Crónica de INGLORIOUS en Madrid

I know, it´s only rock n´roll but I like it… Así se podría resumir el concierto de los británicos INGLORIOUS en Madrid, un viernes cualquiera de noviembre en la zona del Bernabéu de Madrid. Os lo contamos y mostramos:

INGLORIOUS: Madrid, sala Nazca, viernes 9 de noviembre de 2019

INGLORIOUS

Cierto es que ellos son más del rollo zeppeliano, hardroquero e incluso escuela Coverdale (bluesy style) que de los Stones, pero todos me habéis entendido… Media sala, que llenar no llenaron pero van subiendo poco a poco, y sobre todo hubo muy buen ambiente para disfrutar de una hora y media de lujo y de hard rock de primera línea.

Vale, que no son la banda más dura del mundo, que han cambiado de miembros y se han quedado como jefes absolutos el batería Phil Beaver y el cantante Nathan James, verdadero líder y protagonista del grupo, y que para algunos (entre los que me incluyo) les falta un punto de potencia y/o energía para enamorarnos del todo. Por cierto, Nathan cada día más orondo y grande, pero a la vez cantando realmente muy bien, con muchísima clase y encanto. Una cosa por la otra, y sonriendo sin parar y realmente contento con su nueva banda, y esta nueva etapa del grupo.

Cierto es que a día de hoy un concierto de un grupo con sólo tres discos en el mercado y sin teloneros, en una fría noche de otoño podría parecer poco atractivo, pero los que asistimos disfrutamos de una excelente noche de rock entre amigos, con ellos muy comunicativos y un ambiente de lujo, como debería ser siempre. Quizás con los años la banda sea más grande y no sea posible verles en conciertos tan “pequeños” y sobre todo cercanos. Bueno, venían presentando el fantástico “Road to nowhere”, y lo tocaron casi entero, curiosamente haciendo casi lo mismo con su disco debut (que como pasa casi siempre, suele ser el mejor y el más querido)… y pasando casi de puntillas por un “II” objetivamente más flojo.

INGLORIOUS

Comentaba que la banda ha cambiado por completo, pero la verdad que no han perdido nada, incluso han ganado con los dos nuevos guitarristas, uno más veterano y otro jovencísimo pero con muchísima actitud, desparpajo y saber hacer… ¡muy grande este Danny DelaCruz! Repertorio corto (que oye, ya tienes 3 discos para tocar) y aparte de su versión, a su manera, de Alanis Morrisette, básicamente repasaron el primero y el último como decíamos. Entiendo que a “II” le tienen que tener menos cariño pues fue tras la gira del mismo cuando cambió toda la banda, por algo sería.

Buen sonido, por cierto, que la verdad que la Nazca me parece un sitio fantástico para ver conciertos, con el efecto de su pantalla grande con el logo del grupo, y perfecta comunión. Bromas entre la banda, los músicos y con nosotros, pidiendo canciones “para después”, emplazándonos a vernos tras el concierto en el merchan, “que los grupos necesitamos de vuestro apoyo” (nos decía Nathan entre risas)… Desde el comienzo acelerado de los nuevos temas, la versión en acústico de uno de sus más populares singles hasta la caña final de “Until I die”, de las más solicitadas desde las primeras filas, fue una gran noche de rock n´roll en directo. Sin grandes alardes quizás, ni expectativas máximas, pero cumplieron ellos de sobra y nosotros lo disfrutamos, sin más, que a veces es más que suficiente.

¿Momentos a destacar? Quizás ese fantástico “Glory days” en acústico, y en la primera parte del show, comenzando sólo el batería y Nathan en escena, la caña tremenda de canciones como “Liar” o “High flying gipsy”, super zeppeliana desde su primer disco, el rollazo tremendo de la propia “Road to nowhere” o una fantástica y bluesy “I don´t know you”, muy intensa.  Ya en el final, lo cierto es que canciones como “I don´t need your loving” y sobre todo la fuerza de “Until I die” pusieron punto final a una gran noche de rock, hard rock, blues y sobre todo buena música en directo.

Inglorious

Nos lo repitió Nathan varias veces: Volverán… y volveremos. Por mi parte, y siendo un punto crítico, me sigue faltando ese punto extra de fuerza, o rapidez más bien, y quizás un próximo disco aún más redondo para que den el paso definitivo hacia arriba. Pero si sólo queremos pasar una buena noche de rock n´roll, como decíamos al principio, con una excelente y divertida banda sobre el escenario y tomarnos unas cervezas escuchando buena música, INGLORIOUS cumplen de sobra esta función.

Alguna vez diremos aquello de… “yo les vi las primeras veces entre amigos en un club”…

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com) / Fotos: Boliche Ángeles 

Vemos en este enlace, o debajo en el slider, las fotos del concierto de INGLORIOUS en Madrid:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »