AVANTASIA triunfaron por partida doble en Madrid

Avantasia1AVANTASIA – 12 y 13 de marzo 2016 en Madrid (Sala La Riviera)…

Increíbles dos noches de hard rock y heavy metal las vividas el fin de semana pasado en Madrid. Sábado y domingo con La Riviera a reventar y unos AVANTASIA demostrando porqué son una de las bandas con más presente y futuro de la escena. Nos lo cuenta Rocío, a modo de resúmen/crónica conjunta de los dos días y las excelentes fotos son de Nerea, del sábado…

Gracias a Sun ON Concert, que apostó por traer el evento a Madrid, asistimos en la capital a dos noches increíbles, y que muy difícilmente se olvidarán, a cargo de AVANTASIA. Cuando anunciaron el primer show de la banda (sábado 12 de marzo), las entradas prácticamente volaron, y lo mismo sucedió cuando anunciaron una segunda fecha aún siendo ésta domingo, día poco recomendable en principio para conciertos en la capital, pero que también colgó el cartel de lleno absoluto a pocas semanas para el concierto. Así, la sala La Riviera de Madrid fue escenario de un espectáculo grandioso que a continuación os detallamos.

Espectacular ambiente desde primeras horas de la mañana en los alrededores de la sala, con gente venida desde muchos puntos de la geografía nacional o incluso desde Alemania o Bélgica/Holanda para presenciar la actuación de este conjunto de impresionantes músicos liderados por Tobias Sammet y que cuenta con la aparición estelar de vocalistas de primera como Amanda Somerville, Michael Kiske (UNISONICA, HELLOWEEN…), Eric Martin (MR BIG), Bob Catley (MAGNUM), Herbie Langhans (SINBREED) o Jörn Lande (JORN y MASTERPLAN) en un excelente espectáculo visual y musical de tres horas de duración.

Avantasia12A las 20:00, y ya con la sala hasta arriba de gente, con un ambiente increíble y tras sonar “You Shook Me All Night Long” de AC/DC y su intro habitual, el público dio a la banda un recibimiento espectacular saliendo primero el batería, Felix Bonkhe, para luego ir apareciendo el resto dando el pistoletazo de salida a un show que tardaremos mucho en olvidar. Un excelente sonido ambas noches, una luminotecnia fantástica y ausencia de cualquier tipo de efectos extra como el molesto humo que pudiera distraer el disfrute de los artistas que iban apareciendo a medida que iban descargando los temas. Trajeron un gran telón de fondo con el logo de AVANTASIA y una especie de escaleras, de castillo “derruido”, con rejas/arcos a los lados que servía de camino para la aparición estelar de los cantantes que acompañaban a Tobias en los temas, teniendo al batería en la parte izquierda, un tanto escondido visualmente hablando al estar casi al ras de suelo, y en la parte de la derecha a Michael Rodenberg, “Miro” para los amigos, en los teclados aunque ambos se hicieron notar y mucho en las dos noches.

Más escondidos estuvieron inicialmente Herbie Langhans y Amanda Somerville, en los coros y segundas voces, demasiado quizás el sábado aunque el domingo ya ocuparon lugares más elevados del escenario pudiendo observar la increíble melena rubia de la guapísima vocalista moviéndose y volviendo a su posición inicial sin descolocarse ni un solo cabello… ¡qué fuerza da en escena con su sonrisa y su elegancia la tía! Aunque es verdad que se echa en falta más protagonismo tardando el sábado demasiado en bajar al frente del escenario con Tobias (hasta “Farewell, se hizo de rogar) pero no así el domingo que se mostró más participativa. Ahora, puede tener menos protagonismo que sus compañeros masculinos en el show, quedando su presencia un tanto “minimizada” por el resto. El domingo sí pudimos disfrutarla más en todo, tanto visualmente como por su voz, subiendo de hecho su volumen en los coros, quedando así los temas en los que participa mucho más dulces y elegantes.

Por cierto, Amanda fue con Jorn Lande los únicos que cambiaron la vestimenta: la norteamericana apareciendo con un look a lo Stevie Nicks de FLEETWOOD MAC (elegantísima, de negro con encajes) y con un raro conjunto de con falda pañuelo de seda estampada en tonos rojos-burdeos-rosas muy de su agrado (es habitual en su vestuario), quizás no tanto del nuestro aunque tenemos que reconocer que es una barbaridad de señora estupenda que se llevó piropos constantes los dos días. Eso sí, he echado mucho en falta esos fantásticos bailes y coros con Michael Kiske llenos de química y complicidad que pudimos disfrutar en los shows de 2011 y 2014, aunque sí los tuvimos con Herbie, más desconocido quizás hasta ahora pero que tuvo mucha presencia y protagonismo merecido.

Como es de esperar, Tobias Sammet fue el encargado de conducir el show, esforzándose hasta el máximo por resultar simpático y llegar a las notas altas comprobando que aquí se muestra como mucho mejor cantante que en EDGUY, su banda original, y que aunque se le puede tachar de hablar mucho (nada que ver en AVANTASIA comparado con las larguísimas parrafadas que se marca con EDGUY, todo sea dicho), en estos shows ha estado cantando como no le habíamos visto antes (y hemos podido hacerlo muchas veces). Visiblemente emocionado, fueron incontables las veces que nos dio las gracias en varios idiomas, bromeando mucho sobre todo con Michael Kiske y confirmando el dicho de “el que sigue, lo consigue”, ya que de un proyecto pequeño ha conseguido hacer un fenómeno respetado mundialmente dentro del Heavy Metal reventando salas y que va para arriba como un tiro, que AVANTASIA será una de las siguientes bandas grandes (pero grandes de verdad) sí o sí… si no lo es ya, vaya.

Como decimos, él es el eje principal, introduciendo a los diferentes vocalistas en el show… Tras comenzar inevitablemente de la mano del single “Mystery of a blood red rose”, muy coreada y poniendo a la sala patas arriba desde el principio, nos presentó primeramente a Michael Kiske que bajó desafiante y ya sabiéndose triunfador, poniendo su increíble voz en “Ghostlight” dejándonos a todos con la boca abierta y eso que el show no había hecho nada más que empezar y Tobias tuvo demasiado eco (reverb) en su voz y un pequeño problema con el micro solucionado en segundos. Michael, con su pose altiva, su fría mirada germana y su leve sonrisa que nos encanta, dio una lección de voz que no olvidaremos, mucho mejor para mi gusto que en su última visita con Kai Hansen en UNISONIC y ya es decir. Además, a Kiske se le adora, por su presente y sobre todo por su pasado, y es aparecer y la gente como loca… y él lo sabe y se gusta, aunque en este caso le vimos mucho más centrado, metido en su papel y sobre todo agusto sobre el escenario, muy seguro y confiado y de nuevo 100% “de vuelta al redil”… gracias a Tobi, las cosas como son.

Avantasia4Kiske fue espectacular pero también la sala aplaudió a rabiar a Ronnie Atkins, (de PRETTY MAIDS), tan roquero macarra como es habitual en él aunque sin tanta tachuela encima como en otros conciertos. Elegante y con mucho gancho, cantó “Invoke the Machine”, mano a mano con el germano quedando este quizás por encima del representante danés en estos primeros compases.  Los temas iban cayendo sabiendo intercalarlos no por orden de disco en el tiempo sino uno fuerte, otro más potente, otro más lento, uno más bailable no dejando que perdiéramos el interés en el show ni un solo minuto y eso que más de tres horas, es muy difícil de llenar pero es tal el espectáculo que te quedas diciendo eso de “¿ya?”, necesitando un día entero o más.

Por cierto, muy inteligentemente enfocado el show por parte de Tobbias, a sabiendas de que es su gira más exigente y ambiciosa hasta el momento. Y ha sabido estructurar el show sin ser 100% protagonista necesariamente en todo momento, tomándose sus descansos vocales y escénicos cada dos o tres temas, y delegando mucho más en su increíble banda y colaboradores que otras veces… Empieza a ser perro viejo, que quizás es una de las características positivas que aún le faltaban a este genio alemán, ¡bien hecho, Tobias! Es que además, con semejante plantel de estrellas, cantantes excepcionales, músicos de primera y el público rendido a tus pies, lo inteligente es dar “un paso atrás” en momentos puntuales para que el show no se resienta y esté siempre en lo más alto… ni más ni menos que lo que ocurrió tanto sábado como domingo en Madrid.

Después de Ronnie y Michael, Tobias nos presentó a la siguiente estrella, el gran Bob Catley (MAGNUM), pequeño pero enorme, con su habitual look setentero y su clase habitual, su chaqueta azul y su mano que parece impartir bendiciones mientras cae “A Restless Heart and Obsidian Skies” y “The Great Mistery”, otra muestra de que el Metal puede ser potente y elegante a la vez. No sabes dónde mirar del escenario, si al pequeño vocalista británico (que alguno comparó a nuestro Raphael en un guiño quizás excesivo pero no desacertado del todo, jeje), a los increíbles Sasha Paeth (tremendo en su papel de guitarrista a la vez que productor), u Oliver Hartmann también a la guitarra, y coros, que tuvo momento estelar demostrando que además canta fenomenal luciéndose con Tobias en “The Watchmakers’ Dream”; o los devaneos de Amanda junto con otro crack aunque menos conocido…

No nos olvidamos del nuevo, el miembro del “coro”  Herbie Langhans, habitual en Wacken, y que muy acertadamente ha sido fichado para este proyecto, dándole el protagonismo que se merecen en estos shows de más duración, interpretando además esa particular y gótica “Draconian Love” con nota muy alta… pero es muy difícil competir con el resto de compañeros tan famosos y establecidos como el propio Jorn Lande. El vocalista noruego arrancó muchos aplausos de total admiración, que aquí se le aprecia mucho, y él nos devolvió sin duda ese ario no sólo cantando como el dios vikingo (y bigotudo) que es sino con esas poses tan suyas, sonriendo más de lo habitual y con una interpretación casi teatral de bandera. Como decimos, acabó siendo de los más aclamados y también uno de los que más temas cantó como el clásico “The Scarecrow” (genial, espectacular con potente riff de Sasha Paeth como base) “Lucifer”, espectacular,  o “Promised Land”.

El ex frontman de MASTERPLAN (de visita también en estos días en nuestro país, por cierto), nos presentó a otro gran conocido y admirado del público, un vocalista que físicamente nunca envejece (nuesto Marty McFly del hard rock, jeje o sea, Eric Martin, que salió muy abrigado con su personal bufanda roja pero con una voz muy dulce interpretando “What’s Left of Me” reservándose para volver mucho más melódico en “Dying for an Angel”, “emulando” a Klaus Meine ya casi llegando al final. Por cierto, curioso el ver a Eric aquí quizás más suelto y más duro que con su banda, bromeando incluso mucho más y demostrando muy buen feeling y química con “el jefe Tobias”, como él mismo comentó desde el escenario, orgulloso de formar parte por segunda vez de la familia AVANTASIA.

Durante tres horas de espectáculo increíble hubo momentos sublimes, muchos y muy variados pero destacaríamos el genial “Stargazers” con nada menos que juntos encima del escenario Michael Kiske, Jørn Lande, Ronnie Atkins y Oliver Hartmann, algo que no se puede disfrutar todos los días; o el mano a mano entre Tobias y Amanda mientras ella embelesa con sus cuatro maravillosas frases en “Farewell” para sacar los mejores coros y gorgoritos de todos en el público, con ese estribillo tan lleno de ritmo que incita y a la vez obliga a seguirlo aunque el inglés no sea tu fuerte, el punto más netamente power/HELLOWEEN de “Reach out for the light” (con la gente loca con Kiske… y es que seguimos pensando muchos que el verdadero “Keeper  III” fue el primer disco de AVANTASIA)…  o la propia “Avantasia” que retumbaba por toda la capital del reino coreado por todos, incluso por el técnico de sonido de los alemanes que se lo pasaba tan bien o más que nosotros contagiado por el impresionante y genial ambiente de los dos shows madrileños.

Avantasia2Si ya llevábamos casi tres horas de show y no nos habíamos casi ni enterado, todavía quedaba el espectacular y magnífico cierre a modo de bises con “Lost in Space” (con Amanda improvisando un poco en los coros), “el tema U2 de AVANTASIA” como la presentó Tobias entre risas el sábado, y para ya dejarnos completamente encantados, la aparición de todos en escena para terminar, todos los vocalistas, gente de primerísimo nivel en una sala, a pocos metros de ti, dándolo todo, mostrándose increíblemente profesionales y a la vez cercanos, simpáticos y entrañables, mientras bailaban e interpretaban maravillosamente “Sign of the Cross – The Seven Angels” mientras la sala La Riviera, ambas noches, era una demostración de lo elegante, lo divertido y en conjunto lo magnífico que puede ser un concierto de Metal cuando se unen calidad compositiva y excelencia interpretativa. Eso es lo que AVANTASIA dio dos noches en Madrid: tres horas y 15’ maravillosos.

Casi al final, Tobias Sammet aprovechó el domingo para anunciar que son cabeceras de cartel en el Leyendas del Rock, pues ahí estaremos ya que nos han encantado y en Villena no podemos faltar. Espectacular AVANTASIA, de lo mejor del año…

Texto: Rocío Gómez (rocio@redhardnheavy.com)

Fotos: Nerea Ramos (Selene Fry)

Avantasia6

P.D. – Por cierto, el sábado comentó Tobias algo muy interesante sobre el escenario, y es que la gente dudaba de que en un país como España unos conciertos de estas características y de este tipo de música fueran a funcionar porque, en teoría, España no es un buen país para este tipo de música… Esto demuestra que los que opinan así quizás estén equivocados y España sí sea de verdad un país roquero y metalero (y no como nos lo vendían precisamente en “La Voz” cuando todos sabemos…).  

El setlist de AVANTASIA en Madrid  ambos días fue:

  • Also sprach Zarathustra / “Así habló Zaratustra” (Richard Strauss – tema de la película “2001: Una odisea en el espacio) (intro)
  • Mystery of a Blood Red Rose
  • Ghostlights (con Michael Kiske)
  • Invoke the Machine (con Ronnie Atkins)
  • Unchain the Light (con Ronnie Atkins y Michael Kiske)
  • A Restless Heart and Obsidian Skies (con Bob Catley)
  • The Great Mystery (con Bob Catley)
  • The Scarecrow (con Jørn Lande)
  • Lucifer (con Jørn Lande)
  • The Watchmakers’ Dream (con Oliver Hartmann)
  • What’s Left of Me (con Eric Martin)
  • The Wicked Symphony (con Oliver Hartmann, Jørn Lande, Amanda Somerville, Herbie Langhans y Eric Martin)
  • Draconian Love (con Herbie Langhans)
  • Farewell (con Amanda Somerville)
  • Stargazers (con Michael Kiske, Jørn Lande, Ronnie Atkins and Oliver Hartmann)
  • Shelter from the Rain (con Michael Kiske y Bob Catley)
  • The Story Ain’t Over (con Bob Catley)
  • Let the Storm Descend Upon You (con Jorn Lande y Ronnie Atkins)
  • Promised Land (con Jørn Lande)
  • Prelude
  • Reach Out for the Light (con Michael Kiske)
  • Avantasia (con Michael Kiske)
  • Twisted Mind (con Eric Marin y Ronnie Atkins)
  • Dying for an Angel (con Eric Martin)

Bises:

  • Lost in Space
  • Sign of the Cross / The Seven Angels (con todos sobre el escenario)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »