: Boliche Ángeles

Vemos debajo la galería completa de ambas bandas y cerramos con un vídeo previo de la gira, ¿os parece?

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »