Crítica del nuevo trabajo de TYKETTO, «Reach»

tyketto-headerTYKETTO: «Reach» (Frontiers, 2016)… 

«Reach» es la prueba evidente de que TYKETTO se lo han tomado muy en serio, y de que no se van a conformar con vivir de las rentas del pasado. Además, Danny Vaughn y Michael Clayton no sólo han conseguido mantener sino también relanzar (¡y de qué manera!) al grupo, revitalizándolo por completo, y dándole una nueva vida que se antoja muy prometedora. 

Vuelve TYKETTO, celebrando su 25º aniversario, y lo hace con novedades importantes. La primera y más visible es que presenta un line up completamente renovado, tras la salida de los clásicos Brooke St. James y Jimi Kennedy al finalizar la gira de presentación de su anterior álbum, Dig in Deep. Unas ausencias notables que prácticamente anunciaban el final de una de las bandas más queridas del hard rock americano de los noventa.

tykettoSin embargo, y lejos de ello, Danny Vaughn (cantante) y Michael Clayton Arbeeny (batería) han decidido continuar enarbolando su bandera, reinventando el grupo e incorporando nuevos miembros que no sólo lo han mantenido a flote, sino que le han dado nuevos bríos. De esta manera, los TYKETTO de 2016 son, además de Danny y Michael, el fantástico bajista Chris Childs (THUNDER, que ya ha colaborado con Vaughn en otros proyectos como ULTIMATE EAGLES), el guitarrista Chris Green (FURYON, PRIDE) y el teclista Ged Rylands (TEN, RAGE OF ANGELS, y que ya había completado la formación de TYKETTO para los directos en anteriores giras).

La segunda novedad importante es la actitud, y es que TYKETTO ha pasado de entonar el canto del cisne, hace ya cuatro años, a dar un puñetazo encima de la mesa para dejar claro que no sólo siguen sino que además quieren estar en primera línea del género. Es lo que se desprende tras la escucha de Reach, un álbum en el que muestran un lavado de cara notable, tanto en la forma como en el contenido. En la forma porque, tras aquel Dig in Deep (2012) en el cual había temas interesantes pero que en general fue un disco decepcionante para los fans de la banda, con una evidente muestra de agotamiento creativo, Reach suena fresco, muy fresco, actual y convincente.

Y también en el contenido porque, lejos de caer en la facilidad de la nostalgia, repitiendo melodías y estructuras compositivas de hace más de veinte años, TYKETTO han dado un paso al frente, sabiendo combinar su estilo habitual con la evolución musical de sus componentes a lo largo de todo este tiempo (especialmente, y como no podía ser de otro modo, de su principal compositor, Danny Vaughn). El fruto de todo ello es un trabajo que, manteniendo firmemente la esencia del grupo, se inclina hacia sonidos americanos más tradicionales. 

tyketto-57f7826351f24Si nos detenemos con más detalle en los temas que lo componen, Reach es un trabajo bien equilibrado, en el que encontramos sin problema todos los elementos que se esperan de un disco de TYKETTO: hard rock elegante, ritmos marcados, sonidos eléctricos mezclados con toques acústicos, coros y melodía, mucha melodía. Dicho esto, la primera parte del álbum llama la atención por su eclecticismo, mostrando gran cantidad de influencias muy diversas. “Reach” es la mezcla perfecta entre la primera etapa del grupo y la carrera en solitario de Danny Vaughn, con un estribillo desenfadado, un riff potente y teclado vistoso que desembocan en unas estrofas de carácter más intimista.

Buena elección como single, “Big Money” es puro hard rock, con un estilo muy americano pero poco convencional, que recuerda al de bandas como EXTREME (especialmente en la contraestrofa y el estribillo), y que se convierte en una de esas canciones diferenciadoras que aportan un plus. “Kick like a mule” es sin duda otra de ellas, con ritmo frenético, muy similar en estilo a una joya como “Colorado Bulldog”, de MR. BIG. Y si esta recuerda a MR. BIG, “Circle the wagons” nos lleva irremediablemente a pensar en “Take away my pain”, de DREAM THEATER, con un inicio casi calcado, y unas frases y un sonido de guitarra durante toda la obra con una influencia patente de John Petrucci (del que seguro que Chris Green ha mamado en su aprendizaje).

“I need it now” y “Tearing down the sky” abren una segunda fase en la que se reconoce a los TYKETTO más clásicos, los del Don’t come easy o Strenght in numbers. Riffs más marcados en los que Chris Green, formidable, demuestra por qué ha sido el elegido para sustituir a Brooke St. James, haciendo olvidar por momentos que no es el rubio guitarrista el que suena, del mismo modo que Chris Childs hace lo propio con Jimi Kennedy. Puede que no sea vistoso, pero tiene una sobriedad y una elegancia que aportan una solidez a prueba de bombas. “Letting go” es un medio tiempo marca de la casa, semiacústico y bien estructurado, en el que la voz de Danny Vaughn brilla con luz propia.

13590304_1208230565888921_3492195332764330658_nEl tercer ciclo del disco está compuesto por sus temas más pesados, más densos, y de corte más americano: “The fastest man alive” suena a hard rock poderoso, rítmico y eléctrico, mientras que “Remember my name” es mucho más oscuro, más heavy, en el que la armónica inicial le da un toque particular que nos transporta al desierto de Arizona, y que en ciertos pasajes puede recordar algo a AEROSMITH. Cerrando la terna, “Sparks will fly” comienza retornando hacia la línea estilística de Danny Vaughn en solitario, para volver a los TYKETTO más clásicos en los estribillos.

El final del álbum lo componen la semi balada “Scream”, que de nuevo se sitúa en terreno conocido, dando rienda suelta a la vertiente más melódica de la banda, y en la que el teclado cobra bastante protagonismo; y “The run”, que empieza con una suerte de solo acústico (prescindible, todo hay que decirlo), para dar paso a un tema redondo, muy propio de TYKETTO, en el que guitarra acústica, eléctrica y voz conviven sobre una base rítmica formidable.

En definitiva, doce cortes que muestran una evolución significativa pero no traumática en el estilo del grupo, respetando los valores y los elementos clásicos que forjaron el estilo de TYKETTO a principio de los noventa. Anecdóticamente, no deja de parecer curioso que su tendencia al sonido tan americano choque con una formación más británica que nunca (los tres miembros nuevos proceden de Inglaterra), e incluso con el lugar de grabación (los Rockfield Studios, en Gales, donde han grabado leyendas como QUEEN o RUSH). La producción es muy limpia, permitiendo apreciar todos los detalles instrumentales, así como todos los matices de la voz, y aportando de esta manera un plus al producto final en aras de conseguir un resultado brillante.

El trabajo de todos los múaj22z1osicos de la banda es sobresaliente, empezando por el de los dos veteranos, y siguiendo por el de las tres incorporaciones, que han conseguido desterrar esa sensación que, habitualmente, se tiene cuando un grupo histórico se presenta con más de la mitad del line up renovado. No sólo tienen calidad, sino que además han sabido adaptarse al estilo de una banda a priori muy diferente a la que ellos estaban acostumbrados. Más allá de esto, no podemos dejar de destacar a Danny Vaughn, cuya mano se nota en todo el disco. No sólo tiene una voz privilegiada (posiblemente de las mejores voces de la historia del hard rock), sino que además es un musicazo cuya presencia se deja sentir incluso en una grabación de estudio, en cada arreglo y en cada detalle. Chapeau!

Reach es la prueba evidente de que TYKETTO se lo han tomado muy en serio, y de que no se van a conformar con vivir de las rentas del pasado. Además, Danny Vaughn y Michael Clayton no sólo han conseguido mantener sino también relanzar (¡y de qué manera!) al grupo, revitalizándolo por completo, y dándole una nueva vida que se antoja muy prometedora. Están aquí para quedarse, tienen una confianza brutal en lo suyo, y van a plantar cara a las nuevas generaciones del hard rock. No se trata sólo de lo que hacen, sino de cómo lo hacen.

Después de un Dig in Deep (2012) que no dejó satisfecho a nadie (ni a ellos mismos), se reivindican con un trabajo que devolverá sin duda la confianza a sus fans de siempre, y que además conseguirá hacer nuevos seguidores, tanto de la vieja como de la nueva escuela. Así que da igual si eres seguidor de TYKETTO o no: debes escuchar este Reach, que es un álbum delicioso de hard rock y que se encuentra, desde ya, entre lo mejor de 2016, y entre los mejores discos de facturados en los últimos años en este estilo. No era fácil, pero se han hecho fuertes.

Texto: Fernando Galicia Poblet

Tracklist del nuevo disco de TYKETTO:

  1. Reachtyketto-reach
  2. Big Money
  3. Kick Like A Mule
  4. Circle The Wagons
  5. I Need It Now
  6. Tearing Down The Sky
  7. Letting Go
  8. The Fastest Man Alive
  9. Remember My Name
  10. Sparks Will Fly
  11. Scream
  12. The Run

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »