Review del esperado nuevo disco de HELLOWEEN

Completa, profunda, reflexiva y objetiva review del nuevo y esperadísimo disco de HELLOWEEN. Trabajo homónimo y diseccionado al milímetro por el gran Fernando Galicia Poblet. Hacerle caso que sabe mucho y se fija infinito en los detalles importantes. Nos ha gustado, mucho, pero…

Helloween

HELLOWEEN – Helloween – Nuclear Blast, 2021 

¡Ya está aquí! Ya llegó uno de los discos más esperados, más comentados, más debatidos y que más expectación han levantado en los últimos… ¿por lo menos 25 años? El que volvería a reunir en un estudio a Michael Kiske y Kai Hansen con sus compañeros de HELLOWEEN, y el que debe devolver a la banda alemana a recuperar el trono del power, como si de las dos mitades de la espada de Greyskull se tratara. Al menos eso es lo que dicen las escrituras…

Helloween

Esto me pone en la difícil tesitura de hablar desde un cadalso en la plaza pública, expuesto a las loas y a los tomatazos; al aplauso o a la picota… Porque cuando se comenta un trabajo como éste, uno de esos “elegidos” que más allá de la música lleva grabada una enorme carga emocional y de barrera generacional, está claro que diga lo que diga, nunca podré complacer a todos. Así que lo único que pido es que me dejen terminar, y lean hasta el final antes de emitir su veredicto.

HELLOWEEN… sólo pronunciar el nombre ya provoca emociones encontradas, en función de los años que uno haya estado siguiendo a la banda. Porque, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de HELLOWEEN? ¿A la formación clásica, referente indiscutible, que ayudó a levantar y popularizar el heavy metal europeo durante los ochenta, caracterizado por una forma más amable o divertida de entender el estilo? ¿Nos referimos por el contrario al grupo de power metal que se ha mantenido firme desde mediados de los noventa, con lanzamientos dignos, pero lejos del reconocimiento masivo? ¿O puede que nos evoque al resto de la familia, con GAMMA RAY a la cabeza, e incluso a proyectos mucho más secundarios como UNISONIC? Supongo que cada uno tendrá su propio plano del “entorno HELLOWEEN” y del peso que cada parte tiene en el conjunto, pero de lo que no hay duda es de que todo ello forma parte de un todo, nos guste más o menos.

Quería empezar comentando esto porque la primera de las grandes señales del disco ya está en su portada, antes de escuchar nada. Una portada, realizada por el israelí Eliran Kantor (que ya ha trabajado, por ejemplo, con artistas como TESTAMENT, ICED EARTH, o buena parte de la escena del metal extremo), y que llama la atención por varias cosas. En primer lugar porque, más que una ilustración, parece un cuadro, rompiendo completamente la estética habitual de las carátulas de HELLOWEEN, para acercarse a las pinturas barrocas. No creo que sea casual, marcando una nueva forma (pero mirando al pasado) de enfocar las cosas. Pero el contenido también es importante…

Helloween

Para empezar, porque destierra las calabazas (protagonistas incluso en su gira de reunión, en las portadas de los singles, o en la temática de las letras como la de “Pumpkins United”). En su lugar está el Guardián de las Siete Llaves, que ya protagonizara la imagen del mítico Keeper of the Seven Keys I (1987)… o de Time of the Oath (1996), ya con Deris al frente. También se aprecia la lucha entre el bien y el mal, como queriendo dar a entender que han vencido a sus demonios, representados por esa figura verdosa que a su vez tuviera presencia en la portada del Keeper of the Seven Keys II (1988), y que evocaba a otro clásico de la pintura: La Creación de Adán, de Miguel Ángel. Insisto: nada es casual…

La segunda señal evidente es el nombre del disco: Helloween. ¿Existe algo más simple y que tenga más significado para lo que quieren expresar? Porque yo creo que no: Esto es HELLOWEEN, fin de la discusión. Es el conjunto de sus etapas, con los miembros clásicos, con los menos clásicos, y con los más nuevos. Todos por igual, porque ¡ojo!, no perdamos de vista que Sasha Gerstner y Dani Löble llevan en la formación la friolera de 19 y 16 años respectivamente, así que también se han ganado sus galones. En definitiva, un título que refleja perfectamente lo que vamos a encontrar dentro del álbum, del mismo modo que su gira de reunión fue una gran celebración “familiar”.

Vamos con el contenido musical, que es lo que estáis esperando que os cuente. No me andaré con rodeos, y os evito la tensión innecesaria: Helloween es lo mejor que han sacado desde Master of the Rings (1994). Eso no significa que no tenga sombras, que las tiene, pero al menos ya podéis despejar las dudas sobre su calidad. Aunque alguno ya estará preparando los tomates o afilando la cuchilla, quiero dejar claro que no tengo nada contra Deris ni contra la etapa “post Kiske”. De hecho, no sólo me parece que Deris ha sido uno de los artífices de la longevidad del grupo, e incluso de la reunión que ha hecho posible su última gira y este álbum, sino que también es un gran compositor. Valga como muestra que muchos de los grandes éxitos de los alemanes desde su llegada son suyos, y que en este Helloween es uno de los principales autores de canciones (un tercio son exclusivamente de su creación). Pero las cosas como son, y desde Master of the Rings no percibía esta sensación de estar ante algo realmente bueno.

Helloween

Helloween está conformado por doce cortes… aunque en realidad podemos hablar de once, toda vez que “Orbit” es una breve introducción instrumental. La sensación general es la que me esperaba desde el principio: un compendio del “entorno HELLOWEEN”, perfectamente reflejado, por ejemplo, en su primer single (y tema de cierre del álbum), “Skyfall”. Un tema al que ciertamente le puede sobrar algo de cronometraje, pero en el que se aprecian perfectamente todas las etapas que rodean a la banda, desde la más clásica hasta la más moderna, pasando por GAMMA RAY o UNISONIC (el comienzo, sin ir más lejos, recuerda mucho a este proyecto común de Hansen y Kiske), incluso separadas por tramos estancos. (NDR: No es casual que sea un tema de Kai Hansen, claro)

De esta manera, el disco arranca de manera fulgurante con “Out for the glory”, “Fear of the Fallen” (una de las canciones más inspiradas del disco, y que ya salió como segundo single) y “Best Time”, que son HELLOWEEN puro, con esa velocidad y melodismo habituales, y que se inclinan por la vertiente más clásica o más power según qué momentos y quién cante (incluso “Best Time”, la más “alegre” de todo el trabajo, tiene un punto de GAMMA RAY en los coros que hace Hansen, muy característicos). A partir de aquí el tracklist va describiendo una onda por temas pares e impares, subiendo y bajando, lo cual impide que la sensación sea de euforia total. Además, hay mucha diversidad estilística, algo que tampoco es habitual en los germanos.

Así por ejemplo, “Mass Pollution” rompe la dinámica del inicio, alejándose completamente del power y adentrándose en un sonido mucho más heavy y oscuro, pero con tintes hardrockeros. Reconozco que al principio me descolocó, pero con las sucesivas escuchas no sólo he terminado de asimilarlo, sino que he empezado a verlo como una pequeña joya. Y si seguimos con las canciones “pares”, además de la ya comentada “Skyfall” aparecen cortes rápidos, melódicos y potentes, como “Rise without chains” o “Down in the Dumps”, que no defraudarán a los fans sobre todo de los 90. Pero la que más me ha llamado la atención es “Robot King”, con una composición más compleja, y que a pesar de estar escrita por Weikath me recuerda mucho a la manera de hacer de GAMMA RAY, seguramente fruto de unos buenos arreglos posteriores de Hansen. Sin duda una de los mejores temas del disco.

Helloween

Por el otro lado tenemos las canciones “impares” (sin contar “Out for the glory” y “Best time”), que es por donde flojea el álbum. Hay dos, “Angels” y “Cyanide”, que directamente se podían haber ahorrado, y que lastran totalmente el resultado. Son impropias de un grupo con esta trayectoria, y de un disco que ha levantado tanta expectación. Me las pueden vender como quieran, pero son lo que hemos llamado toda la vida “canciones de relleno”, aunque a un nivel estratosférico. Dos petardos, vamos… “Indestructible” aparece en mitad del tracklist, muy melódica, con un estribillo muy pegadizo, y lo mejor que tiene es el mensaje, muy acorde con lo que representan HELLOWEEN y este Helloween (“(…)We’re Indestructible, cause we are one…”). Por lo demás, canción muy predecible y poco inspirada. No es mala, pero sí prescindible, recordándome incluso a STRATOVARIUS en medio de su declive.

Helloween

En lo que respecta a los asuntos más técnicos, Helloween se ha grabado en los Home Studios, de Hamburgo; los mismos donde ya grabaron, por ejemplo, Master of the Rings (1994), The Time of the Oath (1996) o Better tan Raw (1998), y ha sido masterizado en los Valhalla Studios, de Nueva York. Cuenta con el detalle romántico de haber utilizado el kit de batería original de Ingo Schwichtenberg (batería clásico de HELLOWEEN, que se suicidó, para los despistados). La producción ha sido obra de Charlie Bauerfeind, con coproducción de Denis Ward… ¿y qué queréis que os diga?: deja mucho que desear. No me explico cómo un disco como éste no tiene el brillo que merece, con muchas partes sonando excesivamente comprimidas, al borde de la saturación, y con un resultado final bastante lineal.

Por otro lado, Baurfeind ha vuelto a hacer de las suyas, como ya les ocurriera a los propios HELLOWEEN en el directo United Live in Madrid (2019, donde los retoques posteriores en estudio desajustaron la respuesta del público en muchas de las canciones, tal y como os conté en su día). Algunos no aprenden… Por si fuera poco, en Helloween hay dos momentos en los que el corta-pega le ha salido peor que a mí en un trabajo del colegio de mis hijos. Y además en sitios muy visibles, como son los estribillos de “Out for the glory” y “Raise without changes”. En el primero, la segunda mitad del estribillo está evidente retocada para bajarlo de tono. No me refiero a que es evidente que cambia la tonalidad, sino a que el cambio es artificial, “autotune on”. Cuando tengan que tocarlo en directo, a ver cómo se lo montan (vigilancia especial a partes grabadas… lo estoy avisando ya). Y en la segunda, directamente mete la tijera tratando (supongo) de reforzar un contratiempo. Lo raro no es el contratiempo, recurso habitual en el heavy metal, sino la brusquedad con la que suena, sin vaselina de ningún tipo, que hace que entre de manera “tremendamente no natural”…

En definitiva, chapuzas, y una pena de producción, porque podía haberle dado un plus a un álbum que lo necesitaba como el comer para dar un puñetazo en la mesa. En este sentido, por ejemplo, me vienen ahora a la cabeza las producciones de otros lanzamientos de este mismo año, como el de ACCEPT (“Too mean to die”, de Andy Sneap, cuyo resultado es demoledor) o el de THUNDER (“All the right noises”, de Mike Fraser, de una elegancia rockera impecable). Las comparaciones son odiosas…

Helloween

En lo que respecta al formato de edición, Helloween sale en formato digital (sobre el que se ha hecho esta reseña), CD, 2CD-digibook, 2LP-2CD Earbook y en una presentación Deluxe con caja que incluye el Earbook, un reloj de pared, pins, un colgante, un parche y una lámina con la portada. Además, también sale en edición especial en 2LP de varios colores, y en edición de coleccionista con 3LP holográficos.

Como alegato final, y pese a que he echado en falta su célebre “happy metal” en las composiciones, diré que creo que aquí tenemos el “disco del año”, no tanto por lo escrupulosamente musical (que es bueno), sino por todo lo que arrastra alrededor, y como culminación del acto de reconciliación (que comenzó con la exitosa gira de reunión “pre pandemia”) de una banda que se había roto y ha vuelto a reconciliarse, ampliando la familia. Helloween es realmente un muy buen álbum, que colmará seguro las expectativas de los fans menos recalcitrantes, y que se disfruta de principio a fin, lastrado por un par de canciones y una producción muy mejorable.  Ahora sí, pueden ir decidiendo si me ajustician o merezco clemencia. Sólo una cosa más: escuchen el disco (completo y un par de veces al menos) antes de firmar mi sentencia.

Texto: Fernando Galicia Poblet

TRACKLISTING de HELLOWEEN

Helloween

  1.  Out For The Glory 7:19
  2. Fear Of The Fallen 5:39
  3. Best Time 3:36
  4. Mass Pollution 4:15
  5. Angels 4:42
  6. Rise Without Chains 4:56
  7. Indestructible 4:43
  8. Robot King 7:08
  9. Cyanide 3:29
  10. Down In The Dumps 6:01
  11. Orbit 1:05
  12. Skyfall 12:11

Bonus tracks Digibook & Vinyl:

  1. Golden Times 4:48
  2. Save My Hide 3:11

Bonustracks Earbook:

  1. Golden Times 4:48
  2. Save My Hide 3:11
  3. PumpkinsUnited 6:20

HELLOWEEN:

  • Michael Kiske – Cantante
  • Andi Deris – Cantante
  • Kai Hansen – Guitarrista, voces
  • Michael Weikath – Guitarrista
  • Sascha Gerstner – Guitarrista
  • Markus Grosskopf – Bajo
  • Daniel Loeble – Batería

Comments

One thought on “Review del esperado nuevo disco de HELLOWEEN”

  1. Fonsi says:

    Buena crítica, pero no decían que la producción era analógica?

Responder a Fonsi Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »