Noche de hard rock clásico con ALCATRAZZ en Madrid

El 3 de octubre, en la sala Shoko de Madrid, tuvo lugar el concierto de ALCATRAZZ (con Graham Bonnet a la cabeza) y EVYLTIDE. Allí estuvimos y os lo contamos y mostramos ahora…

ALCATRAZZ + EVYLTYDE: Martes 3 de octubre (sala Shoko, Madrid)

EVYLTYDE

De los primeros, tengo que decir, muy a mi pesar, que sólo vi el final de su concierto… nunca había estado en esa sala, y confundí la calle Toledo (que era la suya) con la Ronda de Toledo. Estaba segurísimo que serían la misma cosa… pero no eran lo mismo… En fin, no suelo llegar tarde a los conciertos, pero esto fue debido a una pésima confusión.

EVYLTYDE terminaron antes de las 21:00, y estaban programados a las 20:30, por lo que no tocarían ni 30 minutos… Power Metal, con voz femenina, que no levantó mucho entusiasmo en el público. No digo rechazo, pero vamos, la gente iba a ver a ALCATRAZZ, y EVYLTYDE hicieron lo que tenían que hacer, calentar el ambiente. Me sabe mal no comentar nada más, pero ya digo, llegué al final. Seguro que habría algún dato extra que resaltar… les veremos la próxima.

De todos modos, aquí podéis ver una galería de fotos completa de EVYLTYDE.

ALCATRAZZ:

La aparición de ALCATRAZZ en el escenario, fue la siguiente: Graham Bonnet sale sólo y se dirige con cierta dificultad hacia un taburete (en el que estaría sentado el 95% del tiempo de actuación) y explica que estaba muy mal de la espalda, a la espera de que le operasen en Noviembre. Por eso nos dijo haría el concierto sentado, y que esperaba poder terminarlo. Una vez explicado, fue presentando uno por uno a sus músicos, y estos fueron apareciendo en el escenario y ocupando su sitio: Mark Benquechea a la batería, Jimmy Waldo, que ya le acompañó en la primera época de ALCATRAZZ, a los teclados, Beth Ami al bajo, y por último Joe Stump a la guitarra.

ALCATRAZZ

El enfoque del concierto, giró sobre todo en torno al primer disco de ALCATRAZZ “No parole from Rock and Roll” y algunos temas de RAINBOW, SCHENKER o IMPELLITERI, claro, pues él participó en esas grabaciones y giras. Los cuatro primeros temas en sonar fueron de dicho disco “Too Young To Die Too Drunk To Live” “Hiroshima Mon Amour” “Jet To Jet” y “Kree Nakoorie”

Quedó clara una cosa, bueno varias: Graham lo iba a dar todo (y lo dio), y otra: No había mejor elección que Joe Stump a la guitarra (para “sustituir” a Malmsteen, entre otros). Pero como todo en esta vida, no habrá unanimidad. Explico mi sensación: La manera de tocar de Stump, es de la escuela más enfermiza de Yngwie y eso me encantó. De hecho, no sabía que se pudiese ser más chulo que Yngwie… pues sí, se puede, y la demostración la tuvimos esa noche. La única diferencia fue que no llenó el escenario de pantallas y cabezales Marshall, creo que eso lo lleva Yngwie por contrato y no hay más que hablar.

Mas de uno señaló que en temas de RAINBOW y MSG, que fueron los siguientes en sonar, no respetó los solos (como sí lo hizo con los del sueco) . Bueno, digamos que siguió la estela de Malmsteen, o sea, pasarse por el forro los solos originales de otros y correr como un demonio. Por eso digo, era como tener a un Yngwie en el escenario, que no se doblega ante ningún legado musical que no sea el que él quiere.

“Night Games” del disco de Bonnet del año 81, les quedó genial. En el “Rock You To The Ground” de MSG no solamente pasó de ceñirse al estilo del alemán sino que pensaría algo así como “ya sé que he tocado lo que me apetecía, es más, voy a alargarme con el solo”, y lo hizo. Y repito, no me parece mal (sé que no todos pensáis así) pero la personalidad de cada músico es la que es, y la de Stump es Malmsteen 100%. También, todo hay que decirlo, Yngwie está años luz por encima en cuanto a legado musical y ¡cómo no!, en creación de un estilo o una escuela musical de la que miles de guitarristas han aprendido, entre ellos el propio Joe Stump. Queda otro dato que considero importante y que comentaré más adelante… Sigamos con el concierto.

Joe Stump

Con “Stand In Line” de IMPELLITERI ya teníamos completos a todos los proyectos musicales en los que participó Graham Bonnet tiempo atrás. El sonido no era claro del todo, pero te permitía identificar los diferentes instrumentos con nitidez. Tanto Beth Ann como Jimmy Waldo, acompañaban con los coros a la perfección. El estilo de Ann era muy contundente, siempre acompañando los golpes de bombo de la batería del bueno de Mark Benquechea, que ya venía de la “Graham Bonnet Band”, por cierto.

En un par de ocasiones, Bonnet se levantó del taburete y se sentó detrás de la batería, dejando tiempo para que Joe Stump se luciese todavía más. Realmente le costaba andar, e Intentaba disimularlo, haciendo como que seguía el compás de la música a la vez que caminaba, pero… era obvio que ha tenido noches mejores.

“Island In The Sun” nos volvió a llevar al primer disco de ALCATRAZZ, con esos coros brutales y el solo de Malmsteen tocado nota a nota. Al salir, escuchaba comentarios sobre los coros, que si estaban grabados, que si tal o que si cual… A ver, no pondría la mano en el fuego por nadie, pero ¿por qué cada vez que un grupo en directo hace buenos coros se les acusa de que los llevan grabados?… Desde el 2003 hasta el 2007, formé parte de la banda BEETHOVEN R, y en el local nos currábamos mucho los coros. Además del cantante, había tres voces más y nos quedaban bastante bien. En muchos conciertos nos llegaba alguien y nos preguntaba: ¿cómo y quién os dispara los coros? Me he fijado y no veía a la persona que lo hacía. La respuesta era simple: ¡¡¡los coros los hacemos nosotros con el micro que nos ponen!!! Pues eso.

ALCATRAZZ

No tendría que ser raro que todo fuese real, sobre todo cuando los que están en el escenario son gente de un nivel altísimo, como era el caso de ALCATRAZZ esa noche. Podría pensar, eso sí, que a Grahan Bonnet a sus 70 años en algunas partes de alguna canción, le disparasen el cacho de la estrofa en las que más sube de afinación, y sinceramente, lo vería correcto, pues a ver quién defiende esos tema a esa edad y sobre todo esa escuela de cantantes que no tiran de tanto falsete. Aun así, pienso que en un 90% era la voz real de Graham.

Volviendo al concierto, la gente estaba super entregada, y el disfrute era unánime. La media de edad era de unos 40 años más o menos, y no había, como en otros conciertos, un pequeño grupo de adolescentes que le diesen un pequeño toque de juventud al evento… eso da que pensar. Uno se siente más viejo todavía, pero es lo que hay.

El set era un lujazo, pues al haber formado parte de discos importantísimos de diferentes artistas, tanto de M.S.G o RAINBOW, era como una banda de versiones clásicas, pero no, era de lujo tener al cantante original que grabó esos temas, acompañado de unos musicazos… “Since You Been Gone” de RAINBOW ¿quién no la ha tarareado nunca? Pues los coros en ese tema fueron del público. “Leviathan” y “Goodnigth And Goodbye” ambas de IMPELLITERI. En éstas, Joe Stump disfrutó algo más.

Por cierto, comentar que el guitarrista llevó la batuta del concierto en todo momento. Era el que avisaba para terminar algunos temas, para empezarlos… aunque con Graham Bonnet de jefe, eso sí. Un dato aparentemente insignificante, pero que le aleja un poco más de la realidad de Yngwie: En algunas partes del concierto, tuvo algunos problemillas de afinación, que solucionó en no más de 10 segundos, sin molestar a nadie. Esto le pasa a cualquiera, pero veamos cómo lo resuelve él y cómo lo hacía Malmsteen.

ALCATRAZZ

Joe pisó el afinador, la guitarra dejó de sonar, ajustó el clavijero , volvió a pisar, la guitarra volvió a sonar y todo solucionado. Ya digo, no más de 10 segundos. Eso es lo que se suele hacer ¿no? Apenas afectó a la canción que estaban tocando, fue super rápido… Yngwie era (o es) inmediato. Lo normal en él es estar tocando, y cuando detecta algún problema de afinación, sin dejar de tocar, va directamente a la cuerda que es y la afina sobre la marcha, cuestión de milésimas de segundo. Pues eso, oído absoluto.

Volviendo al concierto, Graham aguantó de manera admirable. Eso sí, en al menos un par de ocasiones, comentó que estaba muy cansado y agradeció a su banda el que le salvasen la vida. Otro dato: Muchas bandas, para dar descanso a su cantante, suelen idear solos de algunos de sus músicos. Bien, salvo algún tema en el que Stump alargaba algún final , no hubo nada de eso. Seguro que Bonnet habría agradecido el típico solo de batería ¿no? Pues ya digo, nada de nada, sólo canciones y no precisamente instrumentales. Eso dice mucho y eso es ir a dejarse la garganta, el pulmón y parte del hígado.

“Assaul Attack” y “Lost In Hollywood” fueron las dos últimas, para rematar un setlist muy clásico, muy interesante, pero también apostando a lo seguro. Y de repente los músicos desaparecieron del escenario de manera precipitada, como para volver con un bis, pero no. Eso fue todo. Ha sido de las despedidas más extrañas que he visto. Pero en cualquier caso, estuvieron hora y media dándolo todo, y el sabor de boca fue muy bueno.

Un lujazo de concierto, que no dudaría en repetir.

Texto: Nacho de Carlos / Fotos: Mar Fuertes

Vemos la galería de fotos del concierto de ALCATRAZZ / GRAHAM BONNET en este enlace o debajo en el slider:

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »