Crítica del último trabajo de INFAMIA

INFAMIA: «Sin respiro» (Autoeditado)…

Los riojanos INFAMIA siguen siendo una banda especial y con mucho que decir en este complicado y encorsetado mundo del rock duro y el heavy metal nacional. Recuerdo cuando los descubrí de casualidad con su segundo y sobre todo tercer álbum y que me supusieron desde el principio un soplo de aire fresco entre tanta mediocridad, repeticiones una tras otra y grupos sin chicha ni limoná, como quien dice. Y con este cuarto disco siguen siendo especiales y una banda que se sigue diferenciando del resto por calidad, por intención, por pelotas y por determinación.

Reconozco que estoy en una época en la que necesito mucho más para que un disco de una formación actual de heavy metal me diga algo realmente, y no se me caen los anillos ni el flequillo en reconocerlo. ¿Porqué?, porque estamos en unos tiempos en los que hay que mojarse musical y letrísticamente y aportar algo más. Estoy harto de imagen, de parches, de hermanos del metal que sólo han visto actitud y rock n´roll en vídeos de Internet, y de jebis de sofá de casa. Estoy harto, muy harto de eso, y últimamente sólo veo calle, compromiso, reivindicación, visceralidad y bandas que me aportan cosas especiales en otros estilos, en el rock clásico, en el punk, en el thrash, en el hard&heavy retro… pero poquísimo en el heavy metal. E INFAMIA me vuelven a hacer recuperar la sonrisa al respecto, ¡bien!

12308485_10153425965863580_8633801389891654323_nY es que no necesitan ser los más heavies, ni los más pintones ni los más auténticos para demostrarme que saben de qué va esto y que hablamos el mismo idioma. Reconozco también, ya que estamos sinceros, que no me convenció mucho cuando vi la portada del disco por primera vez ni siquiera en su primera escucha. Sí, eran ellos, los que me habían maravillado con «Neophobia» hace unos 3 años pero no me terminaron de enganchar en las dos o tres primeras escuchas de «Sin respiro», aunque algo me decía que tenia que darle la cuarta… Quizás era una producción un tanto más actual, diferente, o sobre todo esos toques «raros» en algunos temas que aún ahora me chirrían un poco, esos samplers o sintetizadores que descolocan a la escucha. Pero de repente algo hizo clic de nuevo en mi cabeza y les volví a entender 100% y me recuperaron inmediatamente para la causa.

Es cierto que han perdido a su miembro más hardroquero como es/era Káramo y han encontrado en Txus un guitarrista diferente, algo más actual y menos roquero quizás (más joven también), pero muy válido. Y todo esto les ha llevado a un proceso largo entre su disco anterior y éste. Por otro lado, no puedo negar que la producción de Dan Díez trastorna sin duda al principio, y que cuesta un poco sacarle el jugo al disco, al menos más que en trabajos anteriores, porque no entra tan directo… o sí, este punto no lo termino de tener claro. Pero amigos, el que no arriesga no gana, e INFAMIA tienen «eso» que diferencia a los buenos de los mediocres: originalidad, determinación y compromiso. Y son muy buenos, así que una vez más me quito el sombrero ante ellos porque lo han vuelto a hacer.

Me dejo lo mejor para el «final», y es que en este nuevo disco se dejan de medias tintas, si alguna vez las tuvieron, y se mojan, ¡vaya si se mojan!… Ppor fin veo una banda nacional actual que recupera sin tapujos letras reivindicativas y protestonas sin ir a lo fácil, sin recurrir a tópicos y que hablan de lo que vemos en la calle, en la televisión, de lo que nos pasa… y le dan caña a los que no están jodiendo la vida: Gobierno, triste situación que viven los que tienen que emigrar forzosamente, desahucios, Ley Mordaza… Letras sociales, políticas, comprometidas, críticas, ¡por fin!

afotoCreo que el heavy español lleva años perdiendo esto en detrimento de las bandas de punk rock y rock estatal que han captado mucho, mucho mejor la esencia de nuestros BARÓN, OBÚS, LEÑO, ASFALTO, TOPO, ÑU, BARRICADA y demás en este sentido… y lo echo muchísimo de menos. No digo que no haya bandas que no lo hagan, ojo, que no quiero tergiversaciones de mis palabras, pero sin duda no es la tónica habitual a día de hoy, e INFAMIA han recogido de maravilla el testigo en este CD. ¡Bien! Ésa es la actitud, la verdadera actitud, y no los parches, las pantomimas y las tonterías. Palabrería barata y mucha beligerancia detrás del ordenador pero en la realidad agusto en casita y hablando de dragones y mazmorras, y guerreros del metal, en las letras como mucho.

Dicho esto, comentar que los de La Rioja han parido un disco muy comprometido pero a la vez muy personal, que como digo no entra a la primera e incluso diría que requiere de una atención extra. Y no porque sea complicado, complejo o «raro», que era una palabra que usaba antes a propósito. No, pero es diferente, y se mojan y aportan algo más: un extra de sonido, de compromiso, de querer avanzar y de sonar a ellos mismos y ser considerados una banda especial. ¡Bien de nuevo! Y no faltan las letras personales, que no todo es protesta y denuncia, pues también hay momentos para hablar de amor/desamor, de emociones, de tragedias personales…

Musicalmente sigue primando ese heavy metal clásico pero sin dejar de lado tonalidades más actuales e incluso rock n´roll y hard rock de toda la vida, y también un mínimo deje power que se mantiene de sus primeros tiempos, ¿y porqué lo iban a abandonar? La producción de Dan Díez le da un punto distinto, un sonido particular que no va a gustar a todo el mundo (a mí el primero, que me ha costado), pero quien no arriesga no gana, reitero. De hecho, me mojo yo también y afirmo rotundo que me sobran esos dejes «industriales» puntuales que a otras bandas sí le han quedado muy bien (recordemos la polémica, aunque sea con propósito más comercial y «bailón» de BATTLE BEAST en su fantástico último disco), pero aún así me quito el sombrero ante la valentía y la personalidad de hacerlo.

13062158_10153779281083580_6785803954179602236_nY sí, la voz de Fredy me encanta. Ni es el más guapo ni el mejor cantante ni el más chillón pero clava sus voces y además aporta esa fuerza e intencionalidad que le dan a INFAMIA su toque personal. Después, siempre destaco el toque a la batería de Alberto, «sencillo» pero efectivo y que empasta de lujo con el bajo de Fran, o la mezcla tan interesante que han conseguido Mario y Txus ahora a las guitarras (y eso que yo soy fan irredento del estilo de Káramo, musical, visual y encima del escenario). Pero es Fredy el que aporta el extra en mi opinión. ¡Un abrazo, amigo, y buen trabajo!

Vamos ya con los temas y lo cierto es que desde el principio enganchan a tope con «Mi generación», rotunda, rabiosa, beligerante al máximo y uno de esos himnos que tenían que sonar en cada debate a 4, a 3 o a su puta madre. De hecho sonará en nuestro próximo especial «Políticos Mamones» que haremos en Corsarios (nuestro programa de radio) el día de las Elecciones, ¡prometido!… Imposible no descolocarse con la propia «Sin respiro» y ese comienzo cuasi industrial, pero rápido engancha y te atrapa su ritmo, su rollo, sus melodías y su letra, de nuevo ultrarrabiosa y protestona… «El último adiós» es mucho más personal y deja por un momento la actualidad para hablar de cuestiones cercanas a la banda y es un canto a un amigo del grupo que lamentablemente les dejó recientemente.

«La razón dormida» es todo un himno y un tema superheavy a pesar de esos arreglos de fondo mucho más actuales, con una letra de reafirmación personal y superación que siempre han bordado. «El rechazo de mi cuerpo» tiene un punto muy interesante a medio tiempo y con un deje que alguna vez ya he visto en la banda «cercano» a SÔBER e incluso HEROES DEL SILENCIO (al menos yo se lo veo) aunque esto sea mucho más heavy y melódico. «Un capricho más» puede seguir un poco esa onda aunque es más hardroquera, con excelentes melodías y tira más de «tópicos» en la letra de amistad, amor, traición… tiene su punto aunque no es de mis favoritas. «La magia del momento» es la balada del disco, con un toque bluesy muy elegante y un deje romántico y acústico que, sin ser el terreno en el que mejor se mueven, siempre lo han hecho bien.

photoCon «Basta ya» volvemos a protestar y a soltar bilis, a no mordernos la lengua y a expresar que esto no puede seguir así. Muy heavy, muy cruda, y una clara crítica mostrando la repulsa contra el terrorismo que nos invade a nivel mundial en los últimos años. «El juego» tiene ese punto de nuevo con sintetizadores que me descoloca un poco, en este caso tratando tema de adicciones, mentiras y dobles vidas o como se quiera llamar. Pegadiza y diferente, un corte interesante, aunque tampoco es de mis preferidas…

Para terminar, la joya del disco para mí, en la que nos quitamos las máscaras (si es que nos las hemos puesto en algún momento) y volvemos a escupirles rabia a la cara, a dejar que salga nuestra voz y a protestar contra una de las mayores injusticias que nos hemos comido en los últimos tiempos: la ley mordaza. Decimos no, no nos callamos y no nos da miedo este poder porque somos la voz de una nación que no se rinde, y hay que gritar bien fuerte: ¡Revolución! Temazo para cerrar en el que se mojan y denuncian, como creo que tendrían que hacer todas las bandas de este país que aún piensen que el rock duro es reivindicativo y que tiene que servir para algo y sobre todo decir cosas. Si nos callamos estamos jodidos y seguiremos «Amordazados» y no puede ser.

En definitiva, un trabajo con el que me siento tremendamente identificado… sin que le tire flores gratuitas ni diga que me enganchó desde el primer momento que lo escuché, porque no es cierto. Para mí ésta es la evolución que debe tener el heavy metal, al menos en nuestro país, y es el tipo de discos que me hacen sonreír pensando en que no todo está perdido y que todavía hay mucha tela que cortar en el rock duro en España.

Una banda excelente y que siguen dando pasos firmes para llegar donde merecen. Que otros sigan escuchando malas copias o buscando tributos, que yo prefiero seguir siendo fiel a nuestros sentimientos, los de INFAMIA y los míos. Más vale tarde que nunca (que salió a finales de año, lo sé) y ¡a por este discazo!

Texto: David Esquitino (david_esquitino@redhardnheavy.com)

Canciones:12112025_10153366004703580_7617668885551874919_n

  1. Mi Generación
  2. Sin Respiro
  3. El Último Adiós
  4. La Razón Dormida
  5. El Rechazo de mi Cuerpo
  6. Un Capricho Más
  7. La Magia del Momento
  8. Basta Ya
  9. El Juego
  10. Amordazados

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »