Crónica de NICK MASON’S SAUCERFUL OF SECRETS en el Botánico

Los amantes del rock progresivo más psicodélico acudieron sin dudarlo a las “Noches del Botánico”, en Madrid, a ver el colorido espectáculo de NICK MASON’S SAUCERFUL OF SECRETS, recordando la primera etapa de la mítica banda PINK FLOYD. Os contamos cómo fue.                    

NICK MASON’S SAUCERFUL OF SECRETS en las Noches del Botánico – Domingo 10 de julio de 2022 (Madrid)

Nick Mason

El pasado domingo 10 de julio volvimos al acogedor Real Jardín Botánico Alfonso XIII, en la Universidad Complutense, para disfrutar de una velada especial con un ingrediente predominante: psicodelia en estado puro llevada al extremo. Dentro del atractivo ciclo de conciertos “Noches del Botánico”, le tocaba el turno a NICK MASON’S SAUCERFUL OF SECRETS. El veterano batería de PINK FLOYD se presentaba por fin en la capital, tras algunos aplazamientos por la pandemia, con la banda que él mismo formó hace 4 años para rememorar los temas de la primera época de su mítica banda, antes del estallido de “The Dark Side Of the Moon” (1973).

Ningún fan acérrimo de PINK FLOYD podía perderse esta cita, ya que el plan era escuchar, por fin en directo y con tecnología del siglo XXI, muchos viejos temas de la banda que han sonado muy poco en sus conciertos. Esta noche, esos temas sonaron renovados y envueltos en una hipercolorida atmósfera psicodélica y galáctica, gracias a los brillantes efectos de luces, imágenes y explosiones de color en la gran pantalla gigante, ante la cual Mason, con su batería elevada en un pequeño púlpito, casi parecía un dios intergaláctico bien acompañado de grandes músicos.

Sus acompañantes eran Guy Pratt (sustituto de Roger Waters cuando éste dejó la legendaria banda) al bajo, y cantante en algún tema. Nos recordó que había estado casado con la hija de Richard Wright, teclista de PINK FLOYD, al que sigue recordando con cariño por ser el abuelo de sus hijos. Dom Beken tuvo un destacado papel en sus teclados, con apoyo de Lee Harris, que se encargó también de la segunda guitarra. Pero el principal cantante y guitarrista de la noche fue Gary Kemp (SPANDAU BALLET), hablador y bromista, alabando a la ciudad de Madrid, sobre todo sus museos (Prado y Thyssen), y preguntando por qué nadie lleva nunca camisetas de la banda que le dio la fama.

Nick Mason

El principal protagonista, Nick Mason, siempre subido en su tarima de jefe tras su brillante instrumento, y aparentemente en buena forma a sus 78 años, estuvo cordial, hablador, agradecido a la audiencia y simpático también. Recordó que estuvo en España en 1988 y esperaba que algunos asistentes de entonces estuvieran esta noche con él, aunque seguramente hayan perdido ya el pelo. Fue un concierto largo, con dos partes bien definidas y un largo descanso entre ambas, además de algunos bises. De nuevo volvimos a vivir un concierto como los del año pasado, con todo el mundo sentado pero en este caso era más que adecuado para lo que sonaba, temas cargados de melodía, con ritmos más o menos rápidos, pero no excesivamente trepidantes, para una audiencia mayoritariamente madura y tranquila, pero entusiasmada de principio a fin.

Como os decimos, sonaron temas antiguos y poco habituales en los conciertos de las últimas etapas de PINK FLOYD, siempre perfectamente acompañados de imágenes o sonidos idóneos para cada corte, ya fueran las imágenes del joven Nick Mason, o el sonido de los hinchas del Liverpool y su himno “Never Walk Alone” para introducir “Fearless” (tal y como suena en el disco original, “Meddle”). Con “Obscured By Clouds” llegó la psicodelia, que se quedaría ya prácticamente hasta el final. Su tono lento y oscuro dio paso a sonidos más animados y coloridos en los temas siguientes, con un Gary Kemp muy gesticulante y expresivo.

Nick Mason alzó la voz para rendir un sentido homenaje al fallecido Syd Barrett, fundador, líder y compositor en los primeros años de PINK FLOYD (hasta que dejó el grupo por sus adicciones y sobre todo sus problemas mentales). Y presentó “Vegetable Man”, que, según dijo, en su momento fue censurada y por eso nunca había sonado en directo, ni en conciertos de PINK FLOYD ni de ningún otro grupo de versiones, así que nos ofrecía toda una primicia con ello.

“If” envolvió a la aclamada “Atom Heart Mother”, en una ensalada musical donde tanto la batería como la segunda guitarra y los teclados tuvieron más protagonismo. Tras la presentación, por parte del jefe, de todo su equipo, “Remember A Day” y “Set The Controls For The Heart Of The Sun” cerraron esta primera parte con sonidos intergalácticos, y sobre todo con Nick tocando el mismo gong que Roger Waters golpeaba en el video de la canción. Tras el descanso, la segunda parte fue diferente…

Nick Mason

Arrancó en un tono más galáctico, con “Astronomy Domine”, seguido de puro rock & roll con “The Nile Song”, donde destacaron las dos guitarras a dúo y el profundo sonido del Hammond de Dom Beken. La cantó Guy Pratt, que además tuvo un emocionado recuerdo a las víctimas de la guerra de Ucrania, a quienes PINK FLOYD, con Nick Mason y con el propio Guy, recientemente han dedicado el primer tema que han publicado en casi tres décadas, “Hey Hey Rise Up”. Pero no la tocaron esta noche, sino que sonaron los siguientes temas cargados de melodía y algo más de psicodelia. El cierre de esta segunda parte fue la más conocida “Echoes”, larga y de tono muy sideral, que se llevó la mayor ovación de la noche.

Los bises no se hicieron esperar: “See Emily Play” sonó popera, “Saucerful Of Secrets” llevó al extremo la psicodelia que había reinado casi toda la velada, y “Bike” volvió a traernos aires rockeros con un punto casi punk. “I’m A King Bee” nos invitó a salir del recinto, con el escenario ya vacío, tras un enorme agradecimiento por parte de toda la banda, que se llevó una gran ovación unánime.

Fue un evento único para los auténticos fans de PINK FLOYD en estado puro, un gran espectáculo de luz y color que sonó perfectamente, y todos los músicos demostraron ser virtuosos de calidad, destacando el propio Nick Mason, otro de esos veteranos que se niegan a jubilarse y se mantienen en forma. Así que seguiremos pendientes de cuál será su próximo paso o la siguiente aventura, porque seguro que habrá más.

Muchas gracias a la banda por su entrega, y a los organizadores de estas “Noches del Botánico”, que siempre nos hacen estar muy a gusto.

Texto: Mar Fuertes / Fotos: Fran Llorente

Galería de fotos de NICK MASON’S SAUCERFUL OF SECRETS en Madrid en este enlace.

Setlist de NICK MASON’S SAUCERFUL OF SECRETS:

NIck Mason

Primera parte:

  • One Of These Days
  • Arnold Layne
  • Fearless
  • Obscured By Clouds
  • When You’re In
  • Candy And A Currant Bun
  • Vegetable Man
  • If
  • Atom Heart Mother
  • If
  • Remember A Day
  • Set The Controls For The Heart Of The Sun

Segunda Parte:

  • Astronomy Domine
  • The Nile Song
  • Burning Bridges
  • Childhood’s End
  • Lucifer Sam
  • Echoes

Bises:

  • See Emily Play
  • A Saucerful Of Secrets
  • Bike
  • I’m A King Bee (grabada)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »