Crítica del nuevo disco de KADAVAR, “Rough Times”.

KADAVAR: “Rough times” (Nuclear Blast)… 

¿Qué podemos decir de KADAVAR que no se sepa ya? Para mí son la gran banda de este siglo, y el gran acierto de Nuclear Blast, y lo digo sin reservas y sin complejos. En estos momentos en los que en el mundo del rock nos preocupamos por el futuro del mismo, y por qué pasará cuando los omnipresentes viejos gigantes de siempre decidan, por fin, quedarse en casita con manta, sopitas y buen vino, llegan estos tres jóvenes alemanes que, en seis años, han puesto patas arriba el panorama, a golpe de discos de una enorme calidad y unos directos realmente impresionantes, dándonos esperanzas, y ocupando, en mi modesta opinión, el hueco de las bandas que en poco tiempo serán las que llenen los grandes estadios, cuando nos falten los abuelos.

Y lo hacen sin necesidad de seguir maltratando la música, sin mezclar estilos opuestos en una infame coctelera, ni utilizar efectos digitales. Lo hacen simplemente rescatando viejos sonidos, recurriendo a la fórmula de los creadores, de la psicodelia y los sonidos pesados y aderezándolos con unos estribillos coreables elegidos con buen gusto y con una justa medida, (¿por qué no?) de ritmos bailables. Con todo eso y como he dicho, en apenas seis años, KADAVAR se plantan en el 2017 con 3 discos oficiales, en los que nos muestran con gran maestría como se hace esto del Rock con mayúsculas, con “Avra Kadavar”, “Berlín” y finalmente, con este nuevo y flamante “Rough Times”.

Lo primero que me viene a la cabeza desde el momento en el que arranca el álbum es, “éstos son los KADAVAR que más me gustan”, y me lo hace pensar ese sonido, oscuro, cavernario, y maravillosamente denso que han elegido en esta ocasión, ese tufillo a BLACK SABBATH que envuelve el sonido y cada uno de los temas de esta nueva entrega. Si esta faceta quizá no sorprenda mucho a los que conozcan al grupo por su disco “Avra Kadavar”, creo que en esta ocasión es, si cabe, aún mucho más descarada que en ese primer álbum. Y ya si lo comparamos con “Berlín”, parecía que empezaban a dejarlo un poco más de lado, eligiendo un sonido mucho menos crudo y abrazando más la melodía, los temas más comerciales, por llamarlos de alguna manera, mostrándose más psicodélicos y menos densos, e incluso dándole un giro a su estética con un tipo de portada que sugería cosas muy diferentes.

Nos encontramos ahora, por lo tanto, con un disco mucho más encaminado hacia el Doom setentero, como podemos apreciar, empezando por la portada, que a mi parecer da una imagen mucho más acertada de lo que es la banda que la del disco anterior, pasando por ese sonido que comentábamos y terminado por unos riffs muy pesados, sin dejar de lado la psicodelia. Pero que nadie se asuste si no es su estilo predilecto, porque en este “Rough Times” hay cabida para todos los gustos… dentro del Rock más clásico, claro está: con temas más bailables, alguna balada desgarradora y sobre todo con estribillos pegadizos en el 100% de los cortes del LP.

El álbum arranca con el corte que da nombre al disco, “Rough Times”, y rápidamente nos damos cuenta de lo que llevamos comentando desde el principio de la crítica: la densidad y crudeza que han elegido para sonar en esta ocasión y, aunque la canción avanza dejándome una extraña sensación por el sonido de una flauta (que me descoloca un poco a priori), se le acaba cogiendo el gusto, hacia la mitad llega un giro que hace que se esfumen todas mis dudas, con un riff de guitarra del bueno de “Lupus”, mucho más pesado y Sabbathiano, que redondea la canción. Con esto ya encaro el resto del disco con más animo.

El segundo corte, “Into The Wormehole”, continúa en esta línea, riff pesado, sólida base rítmica, en la que destaca un Simon Bouteloup, que hace un trabajo impecable durante todo el LP, y sobre todo mucha y deliciosa distorsión. Es probablemente el corte más oscuro del álbum, y también tiene uno de los mejores estribillos, pegadizo pero muy oscuro, casi gótico, y con un gran protagonismo del bajo. ¡Muy buen track!… “Skeleton Blues” es la siguiente, y uno de los momentos más grandes del disco, al menos para los que, como yo, idolatramos los cuatro primeros discos de BLACK SABBATH, una canción que se disfruta de principio a fin, para pinchar en vinilo y saborear relajado, tumbado en el sofá con una copa, o para romperte el cuello en el concierto, cerveza en mano.

En cuarto lugar llega la canción que ya nos habían inyectado como single en forma de videoclip, antes de la salida del disco… Es “Die Baby Die”, y que ya había conseguido conmigo lo que evidentemente buscaba, que esperase el resto del álbum como agua de Mayo. Mucha psicodelia, sabor setentero y estribillo que te atrapará. Continuamos con “Vampires”, una de las canciones que más disfrutarán los que gustan más de los KADAVAR de “Berlín”. Más relajada, aunque muy rockera, con un solo de guitarra de los mejores del disco, y muy setentera pero de la vertiente menos oscura del género. “Tribulation Nation” es el corte que encontramos justo en medio de “Rough Times”, tarda bastante en arrancar la voz haciendo honor a esta parte más psicodélica de KADAVAR. Sigue muy en la línea del corte anterior, trabajo fino de “Tiger” tras los timbales, como siempre, (casi se le puede ver mover el pelo como un desquiciado, mientras aporrea la batería),buen estribillo y de las menos oscuras del disco.

Seguimos con “Words Of Evil”, que llega para poner ese punto más “movido”, que tampoco podía faltar. Canción que invita a bailar, con un punto más Hard Rockero, fresco y desenfadado, sin más. “The Lost Child” es la calma tensa, es esa canción de cuna, oscura y melancólica que las abuelas cantan con lágrimas en los ojos. Un gran tema con mucho trasfondo y arreglos, tranquila en sus estrofas y con un épico estribillo, destaca por ser diferente del resto del disco, pero también por su calidad, por lo cuidado de cada detalle que aparece en ella. Sublime.

Para cerrar el álbum, en cuanto a lo que a canciones se refiere, tenemos una canción que podemos llamar “You Found The Best in Me” que es el nombre que el grupo le ha dado o “cómo KADAVAR pueden convertirse en LYNYRD SKYNYRD”… Con un punto muy americano, nos presentan una balada a lo “Free Bird”, o algunas canciones de las más tranquilas de los de Jacksonville, con coros femeninos que recuerdan descaradamente a sus baladas y con un punto a THE BEATLES, o incluso ROLLING STONES, más sesentera que setentera en este caso. Una muy buena canción.

Para terminar 100%, encontramos un track a modo de Outro, que han denominado “A L´Ombre Du Temps” que consiste en un narrador de voz profunda, hablando en francés, acompañado de una leve melodía y una serie de sonidos relajantes, que parece traer esa calma definitiva, que nos recuerda que no dejamos de estar hablando de una banda con un trasfondo, ciertamente oscuro… Magnífico trabajo el de KADAVAR con este “Rough Times”, poniendo punto y seguido a la que debería ser una larga y exitosa carrera por méritos propios.

En definitiva nos encontramos ante un disco que no dejará indiferente a nadie, y que nadie al que le guste el Rock, debería perderse: Un gran trabajo de Rock clásico en el que hay sitio para los sonidos más oscuros, densos y distorsionados, la psicodelia, los estribillos más pegadizos, canciones que invitan a bailar y baladas para disfrutar tranquilo.

Por mi parte solo puedo decir, ¡larga vida a KADAVAR! y que lleguen muchos grupos como ellos.

Texto: Javier Gil

 Tracklist:

  1. Rough Times 3:38
    2. Into The Wormehole 4:17
    3. Skeleton Blues 4:24
    4. Die Baby Die 4:18
    5. Vampires 4:48
    6. Tribulation Nation 5:04
    7. Words Of Evil 3:37
    8. The Lost Child 5:52
    9. You Found The Best in Me 4:58 10. A L’Ombre Du Temps 3:57

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »