Crónica de GOTTHARD+HARDCORE SUPERSTAR+RECKLESS LOVE en Madrid

GOTTHARD+HARDCORE SUPERSTAR+RECKLESS LOVE (Madrid, 25 de octubre de 2014, sala La Riviera)
 
El Hard Rock es un género tan amplio como para englobar tres propuestas tan diferentes dentro del mismo estilo como las que nos ofrecieron GOTTHARD, HARDCORE SUPERSTAR  y RECKLESS LOVE el pasado sábado 25 en Madrid.
 
En primer lugar la cara accesible, la de RECKLESS LOVE. Sin duda los jóvenes finlandeses son representantes de la propuesta musical más fácil y para todos los públicos. Con un telón de fondo tan colorido como la portada de su último disco, “Spirit”, RECKLESS LOVE salieron a escena con “I love Heavy Metal” y mostraron todas sus cartas para bien o para mal. Me explico: “Spirit” es un discazo y, extraídos de sus trabajos anteriores, el grupo tiene un buen puñado de temas realmente pegadizos. Me atrevo a ir un poco más lejos, RECKLESS LOVE  me parecen una buena banda en estudio a pesar de los arreglos poperos que prevalecen en sus discos, pero en directo, aunque la guitarra de Pepe Reckless (nombre real Perttu Salohalme) gana presencia (atractivo modelo a lo George Lynch , por cierto), todo el peso del show recae en Olli Herman y es demasiado para él. Tiene una buena imagen, sí, (y bonitas zapatillas retro de basket) pero no todo el carisma para ser líder de una banda que pretende seguir una línea continuista desde el punto en el que POISON dejaron de ser el colmo del Glam Metal. Es una lástima, pero Olli es muy limitado en cuanto a voz y, una vez se ha quitado la camiseta, levantado la pierna y meneado el culo, ya no le quedan muchos más recursos escénicos.

A pesar de todo esto no fue un mal concierto ya que, entre el calor del público y que canciones como “Bad Lovin’“, “Beautiful Bomb”, “Animal Atraction” o “Hot” se venden solas, RECKLESS LOVE  salvan los muebles e incluso brillan por momentos, pero tienen que trabajar mucho más el directo porque, por más que tengan un catálogo de singlesmás grande que muchas bandas de Hard de los 80, las canciones por sí solas no bastan para llegar al notable o sobresaliente. Para eso hay que poner más garra, y RECKLESS LOVE se quedaron muy justos y con un show tan sólo efectivo en la primera parte de la hora aproximada que tocaron. Les seguiremos la pista pero, después de verles en directo, nos tienen que ofrecer aún mucho más para convencernos de que son más que caras bonitas, una banda de rock artificial y un frontman sólo efectista y demasiado clon de David Lee Roth y Brett Michaels.
 
RECKLESS LOVE
 
Lo de HARDCORE SUPERSTAR ya fue otra cosa porque lo suyo es el lado duro del Hard Rock con preponderancia del Sleaze, el subgénero al que dieron forma LA GUNS, DANGEROUS TOYS o FASTER PUSSYCAT entre otros, además de sus admirados MÖTLEY CRÜE, pero HARDCORE SUPERSTAR lo llevan al extremo en velocidad e intensidad, poniendo en escena toda la garra que echábamos de menos en RECKLESS LOVE. Y además no son una banda nueva precisamente, ni era la primera vez que nos visitaban (tampoco la de los primeros de todos modos) con lo que la mayoría ya estábamos sobre aviso de su poderío en directo.
 
Dominaba el escenario otro telón chulo con los motivos del “artwork” del próximo disco de los suecos, muy al estilo de las ilustraciones del mundo del monopatín de “Pushead” que popularizaran METALLICA (e incluso marcando su gusto por bandas como SUICIDAL TENDENCIES, como nos comentaba el vocalista en entrevista previa al show). Pero no nos desviemos porque hay que resaltar que en los cuatro primeros acordes de “Moonshine”, la canción con la que empezaron, habían hecho olvidar a RECKLESS LOVE y nos llevaban de los pelos en un viaje musical a los callejones más sucios de LA u Oslo, o de su Gothemburg natal ya que, aunque practiquen un estilo tan americano, HARDCORE SUPERSTAR son suecos.
 
“Kick on the Upper Class” y su desafiante letra, la Ramoniana“Into Debauchery” o  “My good reputation” tenían a todo el público saltando acompañando al vocalista Jocke Berg que no paró en ningún momento. ¡Qué intensidad! y también ¡qué entrega de toda la banda y qué sudada debió de quedar la preciosa camiseta con la cara de Ace Frehley (KISS) del bajista Martin Sandvick! Pero, ¿se podía agitar más a la gente? Claro que sí, con Jocke pidiendo a todo el público que saltara para acompañar “Revolution, siendo el frontmanel primero en ponerse a dar botes para luego bajar al foso a cantar entre las primeras filas  la vacilona “Guestlist”. Pero eso no es todo porque HARDCORES SUPERSTAR no se permitían un segundo de descanso y atruenan con su ya clásico “Wild Boys”, con esa parte intermedia tan GUNS N’ ROSES que personalmente me encanta.
 
Recapitulemos: habíamos tenido canciones de “Split your lip”, del disco homónimo de 2005, de “Beg for it” y “Dreamin’ in a casket” e incluso una vuelta a “Bad Sneakers and a Pina Colada”, de su primera etapa. Ante eso sólo queda aplaudir la elección del grupo de coger sus mejores temas, aun estando entre los discos sacrificados con poca o ninguna representación el último, “C’mon Take on me” del que sólo sonaría un tema. Seguro que ellos mismos saben que no es su mejor obra (podréis leer sobre ello y mucho más en la citada entrevista realizada por David Esquitino para esta web) y, si no fuera así, sólo hay que comparar la reacción de la gente cuando sonó “Last call for Alcohol”, uno de sus últimos cañonazos, justo antes de “Above the Law” con una presentación refiriéndose a que pertenece a su última obra que casi sonaba a disculpa y que no tuvo ni la mitad de respuesta entre el público que su predecesora.
 
Para terminar “Glue”, un tema nuevo del próximo disco (tampoco muy atractiva en una primera escucha, y sin duda diferente comparada con la macarrería de los temas de los discos “negro”, “rojo”, “verde” o “rosa”) emparedada entre los súper clásicos “Run to your Mama”, en acústico y con Jocke enfrentándose en solitario a la audiencia, y “We don’t celebrate Sundays”, su tema más grande hasta ahora, entre las que no desentonó para nada. Y es que, aunque en ese momento no lo sabíamos aún, pero el premio de banda triunfadora de la noche se acababa de entregar a HARDCORE SUPERSTAR… y por méritos propios, no por los tropiezos de los demás, que eso sería otra cuestión.
 
HARDCORE SUPERSTAR
 
Seamos sinceros, HARDCORE SUPERSTAR habían dejado el pabellón tan alto que GOTTHARD lo tenían difícil, y ojo porque me gusta la banda, y me gusta cómo han prosperado en su carrera a base de trabajo duro y, también me gusta cómo se han sobrepuesto a la tragedia. Pero ni con toda la artillería de un cabeza de cartel disfrutando de un todavía mejor sonido y luces que los grupos precedentes, llegaría GOTTHARD a estar a la altura del co-headliner (recordemos que  los suizos están girando de forma independiente al resto de bandas compartiendo las tres la fecha de Madrid excepcionalmente). Y es que no sólo gozaban de las ventajas de encabezar el “running order”, además contaban con un telón gigante con la portada de nuevo disco  y el escenario decorado acorde con éste, destacando los agujeros de bala en el parche de la batería y en las columnas de amplis, coronados éstos por sirenas de policía  azules y rojas que estuvieron encendidas en los primeros compases del show… pero ni por esas consiguieron hacer un concierto memorable.
 
Ahora, no nos malinterpretemos, que fue un directo muy correcto a base de oficio, del buen hacer de los que llevan la vida entera tocando, como Leo Leoni a la guitarra o Marc Lynn (ex CHINA) al bajo, pero no creo que sea un conciertos que lo estemos recordando ni siquiera los próximos meses. Y se marcaron un buen show, de casi dos horas sobre el escenario de hecho, con una interpretación muy buena por parte de toda la banda y con un “nuevo” vocalista mucho más suelto y acoplado al grupo que la primera vez que nos visitaron en esta nueva etapa… pero no, algo falló, algo faltaba y algo se quedó a medias en el concierto de GOTTHARD en Madrid.
 
Hay que decir que empezaron bien con “Bang” y “Get up ‘n Move On”, seguidas de la primera vista atrás, en concreto a su disco “G”, de la que sonaría “Sister Moon” muy pronto, aunque no tardarían en dar cancha  al material de Nic Maeder con “Right on” y sus divertidos efectos de “Talk Box” en boca de Leo (dicho coloquialmente: el “cacharro que hace ruiditos” en “The Zoo” de SCORPIONS o en “Living on a Prayer” de BON JOVI, para entendernos, jeje).
 
Merece la pena detenerse un momento para hablar de Nic Maeder un poco más. Hoy por hoy no es aquel frontman poco asentado que pude ver en su primer tour en el Graspop de 2012 algo apocado ante la presión de tocar ante decenas de miles de personas. Ahora ya está asentado y además borda los temas de Steve Lee como “Master of Illusion” que fue lo siguiente en sonar junto con “Domino Effect”, dos buenas remisiones al LP del mismo título seguidas de “Feel what I Feel” y “The call”, una de sus mejores baladas, que pusieron fin al mejor tramo del concierto…
 
¿Por qué?… Pues porque hasta aquí todo iba sobre ruedas y el sobrio Hard Rock europeo de GOTTHARD estaba calando bien incluso entre la gente que había ido a ver sobre todo a HARDCORE SUPERSTAR y que no había abandonado la sala dando una oportunidad a una banda alejada del sonido de la que habían ido escuchar. Pero fue sonar “Heaven” y “Remember, it’s me” seguidas (dos grandes baladas pero que ya bajó mucho el ritmo del concierto) lo que apagó un poco más el ritmo de un concierto que ya no levantaría el vuelo. Y eso que GOTTHARD retomaron la electricidad y la marcha con “What you get” del nuevo disco y la divertida “Starlight” a la que invitaron a gente del público a cantar ¡desde el escenario!  Ahí se podría haber remontado, pero el planteamiento de los tiempos del concierto supuso el último clavo del ataúd porque no era cuestión de hacer otro set acústico conformado por el triunvirato “The Train” (lo último que grabó Steve Lee), “C’est la vie” con acordeón incluido y “One life, one soul”, su balada más reputada y renombrada… grandes temas pero excesivas canciones lentas y encima todas seguidas, taburetes en ristre encima del escenario para más INRI, nunca mejor dicho… error.
 
GOTTHARD
 
Para este momento, si mirabas con atención al público podías ver gente que ya cansada (no en vano llevábamos en la sala desde antes de las 6 de la tarde) abandonaba La Riviera, y ese goteo incesante no se detuvo ni con GOTTHARD tocando su versión de “Hush” que incluyó una, demasiado larga, presentación de la banda alterando la letra original de “Hey Joe” de Hendrix. Ni siquiera “Lift u Up”, uno de los mejores clásicos de los últimos años del estilo, mostró su mejor cara con intro alargadísima también incluyendo fragmentos de STATUS QUO o DEEP PURPLE. Para los bises “Anytime, Anywhere”, que no podía faltar, y como si fuera una mala broma, otra balada más: “Thank You”, de su último disco, demasiado seria, demasiado larga y quizás demasiado mal elegida (pese a ser un tema muy especial, especialmente para el guitarrista y ya líder en solitario del grupo, Leo Leoni… un crack encima del escenario, además de un excelente guitarrista, por cierto).
 
Las canciones de GOTTHARD son buenas, los músicos por descontado que lo son también, pero parece mentira que una banda con más de 20 años de carretera  plantee un concierto tan descompensado en cuanto a la intensidad y con un orden de los temas que en lugar de conectar con el público lo entumece. Quizá brillen más la próxima vez, que tienen arrestos de sobra para hacer conciertos realmente notables y no conformarse con el aprobado. Volveremos a probar la próxima vez… aunque tal vez mejor en un cartel un tanto diferente y/o no tan variado (o al menos sin tener que tocar después de un peso pesado como son ya HARDCORE SUPERSTAR en directo).
 
Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)
Fotos: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »