¿Se acabó la credibilidad (que no efectividad) de las giras de despedida y/o reunión?

Abrimos nuevo capítulo de artículos de opinión, a modo de «El rincón del melenudo», en los que comentaremos y debatiremos de cuestiones de actualidad. Hoy: ¿se acabó la credibilidad (que no efectividad) de las giras de depedida y/o reunión? – Opinamos…

El Rincón del gruñón

Rincon del Gruñon

Abro sección en redes (y compartimos también web) de pequeños artículos de opinión sobre cuestiones de actualidad y lo que vamos viendo que está ocurriendo en nuestro bendito / maldito / querido / odiado mundo del rock y el metal. Lo vamos a llamar cariñosamente «El rincón del melenudo»… sólo porque «El rincón del gruñón» ya está pillado, aunque metamos los artículos dentro de esta «carpeta» de opinión de la web.

En esta sección de arte/s y ensayo breve (o al menos intentaré que lo sea), directa y no necesariamente objetiva (tampoco pretende ser un decálogo de la verdad absoluta ni un lugar donde pontificar o levantar férreos debates que hagan tambalear los cimientos de la escena y negocio actual), sencillamente pondremos sobre la mesa cuestiones que están pasando y que nos hacen torcer un poco el gesto. A su vez, nos gustaría que nos hicieran pensar, a todos, y finalmente (¿por qué no?) conseguir que meros seguidores, lectores, «opinadores» o gente interesada en el rock sin más (siendo parte activa del mundillo o no) se plantearan algunas dudas o conozca algunos detalles de la actualidad en los que no siempre caemos si nadie nos lo dice.

Me apetece empezar la sección con una minireflexión sobre las giras de despedida, bandas que desaparecen «para siempre» pero poco después aparecen como si nada, precios desorbitados de las giras de despedida y/o reunión… Casi siempre se trata de gigantes dinosaurios que tuvieron su época de gloria muchos años atrás, que pasaron por una travesía en el desierto complicada en algún momento pero que ven que ahora todo es jauja y que aquí la crisis en el mundo del rock y el metal sólo está en los bolsillos de los sufridos compradores, seguidores y, en el fondo, clientes. Y realmente tampoco, porque valgan lo que valgan las entradas se agotan y se van a agotar. A su vez, los tiburones del negocio, analistas financieros de la realidad y/o sencillamente las grandes compañías vieron el filón hace 4 o 5 años (o 10, da igual) y se ha exprimido hasta la extenuación… con pingües resultados, por supuesto.

Hoy mismamente vemos que vuelven AEROSMITH una vez más. Vale que ellos no se fueron o despidieron, o sí, o ya no lo sé, ¡no me queda claro!.. Bueno, también ayer (o antesdeayer, o el anterior) se confirmaba oficialmente lo que ya estaba confirmado desde hacía semanas: primero la vuelta de MÖTLEY CRÜE (donde dije digo Diego, ya sabéis) y sobre todo la gira por estadios americanos conjuntamente con DEF LEPPARD y POISON (y parece que JOAN JETT, o STRYPER o RATT…, también en algunas fechas). Y ya lo digo, lo reitero, y lo firmo ante quien sea: en 2021 están en Europa y en el verano de 2021 son los cabeza de cartel de TODOS los festivales grandes de nuestro continente. O vienen antes o después en fechas puntuales en ciudades escogidas de Europa: Londres, Paris, Berlín, Madrid o Barcelona… Bravo por Live Nation, si la jugada es maestra, y por y para las bandas también. Pero ya digo que no voy por ahí en este caso…

También viene la despedida, que sí que ahora sí, de LYNYRD SKYNYRD. Y nos unimos a la eterna despedida y vuelta de OZZY, esos SCORPIONS que ya no saben cómo enmascarar que no se van a retirar nunca, nuestros queridos y adorados JUDAS PRIEST que intentan esquivar la incómoda realidad de que alguna vez dijeron que sí, que era la última gira… y de KISS ni hablamos, ¿para qué? Y volverán los STONES por enésima vez, dentro de nada SLAYER dirán que había sido todo una bromita, TWISTED SISTER en pocos meses venderán la única y exclusiva reunión de turno y gira de despedida posterior… ¡Incluso hemos visto reunidos a lo grande a LA POLLA RECORDS! o BURNING despedirse varias veces seguidas… En fin, esas cosas.

El propósito de esta reflexión y artículo no es calificar, criticar ni siquiera opinar sobre esto, que ya está más que manido, comentado, expuesto y a su vez analizado. No me parece ni mal ni bien, no voy por ahí (otra cosa es que me parezca mucho más digna la postura de IRON MAIDEN, de SAXON o de MÖTORHEAD entonces… o de RAGE se me ocurre, OBÚS y de muchas bandas más… ¿retirarnos?, ¿despedirnos?, ¿nosotros?… NO, moriremos con las botas puestas). Bueno, ya habrá tiempo de echarles en cara a algunos de ellos esto, o no y les seguiremos admirando por ser coherentes. Pero no voy por ahí en el tono de esta reflexión…

De hecho, os recomiendo escuchar el especial que hicimos en su momento sobre esto en Corsarios del Metal, ambos de hecho: uno hablando de las bandas de las eternas despedidas falsas, y otro sobre los que nunca han dicho que se retiran ni tienen, aparentemente, intención de hacerlo. Debajo tenemos tres ejemplos:

 
 

El caso es… ¿a día de hoy es efectivo y creíble ya el tema de las despedidas, farewell tours, reunión exclusiva de turno…? Es decir, a tenor de las cifras por supuesto: asistencia a los conciertos, entradas mucho más caras (en consonancia con los cachés muy inflados de las bandas al respecto), beneficios para los organizadores, giras realmente exitosas, recuperar a lo grande a «viejas glorias» y demostrar que aún tienen mucho que ofrecer (vamos a ser ingenuos y pensar que están todos en igual de buena forma)…. ¿Pero a partir de ahora va a seguir colando?

Mi duda gira sobre un supuesto ya más que desmontado: TODAS las giras de despedida han sido mentira. TODAS las bandas que podían reunirse se han reunido. Y TODAS las reuniones y giras de despedida (al menos de bandas grandes y/o relevantes) han sido un gran éxito… pero ya han perdido toda la credibilidad. ¿Quién ha ganado y quién ha perdido? Bandas, promotores, grandes multinacionales, recintos, industria en general y demás han ganado sin duda. De las bandas intermedias y pequeñas hablamos en otro debate, y de los periodistas o agencias de comunicación también. ¿Pero los seguidores?…  ¿Ganamos o perdemos con esto?

El rincón del melenudo

Finalmente viene la siguiente pregunta obvia, ¿y a partir de ahora qué?… De hecho cierro el artículo como lo empecé, y la reflexión la dejo totalmente abierta: A partir de hoy mismo, que para mí se ha cerrado ya el ciclo de «reuniones y despedidas» en el sentido de que ya nadie (o casi nadie) se las va a creer, ¿cuál es la estrategia a seguir? ¿Y dónde está la fecha de caducidad de la fórmula?…

Me queda la última duda que planteo y que dejo sobre la mesa: ¿dónde está el límite de los seguidores de tragar con esta «mentira» y/o de ser estómagos agradecidos con tal de seguir viendo a nuestros grupos favoritos al precio que sea, económico, moral y literalmente físico?… Cerramos pues: ¿Se ha convertido todo esto en el cuento de la lechera o aún es y será efectivo?

¿Y ahora qué, y luego qué, y cuál será la próxima, y cómo se podrá vender la siguiente gira de despedida sabiendo de antemano que es mentira? Aquí termino por hoy… Opinen ustedes…

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com

P.D. – Por favor, aclaro para cerrar al 100%: No pretendo criticar ni por asomo en este artículo la política de reuniones, despedidas, conciertos gigantes, acciones de las grandes compañías al respecto, ni el acierto o desacierto de la fórmula de negocio… De verdad que no voy por ahí, pero sí quiero dejar cuestiones sobre la mesa que nos hagan pensar a todos.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »