Crítica del nuevo doble directo de ULI JON ROTH, «Scorpions Revisited»

descargaULI JON ROTH: “Scorpions Revisited” (UDR)…

Podría empezar esta crítica diciendo que este álbum es de obligada escucha para todos los amantes de la primera etapa de SCORPIONS y demás bla, bla, bla, pero eso sería lo fácil (aunque sea verdad, o al menos muy interesante para todos ellos). Pero lo cierto es que lo primero que me llama la atención, gusten o no esos años de los alemanes, o sean más o menos conocidos para muchos, lo cierto es que es una gozada para cualquier amante de la buena música recordar aquellos temas tan maravillosos y especiales. Incluso “pasando” de SCORPIONS en sí, el hecho de escuchar canciones con tanto encanto y además interpretadas con tanta clase, alma y corazón es mágico. De hecho, tuvimos la oportunidad de hacerlo en directo en nuestro país el año pasado y, aunque fuéramos pocos en las salas, fue un lujo disfrutar de manera tan cerca con Uli Jon Roth y estas canciones del 73-78 que quiso recuperar el veterano guitarrista alemán en esa gira de 40 aniversario.

Como es fácil de imaginar, como testimonio de ese tour aparece este doble CD en directo compuesto por 19 temas de esa primera etapa de los de Hannover (que casualmente sólo se hicieron gigantes ya cuando entró Mathias Jabs en el 79, curioso cuanto menos… e injusto tal vez, pero así fue y así nos lo han contado). La única pega, antes de hablar más en concreto del contenido en sí, es que parece directo porque lo pone en el disco y en la hoja de promo. Que si te dicen que son las canciones regrabadas en estudio sin más, yo también me lo creo. No seamos malos (que ya digo que yo les vi en Madrid y la interpretación era realmente fantástica y muy fiel al original) pero lo cierto es que el sonido de ambiente y del público en sí brilla por su ausencia en la grabación, lo que le resta impacto y “credibilidad” sin duda… o al menos no es tan cálido como suelen ser (o deberían ser) los discos en directo.

¿Os suena la fuerza del “Tokyo tapes” original del 78? Pues eso… En este caso se registró en un concierto en su Hannover natal (y parece ser que se grabó en la misma sala en la que empezaron SCORPIONS, donde ensayaban y daban sus primeros conciertos, e incluso donde compusieron algunos de estos temas… interesante), pero ya digo que esa moda de muchos de los actuales directos que suenan limpísimos y prácticamente sin sonido de público no me gusta nada.

Por cierto, aunque sea de Perogrullo lo que voy a decir, y es que pese a la excepcional interpretación del vocalista Nathan James es imposible no acordarse por momentos del inconfundible toque nasal de un Klaus Meine jovencito y con la voz aún “virgen” y realmente potente. De cualquier modo, una gozada escuchar la mezcla entre la particular Sky Guitar de Roth y la voz profunda y cargada de feeling de James, con el acompañamiento de una banda muy solvente y que hacen un gran trabajo… aunque secundario. Increíble escuchar el rollo que siguen teniendo esos viejos dedos al acariciar el mástil, o la clase de ese señor mayor, eterno hippy, dando vida de nuevo a muchas de las composiciones que él mismo creó y que, en la mayoría de los casos hace muchos años que SCORPIONS no suele recuperar en directo (más que en ocasiones puntuales en las que, además, de vez en cuando se sube con ellos el bueno de Uli a rememorar viejos tiempos para las dos partes). Como él mismo dice en la hoja promocional, “fue un intenso viaje al pasado y creo que realmente conseguimos traer las canciones de nuevo a la vida”… y doy fe de que es cierto.

Uli-Jon-Roth-foto-e1420706436977Por aportar un poco de historia y de datos para los más despistados o neófitos, comentar que SCORPIONS se formaron en Hannover a finales de los 60, de la mano de un jovencito e inquieto Rudolf Schenker, que rápidamente se junto con un menudo cantante de voz inconfundible para empezar a dar forma a la leyenda (y con un jovencísimo genio rubio de 15 años pululando también por ahí… hermano del jefe, por cierto). Junto a ellos estaba un tal Uli Roth, otro espigado guitarrista amante de Jimi Hendrix que dio forma a muchas de las mejores canciones del grupo en esos primeros momentos. Y es que, junto a otro tal Francis Buchholz (que también os sonará a la mayoría, ¿no?) o a un bigotudo Rudy Lenners como base rítmica (luego ya entraría Herman Rarebell en el 77), parieron unos discos alucinantes entre el 73 y el 78, de hard rock visceral y primigenio…

Con un sonido y estilo muy clásico, y temas épicos, sinfónicos, con un rudimentario y primigenio sentido del heavy metal tal vez, pero aún más cerca de Hendrix o YES, por decir algo, que de los propios SCORPIONS del 80 en adelante. Así, discos como “In trance” o “Virgin killer” son joyas maravillosas, de otro tiempo tal vez y muy alejadas del estilo más comercial ya de “Blackout”, “Animal magnetism”, “Love at first sting” y demás (por citar tres de los discos claves de la época inmediatamente post-Roth del grupo, y con los que ya llegaron a lo más alto muy rápido) de los que huyó a propósito el propio Roth en el 78, teniendo claro que el mainstream, las bambalinas, la imagen ochentera y el mercado americano en sí no era para él.

Dicho esto, y volviendo al disco que nos ocupa, una maravilla poder disfrutar de manera tan fiel y exquisita tantos años después de joyas inmortales como “The sails of charon”, “In trance” (que curiosamente es sólo de Schenker y Meine), “Polar nights”, “We´ll burn the sky” (impresionante cómo canta el tipo en ésta en concreto), “Picture life” y demás temas más conocidos de esa época. Composiciones en general largas, “barrocas” y tremendamente musicales donde la unión entre guitarra y voz, melodía y ambientación son perfectas. Sin olvidarnos de cortes tremendamente poderosos como pueden ser “Virgin killer”, “Catch your train”, “I´ve got to be free” (que aparece como bonus track) u “All night long” incluso, que anticipaban ya el grupo de rotundo heavy metal que serían años después, canciones que siguen sonando tan frescas y potentes como el primer día.

I3QzqGY para los que gustamos de esos aires hippies, psicodélicos incluso y totalmente setenteros que aportaba Roth, y que sí que se quedaron atrás del 79 en adelante, no os perdáis el rollo de “Crying days”, “Dark lady” o la propia “Fly to the rainbow”, majestuosa aquí en una interpretación de más de 12 minutos para cerrar el álbum. O por si alguno duda de la influencia de Hendrix en Roth, creo que “Hell cat” pone los puntos sobre las íes… aunque yo me quedo también con el detalle de escuchar tantos años después canciones más desconocidas como dos medios tiempos tan estupendos como “Evening wind” o “Life´s like a river”, puro hippismo sonoro y viajes psicotrópicos mediante de la mano de la guitarra de Roth.

Un lujo para los oídos y los sentidos, y un trabajo que, oportunista, “ventajista” o no (por aquello de vivir de las rentas… aunque en este caso no me parece justo juzgarlo así), se escucha de la manera más agradable posible. Y trae muchos recuerdos, sensaciones, impresiones y demás que merecen ser rescatados y, ¿porqué no?, que las nuevas generaciones (e incluso seguidores “de toda la vida” y/o de boquilla de los germanos), redescubran estos temas muchas veces olvidados… Y por poner de relieve otra vez la figura de un guitarrista excelente (e incluso en muchos casos casi desconocido), Uli Jon Roth, ya merece la pena. Lástima que haya quedado infravalorado por la propia historia del rock, …aunque en cierto modo él siempre se lo busco, o al menos se alejó conscientemente de los focos y de la primera línea.

En definitiva, un disco imprescindible para todos los amantes de la primera época de SCORPIONS… aunque esto no había que decirlo, ¿verdad?

Texto: David Esquitino (david_esquitino@redhardnheavy.com)

Comments

3 thoughts on “Crítica del nuevo doble directo de ULI JON ROTH, «Scorpions Revisited»”

  1. Tom Snakeson says:

    Hola David, gracias por tu critica del disco de Uli Jon Roth, la verdad me ha gustado mucho. Solo un detalle, creo que cuando dice que está grabado en directo, se refiere a en directo en el estudio, o sea todos los músicos interpretando al mismo tiempo las canciones,sin publico por supuesto,y no como se hace normalmente primero graba el bateria solo, luego se añade bajo, etc..
    Un abrazo.

  2. ujulerachid says:

    hola… bueno, ti crítica es excelente, peeeeeeeeeero, Scorpions NO se fundó en Hannover a finales de los 90, se fundó en Hannover en 1965: 30 años de diferencia…

    1. Red Hard´n´Heavy says:

      Ups, corregido! (lapsus al escribir, jeje).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »