CRADLE OF FILTH siguen/vuelven por sus oscuros fueros

CRADLE OF FILTH: “Cryptoriana – The Seductiveness Of Decay” (Nuclear Blast)…

Hay bandas que levantan el  vuelo después de volar raso durante parte de su carrera musical. En este caso, lo de CRADLE OF FILTH con sus dos últimos trabajos es un renacer en  toda regla. No neguemos la evidencia por más que nos guste el carro de Dani Filth, que, antes del golpe en la mesa a nivel de inspiración y sonido que supuso su anterior “Hammer Of The Witches”, los ingleses habían caído en un bucle de discos mediocres y falta de ganas, justo después del espejismo que supuso el sobresaliente “Godspeed To The Devil’s Thunder”. Es decir, “Darkly, Darkly Venus Aversa” y “The Manticore And Other Horrors” supusieron paladas de tierra a la carrera de los Blackers, hecho que se notó en giras muy por debajo de la prominencia anterior de la banda.

Y como afirma el dicho, al menos a veces, esto se trata de “renacer o morir”, ¡y vaya si ha renacido CRADLE con la nueva (y no tan nueva) savia nueva! Está claro que estamos ante la formación más profesional, capaz y formada en la historia del combo, y está claro también que Dani ha aflojado las riendas, dejando peso al batería Martin Skaroupka para que se ocupe de otras funciones (teclados y orquestaciones), así como a los guitarristas Richard Shaw y Ashok, aportando éstos composiciones y, sobre todo, soluciones brillantes en las seis cuerdas nunca antes explotadas con tanta intensidad en los FILTH.

En esta nueva aventura que es “Cryptoriana – The Seductiveness Of Decay“ podemos encontrar un puñado de composiciones que han quedado redondas de nuevo. Con una producción impecable y un protagonista de las guitarras (con solos completamente heavies) inéditos en otros intentos de la banda, “Cryptoriana” es la vuelta final y remozada a los CRADLE góticos, inspirados y dramáticos que casi habían desaparecido. A nivel compositivo, volvemos a beber de las esencias de trabajos míticos de su historia como “Cruelty And The Beast” y “Dusk And Her Embrace”.

Parecía imposible pero sí, han vuelto por estos lares, y de manera acertada: te suena la reminiscencia, pero nada huele a copia. Así, encontramos temazos absolutos como “Wester Verspertine” (Cruelty total) o la propia “The Seductiveness Of Decay”, donde todo rezuma a esas estructuras que tanto nos gustan de la banda, sin dejar aparte en el redondo esa lección aprendida relativamente hace poco de meternos esos estribillos que entran a la primera como es el caso del single “You Will know The Lion By His Claw”.

Respecto a la banda, que se ha formado en los últimos años, poco se puede decir. Auténticos fans de la carrera de CRADLE han llegado a coger las riendas de los instrumentos, sabiendo qué y cómo han de hacer en todo momento para respetar y mejorar con nota el ideario sonoro tradicional de esta institución del gothic-black.

En especial los guitarristas Richard Shaw y Ashok se saben la lección de memoria y tiran del carro dando vida extra a un Dani bastante castigado por la intensa actividad de la banda. Y sobre la base rítmica, no hay duda posible, el bajista Daniel Firth, y sobre todo la bestia a la batería que es Martin Skaroupka es lo mejor que ha caído en CRADLE en toda su historia rítmica; y en una banda tan exigente en ese terreno, la diferencia se nota, y mucho. Tampoco dejaremos de lado la labor un  tanto en la sombra de la teclista Lindsay Schoolcraft, que entre tanta orquestación y teclados, dista mucho de ser secundaria.

¿Qué queda después de esto en la retina? Puro exceso acertado á la cradle es el recuerdo que permanece después de varias escuchas. Vuelta a los desarrollos orquestales dentro de las partes medias de las composiciones, sin temor a que el minutaje de los temas se vayan de madre, todos lo sabemos, los mejores momentos de CRADLE siempre han estado en sus partituras más épicas (bendita “Bathory Aria”). No hay miedo al exceso gótico: “Death And The Maiden”, “The Night At The Catafalque Manor”, “Achingly Beautiful”… pasan holgadamente los siete minutos de rabia, decadencia y literatura de decadencia victoriana. El tapiz es denso y complicado, con la poética virtuosa ya tradicional en las letras de Dani Filth, e intuimos que este plato es para amantes de lo  barroco sin prisa en la escucha, deseosos de que le cuenten historias de perversión y terror al oído.

CRADLE OF FILTH han vuelto de la tumba quitándose la mortaja de la desgana, renacidos y bendecidos de nuevo con el acierto compositivo que les hizo grandes. Si te desconectaste hace unos cuantos trabajos de las peripecias de los ingleses, yo volvería a reconciliarme con ellos. La comunión con su nueva etapa está clara: otra obra brillante que les va a traer a España en una  gira con galones con MOONSPELL como invitados de lujo.

Os esperamos para que nos volváis a contar historias de seducción y decadencia al oído.

Texto: Javier Paredes (javier@redhardnheavy.com)

Tracklist del disco:

  1. “Exquisite Torments Await” 2:15
  2. “Heartbreak and Séance” 6:24
  3. “Achingly Beautiful” 7:02
  4. “Wester Vespertine” 7:24
  5. “The Seductiveness of Decay” 7:38
  6. “Vengeful Spirit” 6:00
  7. “You Will Know the Lion by His Claw” 7:22
  8. “Death and the Maiden” 8:48

Formación actual:

  • Dani Filth (Vocalista)
  • Richard Shaw (Guitarras )
  • Ashok (Guitarras )
  • Daniel Firth (bajista)
  • Martin Skaroupka (batería))
  • Lindsay Schoolcraft (teclados y coros femeninos y narraciones)

Comments

One thought on “CRADLE OF FILTH siguen/vuelven por sus oscuros fueros”

  1. Juan Santos says:

    Exelente disco muchas gracias por la informacion, saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »