ACCEPT aciertan de pleno con su nuevo disco: “The rise of chaos”

ACCEPT: “The Rise of Chaos” (Nuclear Blast)…

ACCEPT despliegan todas sus armas para este nuevo disco, tanto las nuevas como las más antiguas. ¡Bravo una vez más! (y van 4 rotundas alegrías desde que decidieron reunirse)No es nuevo que en esta etapa con Mark Tornillo (ex TT.QUICK como sabemos) a las voces lo que manda en la producción musical es el Heavy Metal sin adulterar. Lejos quedaron los tiempos de experimentar para ACCEPT con el prescindible “Predator” del 96, y me alegro de ello. Aun así, como fan muy antiguo del grupo, he encontrado en este “The Rise of Chaos” elementos de la primera época que sólo habían aparecido a modo de destellos en los trabajos anteriores y que aquí predominan. Ahora veremos cuáles al analizar el disco, pero como adelanto también os digo que se mantienen las líneas maestras que han hecho de “Blood of the Nations”, “Stalingrad” y “Blind Rage” discos muy queridos por los fans también.

“Die by the Sword” abre el disco y sigue una línea continuista con los trabajos con Tornillo que la banda lleva hasta la fecha hasta qué… ¡Sorpresa al primer estribillo! Mark desgarra y sube mucho más de lo acostumbrado haciendo contraste con los estribillos graves marca de la casa. Hasta aquí parece que todo sigue igual, pero cuidado porque los “flashbacks”, en el mejor sentido del término, empiezan ahora con “Hole in the Head” y una densidad en los riffs y una cadencia que nos devuelven a la época de “Objection Overruled” (1993). Escucho la canción y ésta me lleva a la contundencia de “Protectors of Terror” o “ I don’t Wanna be Like you”. Precisamente con ésta última comparte mensaje desafiante, reflejo de esa actitud y seguridad con la que Wolf Hoffman y Peter Baltes (guitarra y bajo respectivamente) han conducido a la banda a ser lo que es hoy, sin miedo a adoptar rasgos distintos o diferentes de lo común en el Heavy Metal.  Por ésta y por muchas otras razones, ACCEPT es una banda interesante desde siempre, y no sólo por la música, sino por las visiones aportadas sobre temas más o menos controvertidos en las letras.

Sobre el tema título en concreto, Wolf Hoffman ha declarado que “The Rise of Chaos” (La llegada/ascenso del caos podría ser una buena traducción) “es algo sobre lo que he estado pensando con frecuencia. Describe una situación que se está extendiendo por el mundo y que buscamos reflejar con la decoración del escenario en nuestro último tour europeo. La intención era retratar un paisaje distópico y destruido. Si ahora echamos un vistazo a nuestra portada es la misma iconografía. Esta vez también puede verse la destrucción invisible que sentimos más y más en esta época, así como la visible”.

Temas políticos y sociales tratados de manera directa, como en los viejos tiempos de “Balls to the Wall”, si bien tengo que decir que no acabo de ver la portada para un disco de ACCEPT, por más que ésta sea espléndida. Refleja el concepto del LP, pero a su vez le falta identificación con la banda, por más que el edificio central de la ilustración esté coronado por el águila de la tapa de “Stalingrad”. Eso sí… esperamos para darle el veredicto final a verla en vinilo, que seguro que gana… y en nuestra estantería de los discos buenos más, jeje.

Llegamos ya a mi parte preferida del disco, y es que el tramo central de éste es el que aglutina los mejores cortes, empezando por “Koolaid”. En ella se revisa la escalofriante historia de los suicidios colectivos de la secta de Jim Jones que también inspiraron “Guyana (The cult of the damned”) de MANOWAR. Un montón de melodía de guitarra y unos juegos de coros que os recordarán, en su grandeza y potencia a los de clásicos como “Monsterman” se ponen al servicio de ilustrar la terrible historia. Aquí tenemos que dar un extra de crédito a la composición y a Wolf Hoffman, que mide muy bien cuando meter más notas, !!¿¿ y cuándo no??!!, y sobre todo a la manera que tienen las estrofas de acumular tensión para descargarla en el estribillo. ACCEPT haciendo magia a través de la música de nuevo en uno de sus mejores cortes, y ojo porque estoy utilizando la etapa clásica como vara de medir.

Ya que hablamos de Wolf, hay que hablar de “No Regrets” y su magnífico solo. Se trata de una canción con múltiples cambios de ritmo en el que se encaja la guitarra solista oscilante  entre partes plagadas de shred y otras más melódicas apoyadas por la segunda guitarra de Uwe Lulis (ex GRAVE DIGGER). En directo seguro que será así, en estudio tengo mis dudas, pues suele ser el propio Wolf quién se encarga de todas las partes. Por cierto, no afecta al álbum en absoluto (y si acaso lo hace de manera positiva) el cambio de formación que sufrió la banda tras grabar “Blind rage”… algo lógico por otro lado cuando es obvio que los jefes son Hoffmann y Baltes y la voz es Tornillo. Pero bueno, había que corroborarlo (como ya lo hicimos en directo), y lo corroboramos también en estudio.

Y ahora sí, ahora estamos ante la joya del disco. Si en “Blind Rage” fue “Dark side of my Heart”, ahora es “Analog man”. No tiene la letra más profunda, no tiene los desarrollos musicales más complejos, sino que su gracia está en que te lleva a la época más rockera de la banda, a “I’m a Rebel” a “Breaker” ¿Es mucho decir? Puede que sí, pero es la sencillez y efectividad en las composiciones que hicieron grandes a SCORPIONS en sus temas a partir del segundo disco, y en menor medida a ACCEPT. Es pegadiza, es comercial, es divertida y sencilla, y aun así tiene más miga de lo que parece. El hombre analógico viviendo (y odiando) el mundo digital, un conflicto que podría extrapolarse al ambiente laboral, al plano musical… aquí no hay puntada sin hilo.

Otro punto fuerte en “The Rise of Chaos” es la variedad. Tenemos cortes con más caña, medios tiempos… “What’s Done is Done” es de los primeros. Es curioso cómo repite la temática de “No Regrets”. Sin remordimientos y  lo que está hecho está hecho son las traducciones de los títulos de ambas. En lo musical es una pista muy dinámica y ahonda también en los juegos de coros y lo que es entre gracioso e irónico: suena más a lo que ha hecho Udo en su carrera en solitario como U.D.O. que a los propios ACCEPT, y es que el toque Wolf/Baltes está aquí más mitigado que en otros temas. “What’s Done is Done” es completamente directa, agresión sónica sin paliativos para la que ACCEPT ni siquiera necesitan pisar el acelerador a tope. Volviendo al punto de variedad del que hablábamos antes, “The Rise of Chaos” certifica la vuelta de la banda a su mejor lado comercial.

No hablo de los coqueteos hardrockeros de “Face the Heat” y tampoco llevan al extremo esta faceta como en “Midnight Mover” o “Screaming for a Love Bite”, sino que han incorporado accesibilidad a la música de este nuevo trabajo a través de la melodía de las guitarras, y en canciones como “World Colliding” lo han bordado: es fácil de escuchar y no pierde ni un ápice de energía. Ideal para preceder a un tema con el tempo más alto como es “Carry the Weight” y en el que de nuevo ACCEPT se lucen dejando a la voz y a la base rítmica soportar el peso del tema con unos leves detalles de guitarra. Por cierto, ya que hablamos de esto, decir que Peter Baltes sigue metiendo esos coros de primera y tiene un papel mucho más destacado que el nuevo batería Christopher Williams… que cumple, pero no deja nada especial para el recuerdo, supongo que la sombra de sus predecesores es demasiado alargada, y no tiene ni el groove especial de alguno de ellos, ni la pegada de otros (especialmente del gran Stefan Schwartzmann en la última época).

Hasta el final no aparece el garbanzo negro del disco, y ese es “Race to Extinction”. No es que esté mal del todo, ni tampoco es un experimento raro, es sólo que no es tan buena como el resto de canciones. Es normalita para el nivel de ACCEPT y canta un poco en un disco sobresaliente. De cualquier manera, digno final para un nuevo álbum sobresaliente de los teutones.

Habrá opiniones para todos los gustos al respecto, pero para mí “The Rise of Chaos” es el mejor disco de ACCEPT en esta última etapa. Quizás para otros igual no lo es tanto, o dirán que exagero un poco. No lo sé, pero seguro que todos compartiremos la idea de que ACCEPT han parido otro monstruo de Metal, que eso es incontestable.

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Tracklist:

  1. Die By The Sword 5:00
  2. Hole In The Head 4:01
  3. The Rise Of Chaos 5:16
  4. Koolaid 4:58
  5. No Regrets 4:20
  6. Analog Man 4:10
  7. What’s Done Is Done 4:08
  8. Worlds Colliding 4:28
  9. Carry The Weight 4:33
  10. Race To Extinction 5:24

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »