Crítica del disco de ADRENALINE RUSH

Seguimos rescatando críticas de las catacumbas de 2014, y aunque este disco salió a comienzos del otoño, no es mal momento para recuperarlo y mover un poco las melenas y caderas con buen hard rock sueco/»angelino».

ADRENALINE RUSH: «Black n´blue» (Frontiers)

index-slider-img3Os presentamos el álbum titulado “Black ‘n Blue” de ADRENALINE RUSH que llegó a nuestro poder gracias a Frontiers Records  y que hará felices a los fans del Swedish Melodic Hard Rock… es decir, esa música venida del bonito país nórdico  y que tiene su base bien asentada en los 80´s (y en este caso además con guapa y delicada chica al frente). Vamos a ver que hay en él… Primeramente, un poco de información acerca de ADRENALINE RUSH: Es una joven banda que proviene de Estocolmo, que debutan con este trabajo y que está compuesta por: Tave Wanning – voces / Alexander Hagman – guitarra, Ludvig Turner – guitarra solista y voces, Soufian Ma’Aoui – bajo y voces , Marcus Johansson – batería.

Después de una intro casi inaudible, aparece el tema homónimo del álbum, “Black ‘n Blue”, que nos sorprende por la increíble voz de su guapa vocalista, Täve Wanning, que tiene un matiz en su preciosa voz que me recuerda a los primeros tiempos de Agnetha de ABBA. Es una voz peculiar y que le da dulzura y adorna perfectamente los temas de Hard Rock simple y efectivo de la banda. Tras éste, un tema corto pero también animado y que te deja con ganas de más, “Change” (primer single y del que han grabado videoclip, que vemos debajo), en el mismo estilo melódico pero va viniendo otra sorpresa que es el tema “Generation Left Behind”, siendo un homenaje a DEF LEPPARD total pero con voz femenina. La base rítmica nos recuerda los mejores tiempos de la banda británica llevados a nuestro tiempo, por cierto, con una voz de Täve que repite un estribillo de los que se te queda para todo el día justo lo que sucede a su vez con “Girls Gone Wild” con un riff potente de guitarra y sonido MÖTLEY a muerte.

La verdad es que son temas intrascendentes, sin grandes pretensiones quiero decir, frescos, muy divertidos, que están compuestos para recordarnos el auténtico Hard Rock que hemos bailado encantados y que ahora con ADRENALINE RUSH podemos seguir haciendo. A medida que van sonando los temas del álbum, la banda se muestra como una apuesta fuerte en el panorama musical ya que, en una época en la que muchas bandas antiguas vuelven a la carga, es genial que una formación actual base su música en lo que se gestaba en Los Ángeles a mediados de los 80´s, con un sonido nítido, una producción muy buena (se nota que se ha invertido dinero aquí) y aprovechando la tecnología más actual con la maestría de su productor, Erik Martensson (que lleva a varias bandas suecas de lo mejorcito como W.E.T. o los mismos ECLIPSE entre otros).

Volvemos a las canciones, y también hay bonita baladita o tema más suave, “When We Are Gone”, para sacar el móvil y dar luz a los conciertos ya que el mechero está en desuso. Es dulce, tranquila pero no llega a ser empalagosa porque han sabido plasmar esa fuerza de la banda ya llegando al final con unas guitarras un poco más fuertes que en el resto del álbum destacando el trabajo vocal de Täve, sin mucha potencia pero con mucho atractivo en el tono, que vuelve a cambiar un poco en “Too Young To Die”, ese tema que ahora está sonando fuerte en las ondas y que te incita a ir al armario a por la chupa de flecos aún en verano. Divertido, como decimos, fresco, vacilón y con una parte intermedia de dar palmas sin parar en los directos de la banda.

El octavo corte del álbum, es otro guiño a los LEPPARD llamado “Oh Yeah!”, pero tan cercano que ahí tengo que mostrar mi desagrado porque me parece influencia exagerada en este caso, que una cosa es que te guste una banda y te dejes influir por ellos y otra como ha hecho aquí ADRENALINE RUSH: hacer un tema que se puede incluir en el “Adrenalize” ahora mismo. Como fan diré que me encanta, porque ese estilo es de mis favoritos, pero para la banda dice muy poco de ellos en el sentido de destacar o de conseguir personalidad propia. Ya después de este tema, el álbum decae un poco ya que vuelven a utilizar la formula facilona de la «copia» y pienso que pueden dar mucho más.

1899980_710345532370345_7761415087915126783_nEn resumen, es un buen disco de hard rock pero sin emocionarnos mucho más, sobresaliendo la voz de Täve y su presencia por encima de todo (como vemos en las fotos promocionales, videoclip, portada del disco y demás). De cualquier manera, no dudéis en echarle un oído porque os alegra el día. Es marcha fresca y divertida, ¡a por él!

Texto: Rocío Gómez (rocio@redhardnheavy.com)

Tracklisting: 

  1. Black n’ Blue
  2. Change
  3. Generation Left Behind
  4. Gils Gone Wild;
  5. When We’re Gone
  6. Want it All
  7. Too Young to Die
  8. Oh Yeah !
  9. No No No
  10. Playin’ to Win

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »