Crítica del último disco de JEFF SCOTT SOTO en solitario

Ya podemos leer la crítica del nuevo trabajo de JEFF SCOTT SOTO, en este caso en solitario, y mostrando de nuevo su cara más hardroquera de la mano de este “Retribution”, como nos cuenta Fernando Galicia diseccionando el disco…

JEFF SCOTT SOTO: Retribution (Frontiers, 2017) 

Retribution

Es complicado empezar una crítica cuando hablamos de Jeff Scott Soto… No porque sus discos sean difíciles de catalogar, sino porque él mismo es un artista complicado de etiquetar. Tan pronto se muestra como un cantante netamente melódico (como por ejemplo con TALISMAN o W.E.T.), como se mueve hacia terrenos más AOR (en sus tiempos con JOURNEY), hacia aires mucho más modernos y casi metaleros (S.O.T.O.), se enreda en proyectos progresivos (SONS OF APOLLO)… o directamente se queda en aguas del hard rock más tradicional, como es el caso de sus álbumes bajo la firma de su propio nombre.

Pues bien, cinco años después de su anterior disco “nominal”, Damage Control, el neoyorkino vuelve a la carga con Retribution, un nuevo trabajo de hard rock de corte clásico en el que prácticamente saca toda su artillería vocal y compositiva.Ya desde el comienzo se percibe que no se va a recrear en su vertiente más melódica, pero también que nos va mostrar un poco de todo eso que le ha llevado a convertirse en uno de los músicos más versátiles de la historia del rock actual. Es lo que se puede percibir claramente con la dupla inicial compuesta por “Retribution” e “Inside/Outside”, que nos transporta a la época de TALISMAN (especialmente la segunda). No serán las únicas: “Bullet for my baby” también dejará sentir esa misma herencia sonora.

El pulso sube notablemente en obras como “Rage of the year” y “Breakout”, acercándose más a registros propios del heavy metal, y en las que las guitarras aumentan su presencia de manera considerable sobre una contundente base rítmica. En contrapartida, este Retribution tiene nada menos que dos baladas y un medio tiempo acústico (en definitiva, tres temas lentos). “Feels like forever” se erige como la balada “típica” del disco: de corte muy ochentero, recuerda mucho a las bandas norteamericanas del momento, aunque le falta ese punto para terminar de brillar.

Jeff Scot Soto

“Song for Joey” es una canción muy sentida, dedicada a su hermano recientemente fallecido, en la que predominan los teclados y en la que la voz transmite perfectamente lo que Jeff Scott Soto está sacando desde lo más hondo de sí mismo. Desgarradora, y sin embargo embriagadora; triste, pero sin caer en lo lacrimógeno; dura por lo que significa, y aún así de una dulzura exquisita. A pesar de su aparente sencillez, es una lección de composición en toda regla. “Autumn” es un medio tiempo completamente acústico de factura atípica, y tal vez por ello resulta tan atractiva y evocadora. Muy diferente al resto de temas del álbum, lo cierra poniendo un contrapunto muy interesante, y dejando un sabor de boca fantástico.

Entre ambas tendencias habrá tiempo todavía para otros sonidos, como la inclinación hacia el AOR de “Last time” y, especialmente, “Reign Again”, en las que Soto demuestra que no se ha olvidado en absoluto de su lado más melódico. Para el final he querido dejar “Dedicate to you”, posiblemente el tema en el que los fans podrán reconocer sin problema la trayectoria histórica del vocalista (en su faceta “nominativa”), melódica pero sin perder esa impronta tan característica del hard rock americano de final de los ochenta y principio de los noventa.

Más allá del contenido del disco, la producción (como habitualmente en todo lo que sale de Frontiers) es brillante, dejando escuchar todos los matices que resultan tan necesarios para poder apreciar en plenitud un trabajo tan completo en lo estilístico como lo es este Retribution. Hay que destacar también la colaboración y el gran trabajo de Howie Simón (ALCATRAZZ y ex JSS) y Edu Cominato

Tracklist del disco

(S.O.T.O. y JSS), a la guitarra, bajo y batería respectivamente. Howie Simón hace doblete a las seis y cuatro cuerdas en casi todas las canciones, a excepción de “Reign again”, donde participan August Zadra y Stephen Sturm a las guitarras, y Carlos Costa al el bajo; y en “Song For Joey”, con Paul Mendonça en guitarra acústica, bajo y teclados.

En definitiva, Retribution nos presenta a un Jeff Scott Soto que vuelve sobre sus pasos para retomar su banda “en solitario”, a la que coge el pulso sin despeinarse. Posiblemente se trata de uno de sus discos más completos, y sin duda es un buen ejemplo para sacar a la luz una vez más la palabra que define al artista norteamericano: VERSATILIDAD como pocas en el mundo del rock. Además de saber componer muy bien, Jeff puede cantar lo que se proponga, con una voz tremendamente cálida pero potente al mismo tiempo.

Retribution es el resultado del trabajo bien hecho. Si te gusta el hard rock, estás tardando en escucharlo.

Texto: Fernando Galicia

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »