Crítica del nuevo trabajo de REFUGE… recordando “old RAGE”

Un poco antes de verano salía el nuevo disco de RAGE… estoooo… de REFUGE, y no queríamos dejar pasar la oportunidad de reseñarlo en Redhardnheavy.com.

REFUGE – “Solitary Men” (Frontiers)

Portada del disco

Bajo una portada ambientada en el mismo desierto que la de “Trapped!”, Peavy mira atrás hacia una de las mejores épocas de sus RAGE (88-94) y, bajo el nombre de REFUGE, une fuerzas con Manni Schmidt (GRAVE DIGGER) y Chris Efthimiadis (ATLAIN, RUNNING WILD) para reverdecer viejos laureles, algo que en parte consigue, aunque no del todo.

De todos modos, sólo por hecho de tener aquí nuevo disco de la formación clásica de RAGE, tras la conciertos de reunión del verano pasada, ya merece la pena la reseña… y la escucha y/o compra. Como decimos, no estamos hablando ni mucho menos de un nuevo “Trapped” o “Perfect man” ni nada parecido, pero no es moco de pavo ni mucho menos en estos tiempos.

Sólo por despertar el morbo, diré que este “Solitary Men” me ha gustado más que todo lo de RAGE desde “Speak of the Dead” por lo menos. No se supera a ningún trabajo previo de la formación de REFUGE, pero el deja vu es, en este caso, delicioso.  Alguna de las señas de identidad del sonido clásico han quedado por el camino, lógico. En concreto estoy pensando en un par de ellas: eran los temas a toda velocidad y los agudos mucho más exagerados. “Invisible Horizons” es un buen ejemplo del tipo de corte que no aparece por ningún lado de este “Solitary Men”.

No pasa nada, que Peavy sí que recupera un registro más agudo y Manni deja su sello a través de riffs perfectamente reconocibles, si bien, comparado con el despliegue que hizo en sus trabajos y su aportación a RAGE en general, REFUGE sale perdiendo también en ese aspecto. Pero no hay que buscar la competición ni la comparación, que no es justo. Como tampoco tiene sentido comparar con los trabajos posteriores de RAGE, ni los de finales de los 90 ni todos los del nuevo siglo, con Smolski o san Pedro.

Refuge en Leyendas 2017

Lo bueno es que la magia sigue ahí, y aunque las canciones sean algo más sencillas y no tengan esos cambios sorprendentes y originales como el olvidado “Woman”, las melodías son completamente evocadoras y llenas de dejes clásicos. Las podemos encontrar en los primeros compases del disco, en el evidente single “Summer’s Winter” y en los sucesivos temas, si bien a partir del ecuador el disco se deshincha poco a poco. No todas las canciones son de primerísimo nivel, pero que no cunda el pánico: siempre hay algo que te engancha en cada una de ellas.

Por ejemplo, estás oyendo “We Owe a Life to the Death” y parece un corte bastante genérico, tanto como para que el dedo se acerque al botón de pasar pista. Entonces… el solo de Manni, te devuelve las buenas sensaciones y ya escuchas la canción hasta el final, porque si no es una figura, es otra. Pero hasta en las canciones menos inspiradas flota la magia de los viejos tiempos a la que me refería antes, y eso es algo que ninguno de los viejos fans puede dejar pasar.

Refuge 2018

Como conclusión, igual “Solitary Men” es el peor disco de los RAGE más populares, pero eso ya es muchísimo decir y me encanta que el germen plantado en unos conciertos por diversión del trío bajo el nombre TRES HOMBRES haya desembocado en un proyecto con cierta continuidad. Deseando volver a RAGE… esto REFUGE en concierto.

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Juzgad vosotros mismos con el vídeo promocional de “The Man  in the Ivory Tower”,  uno de los temas más representativos del CD:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »